Secciones
Necesidades y deseos
Estilo y Vida

Necesidades y deseos

La necesidad en algún momento se transforma en deseo; esto sucede cuando queremos cosas específicas para satisfacer la necesidad.

por Ana Loyola

Necesidades y deseos

Necesidades y deseos

Antes que nada, tenemos que identificar ¿qué es un gusto y qué es una necesidad?

Hay gastos que son vitales para vivir, no se pueden ignorar ni aplazar; entre estas se encuentran la alimentación, la vivienda, servicios públicos, las comidas, transporte y la ropa.

De acuerdo a las etapas de nuestras vidas, van apareciendo distintas necesidades. Cuándo éramos niños, pensábamos que no podíamos vivir sin una bicicleta o un carrito, de jóvenes sería la universidad y de adultos, sin auto propio...

La necesidad en algún momento transforma en deseo; esto sucede cuando queremos cosas específicas para satisfacer la necesidad. Por ejemplo, cuando tenemos hambre, podemos satisfacer esa necesidad comiendo cualquier cosa, pero es deseo cuando quiere comer una pizza. Es decir, necesitamos comer, pero... ¿es necesario que sea una pizza?

Es importante tener un equilibrio entre los deseos y necesidades porque las necesidades son prioridad pero si satisfacemos algunos deseos seremos felices con nuestra vida.

Diferencias clave entre deseo y necesidad:

  • Los deseos son cosas que no son esenciales para la vida, pero las necesidades sí lo son.
  • Las necesidades se refieren a elementos sin los cuales no es posible la supervivencia o la calidad de vida, mientras que los deseos hacen referencia a cosas que queremos tener o alcanzar para sentirnos mejor.
  • Las necesidades son más importantes que los deseos.
  • Ejemplos de necesidades son: comida, agua, vestimenta. 
  • Ejemplos de deseos son un smartphone, ir a un restaurante e ir al cine.

Ahora que tenemos clara la diferencia, si has leído la columna pasada, regresamos a la pregunta: Los gastos que realizas, ¿realmente son necesarios?

¿Qué hacer?

Dejar de lado lo que deseas, para concentrarte en lo necesario, a veces crea un poco de frustración, sobre todo al pensar que si tanto te esfuerzas, sientes que puedes darte los gustos que quieras. 

Sin embargo, esto podría terminar muy mal para ti, por lo que aquí hay algunos consejos para que logres gastar menos y ahorrar más:

  • No vayas a las tiendas para distraerte.
  • Lleva cantidades pequeñas de dinero en efectivo en tu cartera.
  • Compra sólo aquello que es realmente necesario.
  • Ten cuidado con las ofertas especiales, ventas de pasillo y las ventas exclusivas, ¿a qué me refiero con esto? A veces las tiendas departamentales no suben en realidad los precios, solo hacen unos ajustes por temporadas pero al final la tienda gana.
  • Aprovecha los cupones de descuentos.
  • Compara precios antes de comprar.

DATO:

De acuerdo con una encuesta de la Consar realizada a nivel nacional a millennials mexicanos.  Los millennials tienen patrones de consumo muy específicos.

Por ejemplo, invierten 34.1% de sus ingresos mensuales en alimentos y bebidas, y hasta 18.8% en transportación. De igual forma, el 18% de ellos adquiere artículos que no necesita y el 54% suele realizar compras que se salen de su presupuesto.

Temas

Comentarios