Secciones
Tu FRACASO laboral es culpa de tus padres: estudio
Estilo y Vida

Tu FRACASO laboral es culpa de tus padres: estudio

¿Sabías que la relación que tienes con tus padres condiciona tu comportamiento en el trabajo? Si te va bien o te va mal, ¡es culpa de ellos!

por LaVerdad

Tu FRACASO laboral es culpa de tus padres: estudio

Tu FRACASO laboral es culpa de tus padres: estudio

Un mal ambiente de trabajo, compañeros irritantes y un jefe abusivo claramente influyen de forma negativa en tu desenvolvimiento laboral, sin embargo, tu manera ‘innata’ de comportarte (específicamente en el lugar de trabajo) está condicionada por la relación que tienes con tus padres.

¿Eran buenos o malos resolviendo conflictos?, ¿eran agresivos o asertivos? La manera en la que tus padres te criaron influye en tu forma de relacionarte con los demás y si te cuesta aceptar comentarios, no te gusta pedir ayuda o le tienes miedo al fracaso, probablemente ellos tengan la culpa.

Tu FRACASO laboral es culpa de tus padres: estudio
Tu FRACASO laboral es culpa de tus padres: estudio

En el lenguaje psicológico se le conoce como “estilo de apego” y de acuerdo con investigaciones recientes, este se forma con base en diversos factores: el comportamiento de nuestros padres, la relación entre ellos y nuestra propia personalidad son algunos de ellos.

De acuerdo con un estudio de la Universidad del Estado de Nueva York en Stony Brook, aquellos individuos cuyos padres se habían divorciado durante su infancia solían tener un estilo de apego inseguro. Por su parte, psicólogos de la Universidad Purdue de Indiana encontraron que aquellos que recordaban a sus padres más conflictivos tendían a tener estilos de apego más ansiosos y evasivos.

Un estilo de apego ansioso podría ser el culpable de que temas ser rechazado ante un caso de desempeño pobre; y uno evitativo podría ocasionar que desconfíes de tus compañeros y tus jefes.

Tu FRACASO laboral es culpa de tus padres: estudio
Tu FRACASO laboral es culpa de tus padres: estudio

Cómo cambiar mi estilo de apego

Ahora bien, aunque lo más fácil sería culpar a nuestros padres (o en general a cualquier persona) de nuestros problemas y fracasos, la realidad es que las investigaciones han demostrado que nuestro estilo de apego evoluciona, por lo tanto, tenemos la capacidad de aprender y eventualmente desenvolvernos de manera más saludable y segura.

Te puede interesar: ¿Cómo nos influyen las relaciones amorosas de nuestros padres?

Por ejemplo, si tienes la suerte de encontrar a una pareja confiable y amorosa, es probable que logres aumentar tu confianza y en consecuencia, desarrollar un estilo de apego seguro. Además, reflexionar sobre tu comportamiento y tus experiencias de la infancia pueden ayudarte a ser más consciente de lo que haces ‘mal’ y tomar medidas para cambiarlo.

Únete a nosotros en Instagram.

Temas

Comentarios