Estilo y Vida

Zooterapia: Beneficios de la terapia asistida con animales

Beneficios de las terapias con animales. Foto:TECH

Descubre los beneficios que ciertos animales pueden bridar como terapia para tratar enfermedades en las personas.

Por Lucero Cetina

09/03/2021 01:29

La zooterapia o terapia asistida con animales (TAA), es una alternativa que involucra animales para servir de apoyo en tratamientos y terapias para pacientes de todas las edades con enfermedades que los debilitan y los afectan en el plano social, emocional y cognitivo, La Verdad Noticias te trae los animales más comunes que se usan para estas terapias y los beneficios que brindan a las personas.

Existen varios estudios documentados sobre los efectos positivos de la TAA a través de escalas subjetivas de autoevaluación y medidas fisiológicas objetivas, como la presión arterial, niveles hormonales, etc. La investigación ha encontrado que los animales pueden tener un efecto positivo en la salud y mejorar el estado de ánimo y la calidad de vida. El efecto positivo de ha relacionado con el vínculo humano animal. En una variedad de entornos, como prisiones, hogares de ancianos o instituciones mentales, los animales se utilizan para ayudar a personas con diferentes discapacidades o trastornos.

Terapia asistida por caninos

Terapia con perros. Foto: Terapia affinity

En la terapia asistida por perros, los perros de terapia interactúan con los clientes en intervenciones asistidas por animales para mejorar las actividades terapéuticas y el bienestar, incluido el funcionamiento físico, cognitivo, conductual y socioemocional de los clientes. Los perros de terapia bien entrenados exhiben el comportamiento que los clientes humanos interpretan como amigable y acogedor. Consuelan a los clientes a través del contacto corporal.

Promueven a los pacientes a participar en interacciones que pueden ayudar al paciente a mejorar las habilidades motoras y establecer una relación de confianza con los demás. La interacción entre los pacientes y los perros de terapia también ayuda a reducir los sentimientos estresantes y ansiosos que tienen los pacientes. Debido a esos beneficios, la terapia asistida canina se utiliza como complemento de otras terapias para tratar el diagnóstico, como el trastorno de estrés postraumático (TEPT), el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), el trastorno del espectro autista (TEA) y la demencia.

Terapia equina asistida

Terapia con caballos. Foto: Valencia caballo

La hipoterapia se promueve como un tratamiento para personas con problemas físicos o mentales. Existe una distinción entre hipoterapia y equitación terapéutica. La Asociación Americana de Hipoterapia define la hipoterapia como una estrategia de tratamiento de terapia física, ocupacional y del habla y el lenguaje que utiliza el movimiento equino como parte de un programa de intervención integrado para lograr resultados funcionales, mientras que la Asociación Profesional de Equitación Terapéutica Internacional (PATHI) define la conducción terapéutica como una clase de equitación especialmente adaptada para personas con necesidades especiales.

Según Marty Becker, los programas de hipoterapia son activos en veinticuatro países y las funciones del caballo se han expandido a la equitación terapéutica para personas con problemas físicos, psicológicos, cognitivos, sociales y de comportamiento. La hipoterapia también ha sido aprobada por la American Speech and Hearing Association como método de tratamiento para personas con trastornos del habla. Además, la psicoterapia asistida equina (PAE) utiliza caballos para trabajar con personas que tienen problemas de salud mental, a menudo no implica montar a caballo.

Terapia con delfines

Terapia con Delfines. Foto: Blasting news España

La terapia con delfines es una práctica de curación que también puede ser conocida como terapia asistida por delfines. Por lo general, implica nadar e interactuar con uno o más delfines, como un medio de estimular la curación de variedad de problemas. Generalmente, el tratamiento es recomendado por un médico, a menudo a un psicólogo o terapeuta físico, junto con el tratamiento médico tradicional para el problema. 

La terapia con delfines es una forma de terapia acuática. Generalmente considerada como una forma de terapia alternativa, se discute más a menudo en conexión con el autismo u otros trastornos del desarrollo cognitivo. Durante este tipo de terapia, los pacientes nadan en una piscina con delfines, con la ayuda de su terapeuta delfín. Esta terapia se lleva a cabo junto con otros tipos de terapia de sanación, como el masaje y la psicoterapia. Más a menudo se administra a los niños con enfermedades mentales o físicas, pero también se utiliza como terapia para los adultos, especialmente aquellos con lesiones, depresión o el trastorno de estrés post-traumático (TEPT).

Terapia con conejos

Terapia con conejos. Foto: La Vanguardia

El contacto con mascotas reduce los niveles de cortisol en sangre, responsable del estrés, y contribuye a aumentar la serotonina y las endorfinas, produciendo una agradable sensación de bienestar y relajación. Los conejos son animales dóciles, sociables, inteligentes y muy muy suaves. Estas mascotas son muy buenas candidatas para ayudar en terapia gracias a la ternura que provocan.

La terapia con conejos es de las más desarrolladas en los últimos años y ha resultado ser muy efectiva a la hora de ayudar a niños con características propias del espectro autista, con niños con parálisis cerebral o con niños con déficit de atención, con o sin hiperactividad, por ejemplo. Pero no solo, las mascotas orejotas pueden ayudar también a los ancianos de una residencia o a personas en riesgo de exclusión social.

Son muchas las razas de conejo que podrían colaborar en terapia. Cualquier animal dócil, sociable y que no sea asustadizo puede convertirse en un buen auxiliar de terapia. 

Terapia con gatos

Terapia con gatos. Foto: Ecoosfera

También se realiza la gatoterapia en lugares con pacientes enfermos, con una salud débil o en situaciones no favorables como geriátricos, hospitales o centros de atención a pacientes con autismo, por ejemplo. En el caso de los niños con autismo, la interacción con el gato les ayuda a salir de su mundo privado y adentrarse un poco en el de los demás.Se practica gatoterapia en hospitales, geriátricos y centros de atención a autistas.

La raza no es un factor que se deba tener en cuenta ya que todos los gatos sirven para llevar a cabo la gatoterapia. Lo más importante es su temperamento: un buen gato de gatoterapia debe ser tranquilo, paciente, amigable y confiado. No debe molestarle estar rodeado de gente o que le acaricien, cojan y toquen. Normalmente los niños suelen coger, mover y tocar mucho al animal, mientras que las personas mayores se conforman con acariciarlo mientras lo tienen encima.

¿Variante brasileña de Coronavirus podría afectar a toda Latinoamérica? Síguenos en Twitter para mantenerte informado.