Secciones
Jason Padgett, una tremenda golpiza lo convirtió en un genio matemático
Estilo y Vida

Jason Padgett, una tremenda golpiza lo convirtió en un genio matemático

¿Un golpe de suerte? Jason Padgett fue terriblemente golpeado por un par de bandidos, pero inesperadamente su vida cambió para bien; se convirtió en un genio de las matemáticas.

por LaVerdad

Jason Padgett, una tremenda golpiza lo convirtió en un genio matemático

Jason Padgett, una tremenda golpiza lo convirtió en un genio matemático

¿Estarías dispuesto a recibir una golpiza con tal de convertirte en un genio? Esta no fue la situación literal que vivió Jason Padgett, pero después de ser asaltado y terriblemente golpeado por un par de bandidos, desarrolló una habilidad matemática que nunca creyó poseer.

Vivía en Alaska, y llevaba ese look ochentero de cabello corto arriba y largo de atrás, y chalecos sin camiseta. Él mismo acepta que lo único que le interesaba eran las chichas, las fiestas y el alcohol.

Jason Padgett de joven.

"Mi vida consistía en salir a bares en busca de chicas, beber, ir al trabajo al día siguiente con una resaca ... hacía eso de seis a siete noches por semana [...] El estereotipo del idiota que ves entrando a un bar... ese era yo".

Sin embargo, su vida cambió radicalmente una noche de viernes en el 2002. Llevaba poco tiempo de haberse mudado a Tacoma, Washington; acudió a un karaoke acompañado de una amiga y el pretendiente de ella, y al salir fue terriblemente golpeado.

"Vi una luz blanca, como si alguien hubiera sacado una foto".

Le golpearon la cabeza por detrás, cayó de rodillas y continuaron golpeándolo y pateandolo. Mientras tanto, el pretendiente de su amiga salió corriendo y ella se quedó mirando en un estado de shock.

Nadie intentó ayudarlo; y después de recibir la golpiza de su vida, le quitaron la chaqueta y salieron corriendo. Afortunadamente había un hospital cerca, pero aunque le dijeron que tenía una conmoción cerebral y que le sangraba el riñón, lo mandaron a casa después de inyectarle un analgésico.

Parecía que todo había acabado, pero la pesadilla estaba a punto de comenzar. Tenía temor de salir, lo que lo llevó a vivir encerrado y desarrolló un trastorno obsesivo compulsivo (TOC), lo que lo llevó a desarrollar una obsesión por la limpieza.

Vivió así durante 3 años. Estaba solo, así que nadie lo notó, pero además, descubrió otra secuela del incidente… lo veía todo diferente.

"Todo lo veía ligeramente pixelado. Las nubes, el Sol... Miraba el agua irse por el desagüe y veía tangentes, con líneas como olas, que se cruzaban [...] Era hermoso pero al mismo tiempo daba miedo".

Arte fractal de Jason Padgett.

Con curiosidad por saber lo que tenía, descubrió y aprendió sobre la geometría fractal. Los fractales han sido descritos como los bloques para armar todo lo que existe en el universo. Veía patrones en todo y comenzó a dibujar estas figuras obsesivamente.

Entonces, decidió acabar con su aislamiento. Buscó ayuda psicológica y se inscribió en un curso de matemáticas en la universidad más cercana, lugar en el que conoció a la que al día de hoy es su esposa.

Poco tiempo después, se topó con un programa en el cual estaban entrevistando a Daniel Tammet, un hombre que tiene Asperger y es un genio de las matemáticas y la lingüística, y fue ahí que comprendió lo que realmente le estaba pasando.

"Era la primera vez que alguien, además de mí, hablaba de cómo los números se ven".

Daniel Tammet.

Tammet es considerado un "savant" (persona con competencias mentales extraordinarias), así que decidió contactar con una experta para saber si él tenía el mismo síndrome.

Una serie de resonancias cerebrales lo confirmaron. Se le diagnosticó el llamado síndrome del sabio y sinestesia, un trastorno que provoca que los sentidos se mezclen.

Gracias a todo esto, su vida cambió completamente. Escribió un libro en el cual cuenta sus experiencias, "Struck by genius" (Un golpe de genialidad) y viajó por el mundo para contar su historia.

Struck by genius de Jason Padgett.

Actualmente, aunque reconoce que el ataque le causó severos problemas de salud y años de dolor, asegura que no se arrepiente de nada. "Volvería a pasar por todo lo mismo para lograr este despertar matemático. Es mágico".

Temas

Comentarios

Te puede interesar