Secciones
Medicamento para anemia podría disminuir el avance de COVID-19 Foto: El Periódico
Estilo y Vida

Medicamento para anemia podría disminuir COVID-19

Expertos explican que la eritropoyetina (EPO), un medicamento para la anemia, podría desacelerar el crecimiento de COVID-19.

por AnaLoyola

Medicamento para anemia podría disminuir el avance de COVID-19 Foto: El Periódico

Medicamento para anemia podría disminuir el avance de COVID-19 Foto: El Periódico

Según investigadores del Instituto Max Planck de Medicina Experimental en Gotinga en Alemania, señalan que el factor de crecimiento podría aliviar la progresión de esta grave enfermedad y proteger a los pacientes de los efectos neurológicos a largo plazo cuando el virus Sars-CoV-2 ataca en el cerebro. En el caso de un paciente con bajos valores sanguíneos y teniendo síntomas de COVID-19, se recetó un medicamento contra la anemia resultando exitoso.

Los estudios de caso iniciales indican un efecto positivo de Epo. Por este motivo, los investigadores están planeando un ensayo clínico fortuito para investigar los efectos del tratamiento con Epo en pacientes con COVID-19.

A finales de marzo, un paciente con síntomas de COVID-19 ingresó a un hospital en Irán. El paciente también tenía valores sanguíneos bajos (como en la anemia), los médicos le recetaron un medicamento con el factor de crecimiento hematopoyético Epo. Siete días después del inicio del tratamiento, el paciente pudo salir del hospital con éxito.

Otra indicación del papel de Epo en el caso de COVID-19 proviene de América del Sur, donde la enfermedad grave es más rara en las regiones más altas que en las tierras bajas. Esto puede deberse a que las personas de esta altitud forman más Epo y están mejor adaptadas a la deficiencia de oxígeno porque tienen más glóbulos rojos. ¿Podría Epo haber contribuido a la rápida curación del paciente iraní y podría también explicar la frecuencia diferente de la enfermedad en América del Sur?

La investigación parece ser un éxito. Foto Getty images
La investigación parece ser un éxito. Foto Getty images

La investigación

Una científica en el Instituto Max Planck de Medicina Experimental llamada Hannelore Ehrenreich y que ha estado investigando el efecto del factor de crecimiento endógeno durante más de 30 años, cree que puede tener un efecto que hace más leve de la enfermedad. Ella sospecha que existe una conexión entre la administración de Epo y la progresión de la enfermedad. 

“Hemos observado que los pacientes de diálisis resisten COVID-19 notablemente bien”, señala Ehrenreich.

Cuando existe deficiencia de oxígeno la Epo se libera como una reacción natural. La molécula estimula la formación de glóbulos rojos y  mejora el suministro de oxígeno al cerebro y músculos. Este efecto también lo toman los atletas que toman Epo como agente de dopaje. 

Los experimentos con animales sugieren que Epo actúa en áreas del tronco encefálico y la médula espinal que controlan la respiración. Como resultado, la respiración mejora cuando hay una deficiencia de oxígeno. Epo también tiene un efecto antiinflamatorio sobre las células inmunes y podría atenuar la respuesta inmune en pacientes con COVID-19 y podría proteger contra los síntomas neurológicos y los efectos a largo plazo de la enfermedad.

TAL VEZ TE INTERESE: Hidroxicloroquina, un riesgo para pacientes autoinmunes con COVID-19: estudio

Desafortunadamente, las compañías farmacéuticas tienen un interés limitado en financiar más estudios sobre ingredientes activos aprobados, como la eritropoyetina, para los cuales ha expirado la protección por patente.

Temas

Comentarios