Secciones
Advierten que el “síndrome de la cabaña”, supuestamente causado por la cuarentena del COVID-19, podría no ser real. Foto: www.shutterstock.com
Estilo y Vida

Síndrome de la cabaña, posible consecuencia tras la cuarentena: ¿realmente existe?

Descubre por qué el "síndrome de la cabaña" que podría sufrirse luego de la cuarentena no es real.

por LaVerdad

Advierten que el “síndrome de la cabaña”, supuestamente causado por la cuarentena del COVID-19, podría no ser real. Foto: www.shutterstock.com

Advierten que el “síndrome de la cabaña”, supuestamente causado por la cuarentena del COVID-19, podría no ser real. Foto: www.shutterstock.com

Tras meses de cuarentena, la nueva normalidad parece un sueño hecho realidad, y aunque es una buena noticia para muchos, también ha corrido el rumor que la sociedad podría presentar un trastorno psicológico al que han llamado el “síndrome de la cabaña”; sin embargo, este no existe y no es general, ¡te decimos el por qué!

El “síndrome de la cabaña” no existe

Noelia Vargas Garrido, es la psicóloga que ha aclarado la relación entre el supuesto “síndrome de la cabaña” y la cuarentena, de acuerdo con ella, no tiene nada que ver con la psicología, sino más bien es una enfermedad del sistema respiratorio que es llamado ‘síndrome pulmonar por hantavirus’, y suele darse por contacto con ratones o sus heces que estén infectados con el virus.

Explicó que, se ha relacionado con la cuarentena, porque el mejor conocido como “fiebre de la cabaña”, es una afección de salud que puede darse cuando una persona pasa mucho tiempo en aislamiento en cabañas rurales donde se puede tener contacto con dichos roedores.

El “síndrome de la cabaña”, surgió para explicar los síntomas psiquiátricos de personas aisladas en condiciones extremas en Estados Unidos. Foto: www.shutterstock.com
El “síndrome de la cabaña”, surgió para explicar los síntomas psiquiátricos de personas aisladas en condiciones extremas en Estados Unidos. Foto: www.shutterstock.com

Aunque, psicólogos, también han indicado que el supuesto “síndrome de la cabaña”, apareció para poder dar explicación a los síntomas psiquiátricos provocados por personas en situaciones extremas como las que viven los habitantes estadounidenses de las zonas con temperaturas muy bajas que deben hibernar durante el invierno; sin embargo, no hay nada que temer, pues la población en cuarentena por el COVID-19 no se acerca en nada a dichas circunstancias.

Noelia Vargas Garrido, aseguró que la cuarentena ha sido un cambio radical en la vida de millones de personas, y al cual cada quién reaccionará diferente; sin embargo, ha sido está una gran opción para descubrir los efectos en la salud del aislamiento, ya sean buenos o negativos.

Además, destacó que aun cuando asusta a las personas el hecho de estar en cuarentena, debido al miedo a contagiarse de COVID-19, así como de la crisis económica, se debe ver que también ha tenido cosas favorables para las familias, mismas que ahora pueden pasar más tiempo juntas, así como la importancia de la salud en un estilo de vida ahogado por el consumo y la producción, pues comentó:

“Nos cuidamos para poder ser más productivos y mantener un nivel mínimo.”

Cada persona es un mundo

Aunque indicó que aún no se puede decir que exista un “síndrome de la cabaña”, es vital entender que cada familia y persona es un caso único, pues serán sus condiciones de cuarentena las que tendrán la última palabra, y estas van desde lo económico, hasta las son únicamente hablando de inmueble en el que viven, ya que puede haber personas que vivan en casas muy amplias y aquellas que tengan espacios muy reducidos que podrían estresarlos.

Recomendaciones tras la cuarentena

Noelia Vargas Garrido, comentó que no debemos huir de sentir miedo o estrés por la situación, porque es una reacción natural de nuestro cuerpo al verse enfrentar una cuarentena por el COVID-19; sin embargo, sí indicó que es necesario aprender a reaccionar a dichas situaciones de manera más funcional y controlada.

Algunas de las recomendaciones que brinda es realizar la exposición a sitios donde hay más personas de forma progresiva, y poco a poco ir llevando de nuevo las rutinas, claro cumpliendo todas las medidas para evitar el COVID-19.

Además, recomendó buscar apoyo psicológico, para que se pueda tener una evaluación precisa e individual, evitando así que la situación se nos vaya de las manos.

TE PUEDE INTERESAR: COVID-19 provoca el Síndrome Inflamatorio Multisistémico, alertan médicos

Aseguró, también que no se deben poner etiquetas a lo que cada persona enfrente al volver a la nueva normalidad, simplemente se debe pedir ayuda si se siente que no se puede hacer el regreso sola o solo, si miedo a que las personas juzguen dicha acción.

Con información de hipertextual.com.

Temas

Comentarios