Estilo y Vida

Té de jengibre en polvo ¿Cuáles son sus beneficios y cómo prepararlo?

Beneficios del jengibre en polvo

El té de jengibre en polvo contiene propiedades antiinflamatorias y analgesicas para la salud, prepáralo de esta forma.

Por Lucero Cetina

14/05/2021 12:23

El té de jengibre en polvo es muy sencillo de preparar, el condimento en polvo es mucho más concentrado que la raíz, por lo que tiene más olor y sabor en menos cantidad y puedes usarlo en gran cantidad de recetas, La Verdad Noticias te comparte algunas de ellas.

Beneficios del jengibre y cómo conseguirlo en polvo

Jengibre en polvo

El jengibre contiene un 40-45% de hidratos de carbono, un 6-8% de grasas (oleicas y linoleicas), aminoácidos como la arginina y el triptófano, una amplia variedad de minerales, vitamina C, niacina, flavonoides y ácido oxálico.

Debido a su poder antibacteriano, funciona como protector del sistema digestivo, además de antidiarreico debido a que aumenta la proporción de bacterias beneficiosas. También favorece la circulación sanguínea, ayuda a prevenir la gripe y los resfriados, y es hipocolesterolemiante, antiinflamatorio y analgésico natural.

El jengibre en polvo es un ingrediente extraordinario y muy fácil de usar que puedes adaptar a tus platos y gustos, puedes obtenerlo de la siguiente manera:

-Pulverizar el jengibre en casa

-Comprarlo

El jengibre en polvo es una especia bastante común. Normalmente lo puedes encontrar en supermercados, tiendas de productos naturales, pequeños negocios locales y por supuesto, en tiendas online.

¿Cómo preparar el té de jengibre en polvo?

Preparación del té de jengibre
  • Té de jengibre

Para preparar el té de jengibre tienes que llevar a ebullición dos tazas de agua, añade dos cucharadas soperas de jengibre en polvo, mezcla y deja reposar hasta que el agua esté templada. Filtra la infusión y, al servirla, añade unas gotas de limón y azúcar.

  • Condimenta tus comidas

Además del té de jengibre en polvo puedes usar esta especia para dar un toque exótico a tus platos como sopas, purés, carnes, pescados y salsas. Se trata de un producto muy versátil con el que, dependiendo de la cantidad que uses, obtienes un toque picante, dulce o amargo para tus platos. Lo recomendable es añadir media cucharada al plato y probar cada poco para saber si tiene el sabor deseado.

Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado.

Lee también