Secciones
Infidelidad, ¿el “mal” imposible de erradicar en los matrimonios ?
Estilo y Vida

Infidelidad, ¿el “mal” imposible de erradicar en los matrimonios ?

Los terapeutas matrimoniales pueden diferir en torno a las causas que la origina, pero en lo que todos coinciden es que la infidelidad se trata de una constante social, aparentemente, imposible de erradicar.

por Efrén Martín

Infidelidad, ¿el “mal” imposible de erradicar en los matrimonios ?

Infidelidad, ¿el “mal” imposible de erradicar en los matrimonios ?

Los terapeutas matrimoniales pueden diferir en torno a las causas que la origina, pero en lo que todos coinciden es que la infidelidad se trata de una constante social, aparentemente, imposible de erradicar.

La violencia, necesidad de afecto, comprensión, venganza e inclusive la falta de plenitud sexual, son los argumentos que más recurrentes esgrimen quienes han incurrido en esta práctica para justificar su actuación.

Las crisis matrimoniales se dan en todos los casos, pero la infidelidad es la gota que derrama el vaso en ocasiones

Desde el punto de vista social, según como señala la terapeuta María Carrillo, la infidelidad se debe a la falta de principios pero sobre todo, comunicación.

“La infidelidad se debe a la falta de principios y valores pero más que nada la falta de comunicación, pero sobre todo cuando el amor se termina”, dice.

Hay que señalar que la infidelidad es considerada la mayor traición que se le puede cometer contra el otro miembro en una relación amorosa.

Cuando la gente piensa en la infidelidad, lo primero que viene a la mente es el sexo. Sin embargo, la infidelidad física no es el único tipo de adulterio que existe.

Incluso, estudios realizados por especialistas han demostrado que una infidelidad duele igual aunque no se haya producido el acto sexual, porque cuando una persona es engañada, ya sea con sexo o no, siente que pierde la confianza en la otra persona.

Adicionalmente, las nuevas tecnologías están acelerando la aparición de prácticas que podrían calificarse como infidelidades, pues en los últimos años, de hecho, han proliferado los portales que ofrecen explícitamente servicios para tener relaciones extra-matrimoniales.

Las nuevas tecnologías también obligan a preguntarse si ¿se considera una infidelidad tener un encuentro de tono sexual a través de una webcam? ¿El consumo masivo de pornografía? ¿Flirtear con otra persona por chat?

Las nuevas tecnologías están acelerando la aparición de prácticas que podrían calificarse como infidelidades

Entre las causas más comunes para justificar una infidelidad, de acuerdo con estudios, se encuentran que un miembro de la pareja no daba lo suficiente, la creencia de que el amor había desaparecido, un vacío emocional e insatisfacciones en relación.

Pero para el especialista David Gutiérrez, existen otros factores como la edad, pues casarse muy joven y con marcados cánones, puede ocasionar esa práctica.

Además, destaca que estar enamorado o enamorada, también puede ser una causal.

“A veces el amor te hace cometer infidelidad, porque la persona con la que estás no es necesariamente a la que amas. La infidelidad se da donde hay amor, pero el amor no es para la pareja permanente”, explica.

Según encuestas realizadas por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEGI), la mujer sigue siendo menos infiel que los varones, ya que por cada fémina hay dos hombres en tal condición.

A través de las religiones, las mujeres frenan esta conducta, pero eso impide ciertas emociones.

La necesidad de fantasear es inherente a este acto. Lamentablemente la fémina descubierta en infidelidad, es más estigmatizada que el varón.

El 40 y el 50% de los adultos ha sido infiel alguna vez en su vida.

Socialmente está mal, pues deriva en divorcios y en casos extremos, contagios de enfermedades sexuales; pero en contraparte, genera empleos y capital, principalmente en moteles.

Pese a que la diferencia entre estudios es importante, la mayoría coincide en apuntar que entre el 40 y el 50% de los adultos ha sido infiel alguna vez en su vida.

Temas

  • Infidelidad
  • matrimonios

Comentarios

Te puede interesar