Secciones
Los excesos de Meghan Markle ponen al Palacio paras arriba
Estilo y Vida

Los excesos de Meghan Markle ponen al Palacio patas arriba

Los excesos de Meghan Markle durante su viaje a Nueva York podrían tener impacto negativo en la ya incómoda y tensa relación que lleva con la familia real.

por LaVerdad

Los excesos de Meghan Markle ponen al Palacio paras arriba

Los excesos de Meghan Markle ponen al Palacio paras arriba

Hace algunos días vimos a Meghan Markle muy campante por la ciudad de Nueva York, para celebrar junto a sus mejores amigas un “discreto” y muy íntimo baby shower, en el que ni la fiesta ni el viaje tuvieron algo de discreto. La Corona británica ya no sabe qué hacer con Meghan.

Si bien, de acuerdo con la experta en realeza, Victoria Arbiter, los baby showers están prohibidos en la familia real: “Una lujosa fiesta de bienvenida al bebé se consideraría altamente inapropiada”.

La celebración fue llevada a cabo y los medios de todo el mundo estuvieron presentes… o al menos lo intentaron.

Meghan Markle en Nueva York para celebrar su baby shower.

De acuerdo con declaraciones del palacio, se trataba de “un viaje tranquilo de chicas”, privado y autofinanciado, sin embargo, la Duquesa de Sussex se hospedó junto a sus amigas en una suite de 75.000 dólares la noche, en el hotel The Mark.

Además, no hizo el mínimo esfuerzo por pasar desapercibida. El personal del hotel Upper East se vio forzado a poner barreras de seguridad al paso de Meghan y varias otras celebridades, como Amal Clooney y Serena Williams.

Por si fuera poco, Markle viajó junto a Amal y sus hijos gemelos, Ella y Alexander, de vuelta al Reino Unido en un jet privado, cuyo costo se aproxima en 200 mil dólares.

Los excesos de Meghan durante su viaje a Nueva York han tensionado las cosas en el Palacio.

Aunque se dice que dicho viaje fue financiado por el matrimonio Clooney, han sido tantos los excesos de la Duquesa durante su visita a Nueva York, que podría haber un impacto negativo en la ya incómoda y tensa relación que lleva con la familia real.

Al respecto, el ex secretario privado de la princesa Diana, Patrick Jephson, aseguró que Meghan ha sido imprudente y en algún momento tendrá que elegir entre su vida como famosa o su vida enfocada al servicio.

"Se mire por donde se mire, la fiesta de Meghan en Manhattan fue bastante poco edificable. No solo por sus excesos […] sino por su calculada imprudencia. [Tiene que escoger] entre el camino de ser famosa y el camino del deber, el servicio y el sacrificio".

Meghan Markle deberá elegir entre el camino de ser famosa y el camino del deber, el servicio y el sacrificio.

"Si eres de la realeza y quieres conservar tu privacidad, hay un millón de maneras de hacerlo. Diana siempre se alojaba en el Carlyle de Nueva York, que se enorgullece por su discreción para con sus famosos invitados. El hecho de que Meghan haya permitido que esto se convierta en un circo mediático demuestra muchas cosas".

"Nadie se opone a que Meghan tenga tiempo para sus amigas, pero que la dignidad y la privacidad, son inherentes a su papel como duquesa británica".

Temas

Comentarios

Te puede interesar