Estilo y Vida

Todas las obligaciones que los patrones deben cumplir ante el Infonavit

credito-hipotecario

credito-hipotecario - Juan Carlos D�az - Convertiam

Por Alejandro Mancilla

09/04/2021 10:48

Cuando una empresa o un empleador privado necesita personal para ampliar la plantilla de trabajadores de su negocio debe cumplir siempre con una serie de requisitos legales y obligaciones para con la sociedad. En el caso de México, una de las obligaciones que establece la Ley Federal del Trabajo (LFT) es que los patrones deben facilitar a sus trabajadores la prestación de vivienda.

Además, también la Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT) contempla una serie de obligaciones que los patrones deben cumplir y los trabajadores deben conocer. Pero, ¿realmente se sabe qué derechos puede exigir un trabajador a su empresa?

Para resolver esta duda y dejar claro cuáles son las obligaciones reales que los patrones deben cumplir ante el Infonavit, en el día de hoy hemos querido preparar un artículo que resuma toda esta materia para no dejar margen de error. Aún así, si queréis obtener más información (como trabajadores o como empleadores) os recomendamos sacar cita Infonavit directamente. Allí, se puede consultar de forma más exhaustiva todo tipo de información relativa a trámites, requisitos, documentación, servicios y denuncias.

¿En qué consisten las obligaciones con Infonavit?

En primer lugar, antes de comentar las diferentes obligaciones de los empleadores, hay que tener claro en qué consiste realmente Infonavit y en qué se basa esta obligación de pago por parte de los patrones.

De acuerdo con las comentadas leyes de empleo y vivienda para los trabajadores, se establece que los patrones tienen la obligación de aportar una parte del salario de sus trabajadores, pagando este porcentaje directamente a Infonavit.

Por este motivo, los trabajadores deben asegurarse de que su patrón cumple con sus aportaciones y los patrones deben conocer bien cuáles son sus obligaciones frente a esta institución para evitar enfrentarse a multas y requerimientos.

Realizar la inscripción del trabajador

La primera de las obligaciones de un patrón con sus asalariados es inscribir a todos ellos en el registro de Infonavit. Para esta inscripción se establece un plazo de cinco días hábiles a partir del inicio de la relación laboral, de forma que los trabajadores pasan a ser derechohabientes de la empresa.

Con este registro, el patrón debe aportar a Infonavit el nombre del trabajador, el salario establecido y el Número de Seguridad Social. Del mismo modo, el patrón también está obligado a comunicar las modificaciones en el contrato (sobre todo en cuanto a la remuneración) para adaptar la cuota al salario.

Costear las aportaciones patronales

Cada dos meses, los patrones de cada empresa deben realizar una serie de aportaciones patronales al Infonavit por cada derechohabiente que hayan registrado en su empresa. Mediante el costeo de estas aportaciones, se garantiza que los trabajadores de la empresa puedan acceder a la compra de una vivienda mediante un crédito hipotecario expedido por Infonavit.

A través de estas aportaciones, se crea la llamada Subcuenta de Vivienda de Infonavit, mediante la cual los trabajadores irán acumulando puntos y bonificaciones. A partir de haber acumulado un mínimo de 116 puntos, los trabajadores podrán optar a ser candidatos a un crédito de la institución o, en caso de no solicitar un crédito hipotecario, a retirar la suma de dinero que se haya acumulado en la Subcuenta.

Abonar los pagos puntuales correspondientes

Otra de las obligaciones clave de los patrones respecto a sus trabajadores es el hecho de abonar los pagos correspondientes de manera puntual y en el porcentaje exacto. El porcentaje que corresponde pagar a la patronal es del 5 por ciento del salario del trabajador, donde se debe contemplar el propio sueldo y todo tipo de pluses, bonificaciones, prestaciones y otras cuotas. Además, este porcentaje nunca debe suponer una pérdida de dinero para el trabajador, que debe seguir percibiendo la misma cantidad de ingresos mensuales.

No demorar el pago más de 45 días

Las aportaciones patronales comentadas deben realizarse siempre de manera bimestral y no deben contar con un retraso mayor a 45 días, ya que esta demora podría afectar a los derechos del trabajador. En caso de encontrar un retraso superior a este plazo es necesario que el trabajador se ponga en contacto con Infonavit, bien para corroborar que no haya ningún error con sus datos o algún problema administrativo, o bien para presentar una queja por el impago por parte del patrón.

Descontar la cuota mensual acordada por cada nómina

Finalmente, la última de las obligaciones que se deben tener en cuenta es que, si el trabajador cuenta con un crédito vigente a liquidar con Infonavit, el patrón será el encargado de retener el pago mensual acordado directamente de su salario.

En caso de no realizar esta retención la cantidad mensual para satisfacer el préstamo hipotecario deberá abonarse mediante un crédito fiscal, ya que el patrón es también responsable solidario del pago de la cuota establecida.

Además de todas estas obligaciones comentadas por parte del patrón con el trabajador y, concretamente, con Infonavit, las empresas también deben cumplir con otras responsabilidades como facilitar el acceso a inspecciones y visitas realizadas por el Instituto o expedir un informe periódico con toda la información exacta al trabajador y al propio Infonavit, en el que se declaren las contribuciones patronales realizadas.