Secciones
Muerte en Buckingham, la Reina Isabel está devastada
Estilo y Vida

Muerte en Buckingham, la Reina Isabel está devastada

Esta es la muerte que ha dejado completamente devastada a la Reina Isabel. Se dice que incluso asistirá personalmente a su entierro.

por LaVerdad

Muerte en Buckingham, la Reina Isabel está devastada

Muerte en Buckingham, la Reina Isabel está devastada

Si bien no pertenecía a la familia real británica, era una de las personas más cercanas a la Reina Isabel y su repentina muerte ha dejado a la monarca completamente devastada. Se dice incluso que la Reina asistirá personalmente a su entierro, saltando por completo la costumbre de delegar su representación en funerales de personas cercanas a la familia.

Annette Wilkins era una de las empleadas más leales de la Reina, trabajó para ella durante 4 décadas y su relación era tan estrecha que incluso Isabel le regaló a uno de sus amados corgis y una casa de campo para que viviera en Windsor. Comenzó como criada y ascendió hasta convertirse en la ama de llaves principal; posteriormente se convirtió en la asistente de la estilista Angela Kelly.

Como ves, a pesar de ser una empleada, era una de las personas de confianza de Isabel y según ha recordado un asistente anónimo de Buckingham Palace en Daily Mail, ésta incluso la nombró Teniente de la Orden Real Victoriana por su dedicado trabajo.

Te podría interesar: La Reina Isabel solicita community manager ¡con un sueldo impresionante!

Muerte en Buckingham, la Reina Isabel está devastada

De igual forma, fue una de las personas clave en la restauración del Castillo de Windsor tras el incendio que lo arrasó en 1992 y según la recuerdan sus compañeros en el tabloide, era una mujer muy trabajadora y amable que nunca se casó y “dedicó su trabajo y dio su vida a la familia real”.

“La reina y toda la familia real la adoraba, era casi parte de la familia”.

Asimismo, se menciona que fue la responsable de la limpieza, la ropa de cama y las camareras de 3 equipos en el Castillo de Windsor y Frogmore House (donde ahora habitan el Príncipe Harry y Meghan Markle), y era muy detallista y perfeccionista.

Hubo un tiempo en el que Wilkins se retiró (2014), pero la Reina no quería que se fuera y la volvió a contratar, ahora como asistente de peluquería al lado de su estilista Angela Kelly. Ahora, ha llegado el momento de dar el último adiós e Isabel no podría estar más desolada, por lo que se dice que ha tomado la decisión de asistir personalmente al funeral.

Te recomendamos: La Reina Isabel está harta de que Meghan Markle intente opacar a William y Kate

Temas

Comentarios