Secciones
Las mujeres que han hecho sufrir a la Reina Isabel
Estilo y Vida

Las mujeres que han hecho sufrir a la Reina Isabel

La Reina Isabel siempre ha sido querida por el pueblo británico, sin embargo la historia no ha sido igual con sus nueras, tanto así que hasta la han hecho sufrir.

por LaVerdad

Las mujeres que han hecho sufrir a la Reina Isabel

Las mujeres que han hecho sufrir a la Reina Isabel

La Reina Isabel siempre se ha caracterizado por contar con todo el amor y el apoyo de su pueblo, de hecho es la monarca con más años de vigencia en el trono y de acuerdo a la encuesta de Ipsos-Mori para el King's College de Londres, 76% de los británicos no quiere que abdique y prefieren que muera con la corona puesta, sin embargo, la historia no ha sido igual con las nueras y ha habido una que otra que la han hecho sufrir.

Sarah Ferguson

Príncipe Andrés, hijo de la Reina Isabel, en su boda con Sarah Ferguson.

Si bien el primer puesto se lo debaten, esta díscola princesa consorte, y la Princesa Diana de Gales, probablemente podemos decir que Sarah fue peor, pues mientras esta le pintaba el cuerno a su esposo, el Príncipe Andrés, Diana vivía la misma historia por parte de Carlos.

Mientras Andrés salía de casa a cumplir con sus labores nobiliarios, Sarah recibía las visitas de otros hombres, entre ellos, el poderoso y multimillonario Steve Wyatt.

Ya se podrán imaginar la situación en la que se encontraba la Reina cuando el Daily Mirror decidió publicar unas controvertidas fotografías en las que se veía a la Princesa en topless, mientras John Bryan, un administrador financiero americano, le chupaba el dedo gordo del pie. 

Sarah Ferguson con John Bryan.

Así que en 1992, tras dicho escándalo, el Príncipe y Sarah se divorciaron por mutuo acuerdo, pero la Reina tuvo que lidiar con toda clase de críticas… “y con lo tanto que apoya el divorcio”.

Diana de Gales

Príncipe Carlos, hijo de la Reina Isabel, en su boda con Lady Di.

Diana Frances Spencer, una plebeya que estaba destinada a convertirse en la esposa del futuro Rey de Inglaterra y que pronto pasó a ser una de las figuras más queridas y valoradas en el país.

A penas se casó con el Príncipe Carlos, comenzaron sus problemas, pues las infidelidades de su esposo con Camila Parker, estuvieron presentes desde el primer minuto.

Poco a poco Diana fue cayendo en una profunda depresión, tanto así que la Reina decidió contratar a un psiquiatra para su nuera, sin embargo, esto lo hizo para guardar las apariencias, pues la tensa relación entre ambas era evidente.

Diana se resistía a aguantar las aventuras de su esposo, así que en 1992 hicieron pública su separación, y después de haber sido tan querida como miembro de la Familia Real, se convirtió en un ícono de la cultura popular en el mundo

En 1997, cuando falleció a causa de un accidente automovilístico en París, los británicos lo vieron como un suceso provocado, lo cual le valió el repudio de gran parte de su pueblo a la Reina. Sin embargo, después de concederle un funeral de Estado y hacer un discurso en su honor, recuperó el amor y respeto de aquéllos que la habrían acusado de provocar dicho accidente.

Camila Parker

Príncipe Carlos, hijo de la Reina Isabel, en su boda con Camila Parker.

La historia es mucho más simple y corta con Camila, pues ni siquiera merecía el respeto de la Reina. Era simplemente una mujer casada que se acostaba con su hijo Carlos, no obstante, décadas después se convirtió en la esposa oficial e Isabel comprendió que el amor entre ambos era mucho más fuerte.

Temas

Comentarios

Te puede interesar