Secciones
La regla 50-30-20
Estilo y Vida

La regla 50-30-20

Finanzas Millennials, por Ana Loyola.

por AnaLoyola

Tu 20% te puede servir para esas vacaciones que tanto querías.

Tu 20% te puede servir para esas vacaciones que tanto querías.

Cuando llega la hora de independizarse o en plena vida adulta, ya sea que vivas solo o en pareja, a veces nos preguntamos, ¿cómo le voy a hacer para mantenerme por mi cuenta? Si tus deudas son un constante en tu vida o no ves crecimiento en tus recursos económicos, es momento de conocer la regla del ahorro 50-30-20. Según expertos en finanzas, son sugeridos para cubrir con tu salario, necesidades, gustos y además, crear un ahorro.

Mientras lees estas líneas te pido que reflexiones y pienses qué harías en caso de perder tu trabajo, de no contar con un soporte que te ayude en caso de no encontrar otro trabajo, de llegar a una edad adulta y querer jubilarte pero no poder porque no tienes ahorrado. ¿Te sorprende que no has ahorrado lo suficiente como para cubrir esa necesidad? o acaso ¿habías pensado en un ahorro para un futuro? o tal vez, ¿cómo optimizar tu sueldo para no tener que “vértelas negras”?

Tal vez te pueda interesar: Encuesta por la CONDUSEF "Salud Financiera".

La regla

Necesidades y deseos:

Debes tener en cuenta el asegurar estabilidad a futuro. De acuerdo a los gastos necesarios que tenemos, y debemos llevar sí o sí, para prevenir. Y si te sobra din ero, mucho mejor, la regla dice que se le debe de otorgar el 50% de nuestro salario neto al ahorro. No lo gastes en cosas innecesarias y mejor súmalo al siguiente porcentaje. Recuerda no separar más de la mitad (léase columna anterior).

Los deseos:

A estos gastos se le puede otorgar el 30%. Quizá quieras comprarte algo de ropa, una app, el juego de Play Station, tours, viajes, de paseo. Aquí van los gustos cuando decimos “para eso trabajo”, el pago del plan celular, Netflix, HBO, servicios de internet, restaurantes, cine, comer o cenar fuera de casa, ir a un bar, entre otros.

El ahorro:

No todos sabemos que necesitamos cubrir un tercer gasto y éste es el ahorro que hay que considerar mes con mes para cubrir una meta a futuro, como puede ser un ahorro para el retiro, el pago de una beca para maestrías, posgrados, diplomados, aprender un nuevo idioma y a éste, se le puede otorgar el 20%, el cual te sirve como un colchón que te puede salvar de futuras deudas o hechos inesperados.

 

No es necesario un porcentaje fijo

Por ejemplo: Vives en un lugar cercano a tu trabajo (se reduce la necesidad de transporte), pero puedes pagar un hogar más caro (el ahorro del transporte pasa a la necesidad de hogar). O si el caso es al revés, si vives en un lugar más lejano, tendrás que gastar más en transporte. Aún así tenemos una gran oportunidad de ahorrar.

Ahora te pido que tomes un pedazo de papel y un bolígrafo y después de leer estas líneas hagas una lista de TUS NECESIDADES, otra más de TUS DESEOS y una más de tus ahorros. Realices las dos primeras listas, pero la última lista requiere sumo cuidado ya que es la que definirá qué futuro quieres tener y cómo lo vas a conseguir. En mi próxima columna hablaremos de ello.

Te recomiendo Fintonic es una app gratuita que muestra cómo se distribuye el dinero: Segmenta los ingresos de los usuarios en 10 categorías y los gastos en 66 como compras de supermercado, ropa o seguro de vida.

“Cuando agregas las cuentas, nuestro bot entra y descarga todos los movimientos que haces y con base en modelos de ‘machine learning’ los categorizamos”, explicó Juan Orozco, director de business development. Esta app la encuentras gratis y también te enseña el método 50-30-20.

Temas

Comentarios