Estilo y Vida

¿Qué pasa si hay exceso de vitamina D en el cuerpo?

¿Qué pasa si hay exceso de vitamina D en el cuerpo?

El exceso de vitamina D puede generar toxicidad, por ello es importante tomar las dosis recomendadas y prestar atención a los síntomas.

Por Naye Valdez

04/05/2021 07:22

El exceso de vitamina D en el cuerpo podría ser perjudicial para nuestra salud y podría generar toxicidad, también llamada hipervitaminosis. Es extremadamente raro que suceda, pero ocurre por dosis extremas de la vitamina. Por lo general se desarrolla con el tiempo, ya que el nutriente se puede acumular en nuestro cuerpo.

Casi todas las sobredosis de vitamina D son el resultado de tomar grandes cantidades de suplementos de vitamina D. Es casi imposible obtener demasiada vitamina D de la luz solar o de los alimentos como para que generen toxicidad.

La intoxicación por vitamina D se produce cuando los niveles sanguíneos superan los 150 ng / ml (375 nmol / l). Debido a que la vitamina se almacena en la grasa corporal y se libera al torrente sanguíneo lentamente, los efectos de la toxicidad pueden durar varios meses después de que deje de tomar suplementos.

Es importante destacar que la toxicidad no es común y ocurre casi exclusivamente en personas que toman suplementos a largo plazo en dosis altas sin controlar sus niveles en sangre.

También es posible consumir inadvertidamente exceso de vitamina D tomando suplementos que contienen cantidades mucho más altas que las que se enumeran en la etiqueta.

Consecuencias del exceso de vitamina D

El exceso de vitamina D puede ser peligroso para nuestra salud

A continuación te presentamos 6 efectos principales del exceso de vitamina D.

  1. Niveles sanguíneos elevados
  2. Niveles elevados de calcio en sangre: La vitamina D ayuda a su cuerpo a absorber el calcio de los alimentos que consume. Sin embargo, si la ingesta de vitamina D es excesiva, el calcio en sangre puede alcanzar niveles que pueden causar síntomas desagradables y potencialmente peligrosos.
  3. Náuseas, vómitos y falta de apetito.
  4. Dolor de estómago, estreñimiento o diarrea
  5. Pérdida ósea: demasiada vitamina D puede ser perjudicial para la salud ósea.
  6. Insuficiencia renal: La ingesta excesiva de vitamina D frecuentemente resulta en daño renal.

Ya sabemos que nos podría pasar si consumimos exceso de vitamina D, pero ¿cómo ocurre la toxicidad por este nutriente? Como hemos informado la toxicidad de la vitamina D implica que los niveles de vitamina D en el cuerpo son tan altos que causan daño. También se denomina hipervitaminosis D.

La vitamina D es una vitamina soluble en grasa. A diferencia de las vitaminas solubles en agua, el cuerpo no tiene una manera fácil de deshacerse de las vitaminas solubles en grasa. Por esta razón, pueden acumularse cantidades excesivas dentro del cuerpo.

Sabemos que la forma activa de vitamina D funciona de manera similar a una hormona esteroidea. Viaja dentro de las células y les dice que activen o desactiven los genes.

Por lo general, la mayor parte de la vitamina D del cuerpo está almacenada, unida a receptores de vitamina D o proteínas transportadoras. Sin embargo, cuando la ingesta de vitamina D es extrema, los niveles pueden llegar a ser tan altos que no queda espacio para los receptores o las proteínas transportadoras.

Esto puede conducir a niveles elevados de vitamina D "libre" en el cuerpo, que puede viajar dentro de las células y abrumar los procesos de señalización afectados por la vitamina D. Es así como el exceso de proteínas daña al cuerpo humano.

¿Cómo sé que tengo exceso de vitamina D? síntomas

Tomar el sol no puede generar exceso de vitamina D

Existen ciertos síntomas que nos pueden poner en alerta sobre el exceso de vitamina D, aunque estos en ocasiones suelen ser confundidos con otros malestares, por eso debes prestar especial atención a ellos si los presentas.

La principal consecuencia de la toxicidad de la vitamina D es una acumulación de calcio en la sangre, denominada hipercalcemia. Los primeros síntomas de la hipercalcemia incluyen náuseas, vómitos, diarrea, estreñimiento y debilidad.

También se puede desarrollar sed excesiva, un nivel alterado de conciencia, presión arterial alta, calcificación en los conductos renales, insuficiencia renal o pérdida auditiva, un latido cardíaco irregular, debilidad, somnolencia, dolor de cabeza, fatiga, boca seca o sabor metálico en la boca, dolor muscular o de huesos, pérdida del apetito.

La hipercalcemia causada por la ingesta regular de grandes cantidades de suplementos de vitamina D puede tardar algunos meses en resolverse.

Exceso de vitamina D en bebés y niños

La FDA alerta sobre la vitamina D en goteros

En cuanto al exceso de vitamina D en bebés y niños la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) advierte sobre el riesgo potencial de sobredosis con vitamina D líquida, principalmente en las que vienen en presentaciones de goteros.

Algunos suplementos de vitamina D líquidos en el mercado vienen con goteros que podrían permitir a los padres y cuidadores dar accidentalmente cantidades dañinas de la vitamina a un bebé. Estos goteros pueden contener una mayor cantidad de vitamina D líquida de la que debería recibir un infante.

La vitamina D es importante para el cuerpo humano, promueve la absorción de calcio en el intestino y juega un papel clave en el desarrollo de huesos fuertes de los infantes. Sin embargo el exceso de vitamina D puede ser peligroso, por lo que la FDA ha dado unas recomendaciones:

  • Asegúrese de que su bebé no reciba más de 400 unidades internacionales (UI) de vitamina D al día.
  • Mantenga el producto de suplemento de vitamina D en su paquete original para que usted y otros cuidadores puedan seguir las instrucciones.
  • Use solo el gotero que viene con el producto; está fabricado específicamente para ese producto.
  • Si su bebé está siendo alimentado total o parcialmente con fórmula infantil, consulte con su pediatra u otro profesional de la salud antes de administrarle suplementos de vitamina D.

¿Cuál es la dosis diaria de vitamina D?

Evita el exceso de vitamina D siguiendo la guia

Para las personas que no reciben suficiente luz solar, los suplementos pueden ser importantes, pero un exceso de vitamina D puede hacer daño. Las pautas para los niveles sanguíneos de vitamina D son las siguientes

  • Suficiente: 20-30 ng / ml o 50-75 nmol / L.
  • Límite superior seguro: 60 ng / ml o 150 nmol / L.
  • Tóxico: por encima de 150 ng / mL o 375 nmol / L.

Una ingesta diaria de vitamina D de 1000 a 4000 UI (25 a 100 microgramos) debería ser suficiente para asegurar niveles sanguíneos óptimos para la mayoría de las personas.

El Departamento de Salud de Estados Unidos lanza las siguientes recomendaciones para saber cuánta necesitas consumir al día según tu edad, para que no tengas exceso de vitamina D de ahí establece:

  • Bebés de hasta 12 meses de edad necesitan al día 10 mcg (400 UI)
  • Niños de 1 a 13 años, adolescentes de 14 a 18 años y personas adultas con 19 a 70 años de edad requieren 15 mcg (600 UI)
  • Personas con más de 71 años de edad requieren de 20 mcg (800 UI)
  • Las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia necesitan 15 mcg (600 UI)

Entonces, ¿cuándo es tóxica la vitamina D? Según el Instituto de Medicina, 4000 UI es el nivel superior seguro de ingesta diaria de vitamina D. Sin embargo, no se ha demostrado que dosis de hasta 10.000 UI causen toxicidad en individuos sanos.

La toxicidad de la vitamina D generalmente es causada por dosis excesivas de suplementos de vitamina D, no por la dieta o la exposición al sol.

Se ha demostrado que una ingesta diaria que oscila entre 40.000 y 100.000 UI (1000-2500 microgramos), durante uno a varios meses, causa toxicidad en los seres humanos.

Esto es de 10 a 25 veces el límite superior recomendado, en dosis repetidas. Las personas con toxicidad por vitamina D suelen tener niveles en sangre superiores a 150 ng / ml (375 nmol / L).

Recordemos que todos podemos tomar vitaminas D, desde los bebés, niños, adolescentes, mujeres embarazadas, adultos hasta los ancianos, pero siempre hay que tener en cuenta las dosis recomendadas para cada edad para asói evitar acumular en nuestros cuerpos un exceso de vitamina D.

¿Como eliminar el exceso de vitamina D?

Se puede combatir la intoxicación por vitamina D

Si tienes exceso de vitamina D en el cuerpo no te preocupes, pues existen tratamientos para contrarrestarlo. El tratamiento de la intoxicación por vitamina D incluye evitar la exposición al sol y eliminar toda la vitamina D dietética y suplementaria.

Su médico también puede corregir sus niveles de calcio con un aumento de sal y líquidos, a menudo con una solución salina intravenosa.

Se ha planteado la hipótesis de que otras dos vitaminas liposolubles, la vitamina K y la vitamina A, pueden desempeñar un papel importante en la toxicidad de la vitamina D.

La vitamina K ayuda a regular dónde termina el calcio en el cuerpo, y grandes cantidades de vitamina D pueden agotar las reservas corporales de vitamina K. Una mayor ingesta de vitamina A puede ayudar a evitar que esto suceda al ahorrar las reservas de vitamina K.

Otro nutriente que puede ser importante es el magnesio. Es uno de los nutrientes necesarios para mejorar la salud ósea. Por lo tanto, tomar vitamina A, vitamina K y magnesio con vitamina D puede mejorar la función ósea y reducir las posibilidades de que otros tejidos se calcifican. Tenga en cuenta que estas últimas son sólo hipótesis, pero puede ser prudente asegurarse de que está obteniendo suficientes de estos nutrientes, para así evitar un exceso de vitamina D.

Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado.