Secciones
Obra que es una frontera entre lo vivido y lo imaginado
Estilo y Vida

Obra que es una frontera entre lo vivido y lo imaginado

Fue realmente una confusión o, más bien, fue la mano secreta del destino la que condujo a Armando Ramírez a la Casa España, edificio colonial de cantera y tezontle ubicado en el Centro Histórico de la Ciudad de México?

por La Verdad

Obra que es una frontera entre lo vivido y lo imaginado

Obra que es una frontera entre lo vivido y lo imaginado

Allí, mientras prepara un reportaje para la televisión, el periodista y escritor conoce a Lucía, una misteriosa mujer que se convierte no sólo en una obsesión y en un enigma a descifrar, sino también en el vehículo que lo lleva a pasar revista a las mujeres que, a lo largo de su vida, lo guiaron por los vericuetos de la pasión amorosa.

Esta es la base de la historia de “Déjame”, la más reciente obra de Armando Ramírez (1952), quien ha caminado tanto por el Centro Históricoque sus calles suelen ser los escenarios de buena parte de sus libros. ‘Déjame’, lanzada vía Editorial  Océano, su novela más reciente de 204 páginas, es un nuevo homenaje al primer cuadro de la Ciudad de México.

Teniendo como escenario una ciudad donde convergen el pasado y el presente, Armando Ramírez nos ofrece una novela que mezcla crónica, guiños autobiográficos y ficción. El resultado es una historia hecha de muchas historias que se fraguan en la difusa frontera entre lo vivido y lo imaginado, entre lo tangible y lo etéreo.

Escrita en tono de bolero, cuenta la historia de un narrador homónimo al autor que durante una grabación conoce a Lucía Buñuel, una joven de quien se enamora y sobre la cual proyecta la historia de sus anteriores fracasos amorosos.

El autor reconoce que ‘Déjame’ es una novela que le debe mucho a tu trabajo como cronista. “No pude haberla escrito si no hubiera hecho tantas crónicas en televisión y en particular sobre el Centro Histórico. Desde que planeé el libro quise encontrar una casa con una historia de drama amoroso, pero al final decidí inventar una en un lote baldío que está al lado del Centro Cultural España. Entrevisté a los arqueólogos y me comentaron que ahí podría haber estado la escalinata del templo de Ehécatl-Quetzalcóatl. Ahí fue donde ubiqué Casa España, una ONG. Durante una grabación, el narrador conoce a una española y poco a poco se desencadena una serie de conflictos que lo llevan a recordar a sus ex parejas.”

Ricardo D. Pat

Temas

Comentarios