Estilo y Vida

Posiciones sexuales para enamorar a tu esposa

Posiciones sexuales para enamorar a tu esposa

Posiciones sexuales para enamorar a tu esposa

Existen muchas posiciones sexuales para enamorar a tu esposa y que la chispa del amor se encienda de placer, toma nota.

Por Lucero Cetina

07/11/2021 02:22

Las posiciones sexuales para enamorar a tu esposa pueden ayudar a romper la monotonía conyugal y lograr que tengan orgasmos mucho más placenteros, más allá de las posiciones comunes como el perrito o el misionero existen gran cantidad de posturas que les ayudará a reavivar la pasión.

No todas las posiciones tienen por qué gustarles a todas las parejas, sin embargo es recomendable experimentar juntos las posturas que les hagan sentir más placer como pareja. Las posiciones sexuales son solo una parte de la fórmula para el buen sexo, es muy importante hablar y tener complicidad.

Si deseas conocer las mejores posiciones sexuales que matan a las mujeres, a continuación La Verdad Noticias te comparte las posturas más recomendadas para alcanzar el orgasmo y las posiciones sexuales para enamorar a tu esposa.

Posiciones sexuales para alcanzar el orgasmo

Posiciones sexuales para enamorar a tu esposa

De acuerdo con los expertos, existen posiciones sexuales que ayudan a llegar al orgasmo. ‘El perrito’ (el hombre detrás), ‘la cuchara’ (ambos mirando hacia el mismo lado) o ‘la amazona’ (la mujer situada encima, mirando hacia delante o hacia atrás) son las mejores opciones para lograrlo.

¿Cuántas posiciones sexuales existen?

¿Cuántas posiciones sexuales hay?

De acuerdo con el Kamasutra del sexo existe un total de 64 posiciones sexuales. Tal y como describe el especialista Daud Ali, según este libro hay 8 maneras básicas y 8 posiciones con las cuales pueden cruzarse para conformar una variante. Incluidas las posiciones sexuales que matan a las mujeres.

Posiciones para llegar al punto G

Si quieres estimular el punto G durante las relaciones sexuales, existen ciertas posiciones que funcionan mejor que otras, estas son:

  • Vaquera

Pide a tu pareja que se acueste boca arriba, luego colócate encima y móntala. Esta posición te permite tener el control total sobre el ritmo, profundidad y ángulo de penetración para que puedas enfocarte en encontrar tu punto G.

En lugar de moverte hacia arriba y abajo, prueba moverte hacia atrás y adelante para estimular la región del punto G contra la pared interior de tu vagina. Combinarlos también puede ayudar, así que no temas experimentar con diferentes velocidades y ángulos.

  • Estilo perrito

Empieza sobre manos y rodillas con tu pareja detrás de ti. Durante la penetración, intenta recostarte sobre tus antebrazos o empujar tus caderas hacia atrás para cambiar el ángulo hasta que encuentres la posición que funcione mejor para ti. Si lo deseas, prueba una variación diferente al acostarte boca abajo con tus piernas colgando del borde de la cama, lo que permitirá que tu pareja se pare detrás de ti y penetre desde allí.

  • Misionera cerrada

Una variación de la clásica posición de misionera, esta posición te permite una mayor estimulación sin la profundidad de la penetración. Empezarás de espalda en la posición de misionera antes de juntar tus piernas. Luego, las piernas de tu pareja deberán montar las tuyas, lo que permite una mayor presión.

Aunque esta penetración superficial no permite tanta profundidad, sí crea una sensación más fuerte y mayor fricción contra tu punto G, así que podría ser la forma perfecta de ayudarte a lograr un orgasmo. Sin duda, unas de las posiciones sexuales para enamorar a tu esposa.

¡Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado con las noticias de hoy!

Lee también