Estilo y Vida

¡Increíble! Un hotel de lujo para perros

Foto del periodista

Por La Verdad

05/12/2017 06:18
Agencias/Diario La Verdad Gurgaon, India.- ¡Increíble! Un hotel de lujo para perros.

Deepak Chawla trabajó durante tres años y medio para abrir su hotel, movido más por su amor por los perros que por una perspectiva de rentabilidad.

El Critterati es el primer hotel de lujo para perros del sur de Asia, los canes son tratados a cuerpo de rey: camas mullidas, spa, veterinario las 24 horas y cerveza sin alcohol importada.

En la ciudad de Gurgaon, unos 30 km al suroeste de Nueva Delhi, san bernardos, lhassa apsos y labradores disfrutan de unas atenciones con las que los 30 millones de perros errantes de India ni siquiera pueden soñar.

En dicho hotel a los dueños de los canes se les llama "padres" y el cliente de cuatro patas tiene acceso a cafetería, piscina, peluquería y un salón de masajes. En dicho hotel una suite podría alcanzar un costo de 70 dólares por una noche, en el mencionado establecimiento de gama alta; tiene una alta comodidad y es muy superior a la de otros refugios caninos.

"Ningún propietario de perro decente quiere dejar" a su animal en una perrera tradicional, explica Deepak Chawla, el empresario que abrió este establecimiento hace cuatro meses.

La suite más grande tiene una cama gigante con una cabecera cubierta de terciopelo, un televisor y una trampilla que da acceso a un balcón privado.

En la cafetería, además de alimentos tradicionales como pollo y arroz, los canes pueden elegir entre panecillos, tortitas y helado. El sabor a beicon es uno de los favoritos de los huéspedes.

¡Increíble! Un hotel de lujo para perros

Ashish Arora directivo de una cadena hotelera no escatima gastos para su labrador Rubo, al que lleva en brazos.

"Gasto bastante. Me da igual, es como gastar dinero para un hijo. El dinero no es algo importante, y esto merece la pena", asegura.

En el Critterati no se abandona al perro a su suerte. Los empleados del hotel miman a sus clientes.

El día "comienza a las siete de la mañana con un paseo para que hagan sus necesidades, luego llega el desayuno, después otro paseo, luego juegan durante unas dos horas, un poco de natación, más juegos y un rato en la cafetería", explica Chawla.

Los amigos del dueño del hotel le habían avisado de que los animales podrían destruir las lujosas camas de su establecimiento.

Pero "después de las siete de la tarde, ya no tienen energía para romper o ensuciar nada, sólo duermen", asegura.

"Me encanta la idea de permitirle vivir lo que vivimos nosotros. Creo que debería estar tan mimado como nosotros", un animal es más leal que los humanos. Harían cualquier cosa por nosotros, así que se lo merecen".