Secciones
Jóvenes consideran que el trabajo es su lugar preferido para practicar sexo.
Estilo y Vida

Jóvenes consideran que el trabajo es su lugar preferido para practicar sexo

Estudios revelaron que los jóvenes de 18 a 35 años consideran que el trabajo es un lugar favorito para tener sexo.

por La Verdad

Jóvenes consideran que el trabajo es su lugar preferido para practicar sexo.

Jóvenes consideran que el trabajo es su lugar preferido para practicar sexo.

Sin duda alguna hay muchos lugares en donde nos gusta tener sexo, algunos pensamos en que podría ser en nuestro cuarto, en el coche, en la mesa, en algún lugar publico u otro lugar, pero lo que un estudio revelo fue que a un 15,20% de los jóvenes españoles de 18 a 35 años considera el trabajo su lugar preferido para practicar sexo.

Sexo en el trabajo.

Dentro de nuestro lugar de trabajo se da de manera natural una atracción sexual, empezando de una modo afectivo, pues se produce por diversos factores.

Ocurre con la simpatía u otros rasgos de personalidad que vamos descubriendo al relacionarnos con las personas. Este sesgo cognitivo de atribución de características, aún no confirmadas, por la asociación a rasgos anteriores se conoce como Efecto Halo. Fue acuñado así por Edward L. Thorndike en 1920, sigue estando vigente en nuestros días y siendo muy estudiado en relación al atractivo físico, por sus consecuencias tanto en los procesos judiciales como en el sistema educativo.

Estudios revelaron que los jóvenes de 18 a 35 años consideran que el trabajo es un lugar favorito para tener sexo.

La primera impresión no es determinante y, aunque pudiera favorecer la continuidad de la posible relación futura y el incremento de la atracción, existe un factor importante para que todo esto suceda. La proximidad sería la clave.

Proximidad en el trabajo.

En primer lugar, para poder coincidir en espacio y tiempo. Las personas de nuestro entorno tendrían mayor probabilidad de interactuar con nosotros físicamente y serían más accesibles, como es lógico (Berscheid y Reis, 1998). Al contactar podría aparecer este Efecto Halo facilitando, o no, este primer contacto. 

Ya en 1939 un estudio sobre "Proximidad residencial antes del matrimonio" de Davie y Reeves, publicado en American Journal of Sociology abría las puertas a la investigación sobre este fenómeno.

Sexo en el trabajo.

Estudios como los de Festinger, Schatchter y Back en 1950, realizados en una zona residencial, mostraron que las tres personas, que vivían más próximas eran con las que mantenían mejores relaciones. Cumpliéndose también este hecho en residencias universitarias.

Además en investigaciones más recientes, (Moya, 1999; Brehm, 1992), se evidenció la influencia de la proximidad física y el establecimiento de relaciones.Acostumbrarnos a una persona reduce nuestra ansiedad y nos hace sentir más cómodos.

Más confianza.

Este hecho se basa en el conocido 'efecto de la mera exposición' (Zajonc, 1968). Se fundamenta en que la percepción de forma repetida de un estímulo, que inicialmente es neutral o positivo, lleva a una mayor atracción hacia ese estímulo.

Temas

Comentarios

Te puede interesar