Estilo y Vida

Historia de la virgen de Guadalupe y Juan Diego ¿Qué le dijo?

Historia de la virgen de Guadalupe y Juan Diego

La virgen de Guadalupe y Juan diego son dos imágenes católicas que datan desde el 1531 cuando la virgen apareció en 5 ocasiones.

Por Lucero Cetina

15/05/2021 08:51

La historia de la virgen de Guadalupe y Juan Diego tiene su origen el 12 de diciembre de 1531, según los relatos tradicionales, la Virgen se apareció al indio Juan Diego en el cerro del Tepeyac y le mandó que le dijese al obispo de México, fray Juan de Zumárraga, que le erigiera un templo. El obispo le pidió a Juan Diego que le llevara una prueba.

Los relatos afirman que de las apariciones surgió un milagro y desde entonces se construyó el altar, que tiene lugar hoy en día en la Basílica, dedicado a la virgen de Guadalupe, a continuación La Verdad Noticias te comparte los detalles.

¿Quién era la virgen de Guadalupe y Juan Diego

Virgen de Guadalupe y Juan Diego

Nuestra Señora de Guadalupe, conocida comúnmente como la Virgen de Guadalupe, es una aparición mariana de la Iglesia católica de origen mexicano, cuya imagen tiene su principal centro de culto en la Basílica de Guadalupe.

Juan Diego Cuauhtlatoatzin es una figura fundamental en la cultura mexicana, pues según la tradición católica, él fue quien presencio las cuatro apariciones de la Virgen de Guadalupe en 1531, y supuestamente él portaba el manto "milagroso" en el que quedó plasmada la imagen de La Morenita del Tepeyac, razón que lo llevó a ser canonizado en 2002 por el Papa Juan Pablo II.

¿Cuál es la historia de la virgen de Guadalupe y Juan Diego?

Historia de la virgen de Guadalupe y Juan Diego

Nuestra Señora de Guadalupe o más conocida como la Virgen de Guadalupe es una representación de la madre de Jesucristo, la Virgen María, la cual se dice que apareció en 1531.

Según la iglesia católica, la Virgen se apareció en cuatro ocasiones al indígena Juan Diego en el cerro del Tepeyac, donde buscaba que el joven ayudará a demostrar su existencia a los curas de la región para que le construyeran un templo.

Aunque el obispo capitalino, Juan de Zumárraga, negó la petición de Juan Diego, la virgen insistió en una segunda aparición. Posteriormente el sacerdote pidió pruebas de la aparición. Juan Diego habló con la Virgen quien le pidió que volviera a verla una cuarta vez.

El 11 de diciembre, Juan Diego no asistió a la cita pues su tío estaba enfermo y para el 12 le pidió un confesor, pues estaba seguro que moriría. Fue así, que Juan Diego intentó evitar el Tepeyac, para no encontrarse con la Virgen y evitar que lo entretuviera. Sin embargo, ella apareció y escuchó el dilema del hombre, a lo que le contestó:

“Oye y ten entendido, hijo mío, el más pequeño, que es nada lo que te asusta y aflige; no se turbe tu corazón; no temas esa enfermedad ni otra alguna enfermedad y angustia. ¿No estoy yo aquí, que soy tu madre? ¿No estás bajo mi sombra? ¿No soy yo tu salud? ¿No estás por ventura en mi regazo? No te apene, ni te inquiete otra cosa; no te aflija la enfermedad de tu tío, que no morirá de ella: está seguro de que ya sanó”.

Posteriormente, la Virgen le pidió a Juan Diego que en su “ayate” llevara flores del cerro como prueba. Éste le hizo caso y aunque en un principio los sacerdotes del lugar no creían que esa fuera una señal, cuando el indígena dejó caer el manto apareció la imagen de la Virgen.

Canción y película de la virgen de Guadalupe y Juan Diego

Uno de los cantos más famosos que se dedican el 12 de diciembre a La morenita , es La Guadalupana, en donde se puede escuchar el relato de las apariciones de la virgen a Juan Diego.

Los filmes que partieron de las apariciones de la virgen de Guadalupe en México, así como su intervención en situaciones cotidianas, encontraron una clasificación en lo que hoy es nombrado “Cine Guadalupano”, mismo que inició en 1917 con Tepeyac, del director Carlos E. González, una producción perteneciente al cine mudo.

La película, protagonizada por Beatriz de Córdova, Gabriel Montiel y Pilar Cota como la Virgen María, narra la historia de “Lupita Flores” quien tras el hundimiento del barco en el que viajaba su esposo “Carlos” decide rezar fervientemente y es con lo que se da pie a la lectura detallada de la historia de las apariciones de la virgen de Guadalupe y Juan Diego.

Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado.