Secciones
¿Qué es un detox mental?
Estilo y Vida

¿Qué es un detox mental?

¿Alguna vez te haz peguntado qué es y cómo funciona un detox mental? Aquí te contamos cómo podemos desengancharnos de los pensamientos que nos ofuscan, siguiendo unas sencillas claves para depurar nuestra mente.

por LaVerdad

¿Qué es un detox mental?

¿Qué es un detox mental?

Nuestro cerebro fabrica fantasías, preocupaciones y obsesiones alejadas de la realidad en las que quedamos atrapados, pero podemos desengancharnos de los pensamientos que nos ofuscan, siguiendo unas sencillas claves para depurar nuestra mente.

¿Está [email protected] de vivir [email protected] dentro del parloteo de su mente? ¿Le gustaría dejar de estar [email protected] a los pensamientos que entran en su cabeza sin pedirle permiso y siguen dando vueltas en ella, provocándole reacciones de pena, miedo, rabia o vergüenza...?.

“La felicidad no depende de donde ponemos los pies, sino de dónde está la cabeza, y nuestros ánimos merodean por el lugar por el que andan nuestros pensamientos”, según la doctora en Psicología Jenny Moix, profesora titular de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), en España.

La felicidad no depende de donde ponemos los pies, sino de donde está la cabeza.

“Si en algún momento logramos ser conscientes del contenido de nuestros pensamientos, verlos con cierta distancia, entonces se abre la posibilidad de darnos cuenta de que, quizás, nos estamos ofuscando por alguna idea carente de sentido”, señala Moix, que aborda este tema en su último libro, Mi mente sin mí.

¿Es posible controlar la mente?

“Para controlar la mente, el primer error es querer controlarla. Es tan paradójico como cierto”, responde Moix.

“Cerremos los ojos e intentemos estar cinco minutos centrados únicamente en la respiración. Nos resultará imposible.

Entrarán pensamientos en la cabeza sin pedir permiso: el email que tenemos que enviar, lo que nos dijo un amigo ayer… En la cabeza no existe un botón de encendido y apagado para parar lo que pensamos”, explica la experta.

Para controlar la mente, el primer error es querer controlarla.

Moix explica que “no podemos controlar la mente como un aparato y debemos tratar los pensamientos como si fueran nubes: cuando aparecen los dejamos pasar sabiendo que el sol siempre está detrás. Se trata de no
quedarnos enganchados en lo que pensamos”.

Aunque Moix reconoce que desengancharse de lo que pensamos resulta difícil, porque lo que pensamos creemos que es cierto, que es la realidad, pero la mayoría del tiempo lo que hace nuestro cerebro es fabricar pensamientos muy alejados de lo real.

Esta doctora en psicología explica en qué consisten y cómo podemos desintoxicar nuestra mente de tres de las formas más frecuentes de pensamientos intrusos: las fantasías incontroladas, las preocupaciones
circulares y las obsesiones parasitarias.

Peligrosas fantasías

“Cuando no estamos concentrados en algo, nuestro pensamiento empieza a divagar, se va fuera del presente. A veces se va al pasado, a veces al futuro, … y otras veces al mundo de la fantasía”, explica Jenny Moix. Tranquis…

“La preocupación es como rumiar y tiene una forma circular. Cada vez es más difícil salirse del círculo porque las vías neuronales por donde pasan esas ideas están cada vez más sensibilizadas. Es como si el mono siempre caminara por el mismo camino, y esa ruta cada vez está más marcada y resulta
más difícil desviarse”, señala Moix.

Moix reconoce que deshacerse de una preocupación podría ser así de fácil, simplemente soltarla, pero lo que vemos claro en los demás no lo vemos en nosotros y ¡esa es la gran barrera!.

Cuando no estamos concentrados en algo, nuestro pensamiento empieza a divagar.

“Una obsesión, sería como un parásito que se ha instalado en nuestra mente y la ha conquistado, que roba toda nuestra energía, haciendo que no tengamos la suficiente para trabajar, para disfrutar, para nada. ¡Estamos absorbidos”, señala la doctora en Psicología- Moix.

Para Moix es un error querer controlar esa imagen mental llamada obsesión: “queremos controlar el exterior para rebajarla a través de una conducta compulsiva, limpiando mucho, o bien queremos eliminar los pensamientos obsesivos como si se pudieran borrar de la cabeza”.

“La meditación es una técnica útil para darnos cuenta de que nuestros pensamientos solo son pensamientos y no realidades”, concluye Jenny Moix.

“Normalmente. Detrás de una preocupación hay un miedo que nos tiene allí enjaulados. La única forma de romper el círculo vicioso de la preocupación es pasar a la acción superando el miedo con confianza”

“La felicidad no depende de donde ponemos los pies, sino de dónde está la cabeza, y nuestros ánimos merodean por donde andan nuestros pensamientos” ,- JENNY MOIX Doctora en Psicología

Temas

Comentarios

Te puede interesar