Secciones
Juan de Lascurain: Abre la ventana
Estilo y Vida

Juan de Lascurain: Abre la ventana

El influencer Juan de Lascurain nos dice que lo que debemos de disfrutar es el viaje, el camino a nuestro destino siempre esta lleno de cosas y personas maravillosas

por La Verdad

Juan de Lascurain: Abre la ventana

Juan de Lascurain: Abre la ventana

El diseñador, escultor, emprendedor, conferencista internacional, muralista, escritor y CEO de Dream Big World, Juan de Lascurain en su colaboración para Estilo y Vida de laverdadnoticias.com nos comparte cómo se puede crecer cuando compartes.

Los saludo desde mi segunda casa, el aeropuerto de JFK en Nueva York. Ya siento que pasó más tiempo en el aeropuerto y en el avión que en mi casa, pero la verdad me encanta lo que hago y no me puedo quejar.

Hace unas semanas estuve en Cancún para el lanzamiento de mis productos en el hotel Barceló, al igual para participar en la 5ta Edición de la Semana del Gourmet en el hotel. Tuve la oportunidad de hacer un taller de Pintando tus Sueños con 20 personas que participaron.

Después de cinco días allá, tenía un vuelo a Milán y París pero estuve dudando un poco si iba a tomarlo. La razón, más de cinco empresas no me habían pagado y no estaba seguro de que me iba a poder alcanzar para cubrir los otros gastos del viaje.

Si, siempre me he aventado y siempre todo me sale, pero en esta ocasión estaba indeciso. Todavía la noche anterior lo pensé pero antes de dormirme dije me voy. Con un poquito más de $300 dólares en la cuenta y sin hoteles.

Milán y París no suelen ser las ciudades más baratas del mundo así que comencé a buscar opciones de donde quedarme. Todos los hoteles que me salían en Internet estaban a más de $200 euros. Siempre estaba la opción de un hostal, pero la verdad no se me antojaba.

La última vez que me había quedado en un hostal había sido en el 2011, en el hostal del centro de la Ciudad de México cuando comenzaba mi marca. El avión despegó de Cancún a París y yo sin hotel. Igual tenía una conexión de 4 horas de París a Milán así que decidí confiar que todo iba a salir perfecto, como siempre.

Llegué a París, me senté en la sala de espera y comencé a buscar. En menos de 5 minutos había conseguido una súper oferta para los primeros dos días y todavía me quedaba dinero para comer.

En Milán asistí a la feria de la bolsa y otra feria de diseño en donde pude hablar con varias empresas nuevas para colaboraciones. Ya les estaré contando de esos proyectos cuando salgan.

Un día antes de volar de Milán a París para ir a otras dos ferias veía los hoteles en París e igual nada a menos de $300 euros. Ya casi no me quedaba mucho dinero y seguía sin recibir de las empresas que me debían bastante. Pensé mejor, me quedo aquí en Milán y no voy a las ferias de París.

Nuevamente mi voz interna me dijo que me fuera y que todo iba a salir. A veces tienes que tomar el primer paso de la incertidumbre para que las cosas se vayan acomodando.

Al final mi último recurso fue rentar un cuarto en un hostal en Montmarte. La verdad en Europa los hostales son otra cosa comparado con muchas otras partes del mundo, pero nunca han sido mi primera opción.

En esta ocasión era un cuarto compartido con 6 personas. Decidí hacer lo mismo, confiar que todo iba a salir perfecto y no fijarme en las circunstancias, si no en el objetivo por el cual iba a París.

Llegue esa noche, camine del metro al hotel, me dieron la llave y subí al cuarto. Agarre la cama de arriba y antes de dormirme abrí la ventana del balcón. ¡¡WOW!! Que tremenda sorpresa, la vista era hermosa, directo a la Basílica del Sagrado Corazón. Bueno menos mal tengo una vista increíble aunque la tenga qué compartir con 6 personas.

París.

Igual asistí a las dos ferias donde conocí a muchos contactos nuevos para desarrollar productos con mis diseños. El último día salí a correr y de regreso subí a la Basílica para admirar la vista. Me puse a pensar, como muchas veces nos enfocamos más en el problema que tenemos enfrente de nosotros y no miramos hacia adelante a los milagros que nos pueden suceder en el camino.

TE PUEDE INTERESAR: Juan de Lascurain: Compartiendo mi sueño

Este viaje fue uno de los mejores que he hecho, ya que muchas puertas nuevas están abriéndose. Me acordé del 2011, cuando lo único que tenía era una maleta, mi computadora y el sueño de que mi marca un día estuviera por el mundo. Hoy ese sueño cada día se hace más grande y cada día hay más lugares donde están mis diseños y productos.

No te fijes en donde estás, abre la ventana y mira hacia adelante, hacia dónde quieres llegar.

Acuérdate, ¡siempre persigue tus sueños!

Dale click a la estrella de Google News y síguenos.

Sígueme en Instagram - @juandelascurain @dreambigworld

Temas

Comentarios