Estilo y Vida

¿Para qué sirven las vacunas y cómo funcionan?

¿Para qué sirven las vacunas?

Las vacunas son preparaciones que generan inmunidad en las personas, expertos en salud explica para qué sirven las vacunas.

Por Lucero Cetina

30/04/2021 11:26

Alguna vez te has preguntado ¿para qué sirven las vacunas? Estas preparaciones se utilizan para reforzar el sistema inmunitario y prevenir enfermedades graves y potencialmente mortales a las cuales podemos estar expuestos sin saberlo.

Las vacunas son aquellas preparaciones (producidas con toxoides, bacterias, virus atenuados, muertos o realizadas por ingeniería genética y otras tecnologías) que se administran a las personas para generar inmunidad activa y duradera contra una enfermedad estimulando la producción de defensas. A continuación La Verdad Noticias te explica como actúan en el cuerpo para protegernos.

¿Para qué sirven las vacunas en la salud?

¿Para qué sirvan las vacunas en la salud?

Durante unas semanas después del nacimiento, los bebés tienen algo de protección contra los microbios que les causan enfermedades. Esta protección se transmite de la madre a través de la placenta antes del nacimiento. Después de un corto tiempo, esta protección natural desaparece, sigue leyendo para saber para qué sirven las vacunas.

Las vacunas ayudan a proteger contra muchas enfermedades que solían ser mucho más comunes. Los ejemplos incluyen tétanos, difteria, paperas, sarampión, tos ferina (tos convulsiva), meningitis y poliomielitis. Muchas de estas infecciones pueden causar enfermedades serias o potencialmente mortales y pueden llevar a discapacidades de por vida. Gracias a las vacunas, muchas de estas enfermedades ahora son poco frecuentes.

¿Qué tipos de vacunas existen?

Tipos de vacunas

Actualmente, están disponibles cuatro tipos diferentes de vacunas:

  • Vacunas de virus vivos

Las vacunas de virus vivos usan la forma del virus debilitada (o atenuada). La vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola (triple viral) y la vacuna contra la varicela (viruela) son ejemplos.

  • Vacunas muertas

Las vacunas muertas (inactivadas) se hacen de una proteína u otros pequeños fragmentos tomados de un virus o bacteria. La vacuna contra la tos convulsiva (tos ferina) es un ejemplo.

  • Vacunas toxoides

Las vacunas toxoides contienen una toxina o químico producido por la bacteria o virus. Estas vacunas lo hacen inmune a los efectos dañinos de la infección, en lugar de a la infección en sí. Algunos ejemplos son las vacunas antidiftérica y antitetánica.

  • Vacunas biosintéticas

Las vacunas biosintéticas contienen sustancias artificiales que son muy similares a pedazos de virus o bacterias. La vacuna contra la hepatitis B es un ejemplo.

¿Cómo funcionan las vacunas en el cuerpo?

¿Cómo funcionan las vacunas?

Cuando se administra una vacuna el sistema inmunológico reconoce el antígeno, interpreta que se trata de la enfermedad y produce anticuerpos (defensas) contra esta.

Por eso si la persona entra en contacto con el microorganismo contra el cual fue vacunada en algún momento de su vida, las defensas generadas gracias a la vacuna se encargan de protegerla para evitar la enfermedad o que ésta sea leve.

En la actualidad existen vacunas combinadas, como la trivalente o la hexavalente, que permiten inmunizar simultáneamente frente a varias enfermedades importantes. Y todo ello sin riesgos apreciables, ya que los efectos adversos de las vacunas son muy leves (enrojecimiento leve y dolor en el lugar de la inyección, fiebre o dolores musculares ) y muy raramente graves.

Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantente informado.