Estilo y Vida

¿Qué es la temporada de ozono y cómo afecta a pacientes COVID-19?

¿Qué es la temporada de ozono y cómo afecta a pacientes COVID-19?

Los pacientes recuperados de COVID-19 deben tener cuidado durante la llamada "temporada de ozono", pero, ¿qué significa esto?

Por Elizabeth Trujillo

27/02/2021 04:51

La Secretaría de Salud reveló que alrededor de 1 millón 625 mil 328 personas en México se han recuperado de COVID-19, aunque continúan con secuelas de la enfermedad.

Además de las secuelas de COVID-19, que incluyen problemas respiratorios, dolores musculares, fatiga, migrañas, entre otros, la llamada “temporada de ozono”, también podría provocar varias complicaciones a los pacientes recuperados.

Pacientes recuperadas de COVID-19 deben cuidarse de la contaminación del aire

En La Verdad Noticias te explicamos porque está llamada “temporada de ozono”, que comenzó este febrero y continuará hasta junio, representa un riesgo para los pacientes recuperados de COVID-19.

¿Qué es la temporada de ozono?

En México, se conoce como temporada de ozono al período cuando la concentración de ozono llega a los niveles más altos del año, además los índices de contaminación se incrementan con mayor frecuencia.

Estos altos niveles de contaminación se deben a un incremento de radiación solar, poca humedad, escasez de viento y mayor tráfico de automóviles por la Semana Santa que se acerca.

¿Cómo afecta a los pacientes COVID-19?

Las personas recuperadas de COVID-19, e incluso aquellas aún lidiando con la enfermedad desde casa, son más vulnerables a los contaminantes en el aire cuyos niveles aumentan durante la temporada de ozono.

Estos contaminantes son dañinos hasta para las personas saludables, principalmente niños y adultos mayores, y puede afectar principalmente el sistema inmune, por lo que las personas con problemas respiratorios incluidos el coronavirus, corren mayor riesgo a complicaciones.

Efectos del ozono en el cuerpo humano

Patricia Segura Medina, investigadora del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), confirmó que las personas que se han recuperado de COVID-19 siguen teniendo problemas respiratorios meses después de su recuperación.

La especialista recomendó a estas personas limitar su exposición a la “temporada de ozono”, manteniéndose en casa para evitar que las secuelas del COVID-19 se agraven por la abundancia de partículas de ozono.

Clonan al primer hurón de patas negras en Estados Unidos, ¿salvarán a la especie de la extinción? Síguenos en Google News para mantenerte informado.