Secciones
Meghan Markle y el Príncipe Harry no hubieran sido felices por siempre hace 100 años
Estilo y Vida

Meghan Markle y el Príncipe Harry no hubieran sido felices por siempre hace 100 años

Hace un siglo existió una plebeya que se casó con un miembro de la Familia Real, pero no contó con la misma suerte que Meghan, de hecho provocó una crisis en la Corona Británica.

por LaVerdad

Meghan Markle y el Príncipe Harry no hubieran sido felices por siempre hace 100 años

Meghan Markle y el Príncipe Harry no hubieran sido felices por siempre hace 100 años

Probablemente cuando supiste que el Príncipe Harry se había enamorado de Meghan Markle, una plebeya (que probablemente vivía como reina, gracias a su carrera como actriz en Hollywood), las esperanzas de convertirte en princesa regresaron, pues además Meghan ni siquiera es británica.

Sin embargo, este aparente “felices por siempre” no hubiera sido posible hace un siglo, pues más allá del racismo existían ciertas reglas en la realeza que no podían ser ignoradas.

Boda de Meghan Markle y el Príncipe Harry.

Antes de Meghan Markle, existió otra mujer estadounidense que se casó con un miembro de la Familia Real británica. Wallis Simpson era una chica originaria de Baltimore, perteneciente a la socialité americana, que se enamoró del Rey Eduardo VIII. No obstante, ya se había casado en dos ocasiones y ambos ex esposos seguían vivos… Algo que la realeza del siglo pasado detestaba.

El Duque de Windsor y Wallis Simpson el día de su boda.

A pesar de tener en contra a la Famili Real, a la iglesia y al gobierno, el Rey seguía firme con su decisión, quería casarse con Wallis. Esto provocó una crisis constitucional e interna en el Reino Unido, así que Eduardo tuvo que abdicar para poder consumar su matrimonio.

Duques de Windsor en 1939.

Su decisión fue aceptada por la opinión pública (¿Quién no disfruta de un drama amoroso en el que se mezclan la realeza y un amor imposible?), pero la pareja no gozó de la misma simpatía por parte del resto de los royals, incluso llegaron a sospechar de ellos como partidarios de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Como ves, hace un siglo el romance de cuento de hadas entre Meghan y el Príncipe, probablemente no hubiera sido posible, pero afortunadamente nos encontramos en otros tiempos y actualmente se encuentran en la espera de su primogénito.

Temas

Comentarios

Te puede interesar