Estilo y Vida

Médula espinal podría repararse con terapias de células madres

Terapia de células madre para la médula espinal. Foto:Salud y medicina

Terapia de células madre para la médula espinal. Foto:Salud y medicina

Estudio revela que la terapia de células madre podría ser efectiva para reparar la médula espinal.

Por Lucero Cetina

26/02/2021 09:25

En la actualidad, las lesiones de la médula espinal son un padecimiento común en cientos de miles de personas. Cada año, sus filas se renuevan y las opciones de tratamiento son escasas, ahora un nuevo estudio de células madres podría ser una nueva opción para tratarlo, La Verdad Noticias te informa.

¿Qué son las terapias con células madre?

La terapia de células madre es una alternativa que no solo se ha planteado para la reparación de la médula espinal. De hecho, estas células tienen gran fama en el mundo de la medicina debido a sus variadas cualidades sanativas y regenerativas.

Terapia con células madre. Foto: Quo

Pero, a pesar de esta notoriedad, no todos confían en que las células madre puedan hacer los trabajos de curación necesarios en el organismo. De allí que muchas de sus terapias aún se encuentren en etapas experimentales y no se hayan masificado.

Para intentar conocer en profundidad al menos una de las aplicaciones de su terapia, se realizó un estudio enfocado en las afecciones de la médula espinal. Los resultados, publicados en Journal of Clinical Neurology and Neurosurgery, colocaron en muy buena luz a las células madre como una alternativa altamente efectiva para promover la sanación de la médula espinal.

¿Cómo funcionan las células madre en la médula?

Dentro del más reciente estudio, que tomó la forma de un ensayo clínico de fase 2, se probó la efectividad de una terapia específica conocida como Stemirac. Gracias a esta, podemos conocer el efecto de las células madre mesenquimales (MSC, por sus siglas en inglés) sobre las lesiones de médula ósea.

Las MSC, en esencia, son células madre adultas y multipotentes. Esta última cualidad les permite actuar y colaborar con un amplio abanico de células. Por esto, pueden ayudar en la reparación de huesos, cartílagos, músculos e incluso tejidos grasos.

A los 6 meses de la primera infusión de células madre, 12 de los 13 participantes mostraron mejorías notorias en sus funciones sensoriales y/o motoras clave. Asimismo, la recuperación de capacidades como caminar o usar las manos se hizo común en más de la mitad de la muestra. Como si fuera poco, las terapias no generaron efectos secundarios o adversos en los pacientes tratados.

Hasta la fecha, la mayoría de las terapias de células madre, ya sean para lesiones de la médula espinal u otras afecciones, se han probado como inyecciones directas. Ahora, la alternativa de Stemirac plantea la posibilidad de llevar las células madres al organismo a través de infusiones intravenosas.

Con este nuevo enfoque, las células madre llegan al torrente sanguíneo, pero no se quedan solo en el área directamente afectada. De hecho, estas pueden esparcirse por el resto del organismo, además de la médula osea, favoreciéndolo de forma generalizada.

Clonan al primer hurón de patas negras en Estados Unidos, ¿salvarán a la especie de la extinción? Síguenos en Google News para mantenerte informado.