Estilo y Vida

Todo lo que debes saber de la dieta baja en FODMAP, para el intestino irritable

Todo lo que debes saber de la dieta baja en FODMAP, para el intestino irritable

¿Sabes que es una dieta baja en FODMAP? aquí te los explicamos para qué sirve y cómo ayuda a aliviar los síntomas del síndrome del intestino irritable.

Por La Verdad

27/07/2020 12:27

El síndrome del intestino irritable (SII) es un trastorno intestinal común que produce síntomas angustiantes como dolor abdominal, hinchazón significativa y evacuaciones intestinales alteradas que pueden pasar de la diarrea al estreñimiento.

Si bien cambiar lo que comes no te curará, un forma de abordarlo es una “dieta baja en FODMAP” la cual es un plan de alimentos recetado con mayor frecuencia para ayudar a aliviar los síntomas del SII. Los estudios demuestran que puede reducir los síntomas para la mayoría de los pacientes. Sin embargo, debido a ciertos desafíos y riesgos asociados con la dieta baja en FODMAP, vale la pena hablar con un experto antes de probarlo.

Conceptos básicos de FODMAP

La dieta baja en FODMAP aborda cuatro tipos de carbohidratos fermentables: oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles (denominados colectivamente FODMAP). Si bien los nombres suenan algo abstractos, los alimentos que se encuentran dentro de estos grupos a menudo son demasiado familiares para las personas con problemas digestivos.

Los oligosacáridos están presentes en alimentos como el trigo, los frijoles, el ajo y la cebolla, mientras que el disacárido lactosa es frecuente en productos lácteos como el helado y la leche. Los monosacáridos se refieren a alimentos con exceso de fructosa, y se encuentran en artículos como manzanas, mangos y miel. El grupo final, los alcoholes de azúcar, se encuentran en algunos productos endulzados artificialmente como el chicle, y están presentes de forma natural en alimentos como los aguacates y los champiñones.

La dieta baja en FODMAP ayuda a aliviar los síntomas del síndrome del intestino irritable

Aunque los carbohidratos FODMAP pueden provocar molestias digestivas para cualquier persona cuando se consumen en grandes cantidades, porciones mucho más pequeñas pueden empeorar los síntomas para las personas con SII.

Un enfoque multifásico para una dieta baja en FODMAP

La dieta baja en FODMAP debe llevarse a cabo en tres fases. En la primera fase, todos los alimentos con alto contenido de FODMAP se eliminan de la dieta durante un período prolongado de tiempo, a menudo de cuatro a seis semanas. En la fase dos, reintroduces sistemáticamente los alimentos restringidos, observando qué tan bien toleras aumentar las cantidades de los alimentos que reintroduces. La fase tres es la fase de personalización, en la que solo evitas los alimentos en cantidades que causan síntomas.

Este proceso multifásico puede ser complejo y confuso, y requiere un conocimiento sustancial de los alimentos. Por ejemplo, la mayoría de las variedades de leche de soya son altas en FODMAP. El tofu extra firme, por otro lado, aunque también está hecho de soja, es bajo en FODMAP. La orientación de un nutriologo puede ser útil para seguir esta dieta, pero la cobertura del seguro y las derivaciones médicas pueden ser obstáculos para programar una cita. Como resultado, algunos pacientes simplemente reciben una lista de alimentos bajos y altos en FODMAP.

Riesgos por no reintroducir alimentos ricos en FODMAP

Si bien evitar los alimentos con alto contenido de FODMAP puede ser difícil, agregar los grupos de carbohidratos nuevamente para evaluar la tolerancia puede ser aún más difícil. Algunas personas dudan en reintroducir elementos, especialmente si han experimentado un alivio significativo de los síntomas durante la fase de eliminación. Esto aumenta el potencial de riesgos nutricionales. Por ejemplo, es común que las personas que evitan los productos lácteos tengan una ingesta inadecuada de calcio.

Otros nutrientes menos conocidos, como el magnesio, también son una preocupación. Algunas de las mejores fuentes dietéticas de magnesio provienen de frijoles y nueces como almendras y anacardos, que generalmente están restringidos durante la fase inicial de la dieta. Además, las personas con SII pueden tener un mayor riesgo de deficiencia de magnesio debido a síntomas digestivos como diarrea.

También existe la preocupación de que la restricción a largo plazo de los alimentos con alto contenido de FODMAP cambie la composición de las colonias bacterianas en el intestino, lo que puede afectar negativamente la salud intestinal y posiblemente empeorar los problemas digestivos con el tiempo.

Los oligosacáridos, en particular, son una fuente de energía importante para las bacterias beneficiosas. Esto es particularmente preocupante para las personas con SII, que han demostrado tener niveles más bajos de bacterias intestinales protectoras y niveles más altos de microbios inflamatorios potencialmente dañinos. Se han sugerido los probióticos para restaurar tales desequilibrios bacterianos, pero esto sigue siendo polémico, y la American Gastroenterological Association recientemente publicó pautas que recomiendan su uso en el SII solo cuando participa en un estudio de investigación.

La dieta baja en FODMAP no es para todos

La dieta baja en FODMAP no está destinada a personas sin SII, ni es apropiada para todas las personas con la afección. Cualquier persona con un trastorno alimenticio debe evitarlo, ya que puede empeorar los síntomas y las restricciones de la dieta. Esto es particularmente notable porque aquellos con problemas gastrointestinales que parecen tener una mayor prevalencia de trastornos alimenticios en comparación con la población general.

Además, las personas con dietas ya restringidas, como los veganos o las personas con alergias alimentarias, pueden ser incapaces de satisfacer sus necesidades nutricionales en la dieta. Los que ya están desnutridos o tienen bajo peso también son malos candidatos. La dieta no está tan bien investigada para otras afecciones gastrointestinales, por lo que generalmente es mejor evitar la dieta si no tiene SII, a menos que un médico o nutriologo le indique lo contrario.

Encontrar un enfoque alternativo

TE PUEDE INTERESAR: ¿Qué dietas para bajar de peso rápido funcionan mejor?

Si la dieta baja en FODMAP no es una buena opción para ti, simplemente reduce los alimentos con alto contenido de FODMAP en tu dieta, sin eliminar por completo ningún grupo de alimentos, puede ser una alternativa. Si su dieta contiene muchos elementos comunes como ajo, cebolla, frijoles, manzanas, leche, champiñones y trigo, una reducción simple puede ayudar a disminuir los síntomas.