Secciones
Estilo y Vida

¡Ortorexia! Obsesión por comer bien que perjudica a la salud

por La Verdad

Agencias/Diario La Verdad Francia.- ¿En qué momento el comer sano se volvió perjudicial? Y es que las dietas en las que se eliminan varios grupos de alimentos que se consideran poco saludables son cada vez más frecuentes y populares en la población. Definimos  entonces que la ortorexia es la obsesión por comer bien que perjudica la salud. Este desorden alimenticio se identificó por vez primera en los Estados Unidos en los años 90´s.

Las personas que sufren de ortorexia "son prisioneras de reglas que se imponen en sí mismas", menciona el profesor de psicología Patrick Denoux.

Este tipo de desordenes alimenticios pueden manifestarse en simples hábitos como limitarse a comer solo frutas recién cosechadas, pero en los casos más graves puede conducir a adoptar comportamientos obsesivos compulsivos que pueden llegar a provocar una severa desnutrición o al aislamiento social.

En un periodo de 18 meses, Sabrina Debusquat, pasó de ser vegetariana a vegana, antes de eliminar por completo de su dieta cualquier alimento cocido y limitarse a comer frutas.  "Quería alcanzar un tipo de estado de pureza", explica esta francesa de 29 años.
La joven de origen francés llevaba una dieta de orden estricto que le conllevó a perder el cabello, todo originado por su obsesión por perder peso.
"Tenía la impresión de ser dueña de la verdad sobre la mejor manera de alimentarse para mantenerse sano. Mi cuerpo estaba tiranizando mi mente", señala.
Cuenta Debusquat, quien publicó un libro sobre su experiencia.  Fue su pareja quien le hizo entender su estado obsesivo. Todo esto toma fuerza cuando empezó el la crisis de las vacas locas a inicios de los años 90´s y de la carne de caballo en el 2013, nunca se había tenido tanto miedo a lo que comemos. El hecho de que cada vez se está más alejado del mundo rural ha provocado la ansiedad visible sobretodo en las clases altas, estima Hébel.

La joven Sabrina Debusquat mejoró notablemente después de aceptar tomar la vitamina B12 ( se encuentran sobre todo en el estómago de los rumiantes o animales marinos), misma vitamina de la que carecía una paciente de la nutricionista parisina Sophie Ortega. En ese caso su paciente empezaba a perder la vista por falta de la misma vitamina B12.

En ese caso la vegana pura y dura se negaba a tomarla, ya que era más fuerte su compromiso con los animales que el temor de perder su vista. En la actualidad la gente sufre al ir a hacer las compras o ir a algún restaurante, pero la nutricionista con más de 25 años de experiencia menciona que una buena alimentación incluye productos de origen vegetal y animal. Afirmando de igual forma que debemos tener algunos "placeres" o gustos de vez en cuando sin sobrepasarse.

 

Comentarios

Te puede interesar