Estilo y Vida

Guía para hablarle a los niños sobre la muerte, en todas sus etapas

Consejos para hablar a los niños de la muerte. Foto: Organización radiofónica de Oaxaca

Conoce la forma de entablar una plática acerca de la muerte con los niños, es un tema delicado, pero lo entenderán.

Por Lucero Cetina

26/02/2021 11:46

La pandemia por Covid-19 ha dejado y dejará muchas muertes a su paso, por eso es necesario hablar del tema con todos los niños, La Verdad Noticias te trae una guía para saber cómo iniciar esta plática delicada con ellos.

La Psicóloga Ma. Fernanda Busqueta, Fundadora del Centro de Estudios Psicosociales Aplicados a la Salud (CENEPAS), explicó que los aspectos cruciales para lograr una visión adecuada, tanatológicamente hablando, en aquellos menores que a causa de la pandemia u otras circunstancias, atraviesan por un proceso de duelo.

¿Cómo impacta la muerte a los niños?

De acuerdo con la doctora en psicología, la pérdida de un ser querido impacta de diferentes formas en los niños, ellos no siempre conciben la muerte igual que lo hacemos los adultos.

Si es muy pequeño, quizá lo perciba como un abandono; asimismo, los preescolares, tienen un concepto de reversibilidad, piensan que si alguien muere puede volver a la vida y tienden a hacer preguntas repetitivas relacionadas con la información que están procesando.

¿Cómo hablar de la muerte a los niños? Foto: Child Mind Institute

Una razón por la que los niños se sienten confundidos respecto a la concepción de la muerte, es que los adultos en muchas ocasiones desconocemos las etapas de desarrollo y sus características.

Si a esto le añadimos que las personas a su alrededor usan términos ambiguos o confusos como “se fue al cielo”, “ahora es un ángel”, “Diosito se lo llevó”, “ya está descansando”, etc. dificulta su entendimiento de lo sucedido.

Guía para hablar de la muerte a los niños

Los bebés de 0 a 2 años no comprenden el concepto cognitivo de la muerte, pero sí se percatan de ciertos cambios, como la ausencia, y la perciben como abandono. Llegan a mostrar la ansiedad de separación, irritabilidad y aprehensión, así como conductas regresivas, por ejemplo el lenguaje y control de esfínteres, vuelven a hablar como bebés o se vuelven a hacer del baño.

En el preescolar, ven la muerte como algo temporal y reversible, piensan que las personas pueden regresar a la vida y relacionan la muerte con acciones como dormir, falta de movimiento o abandono. En esta etapa se presenta el pensamiento mágico; es decir, el niño se imagina que hizo algo que desencadenó el fallecimiento de su familiar.

En la etapa escolar, ya perciben un deceso como algo permanente, a partir de los seis años, tienen más claridad, entienden que es algo definitivo y que una persona no puede regresar a la vida; sin embargo, tienen esta concepción como algo que le pasa a los demás pero no a ellos mismos.

Los preadolescentes, entre los 9 y 12 años, ya tienen totalmente establecido el concepto de que la muerte es final, irreversible y universal; surge un poco de miedo sobre su propia muerte porque ya tienen más conciencia de ella, la razonan como un proceso biológico, algo que puede pasar dentro de su cuerpo.

El adolescente tiene un concepto más adulto de la muerte porque ya tiene pensamiento abstracto, entiende la parte existencial de la muerte, se genera preguntas como ¿Qué pasa después de la muerte? o ¿A dónde vamos? Es importante no intentar adoctrinarlos en nuestras propias creencias como adultos, sino dejar que expresen lo que ellos piensan e imaginan de lo que cuestionan.

¿Cómo explicar a un niño que alguien murió?

  • Inevitabilidad

En tanatología, se utilizan cuatro conceptos básicos para darle una explicación adecuada al infante sobre la muerte: el primero es universalidad e inevitabilidad, quiere decir que todos los seres vivos (plantas, animales y seres humanos) tienen un ciclo de vida o un tiempo de duración. Se debe aclarar que no todos mueren de la misma forma, ni a la misma edad.

  • Causalidad

El segundo concepto es el de causalidad, les explicamos la causa de muerte y que hay diferentes razones por las que una persona muere, ya sea que tuvo una enfermedad o un accidente.

  • Irreversibilidad

Le sigue el concepto de irreversibilidad, es donde les explicamos que la muerte no es temporal, no pasa en un momentito. Tu abuelito no va a regresar porque las personas que mueren no regresan.

  • No funcionalidad

Consiste en explicarles a los niños que cuando alguien muere su corazón deja de latir, sus pulmones dejan de respirar, su cerebro deja de enviar mensajes para que su cuerpo haga diferentes funciones; de tal modo que el niño entienda con base en lo que observa en su cuerpo, qué es la muerte.

Llevar a cabo estos pasos y explicarles a los niños a una edad temprana lo que es la muerte, repercute en su visión a futuro, permitiéndole llevar de una manera distinta el proceso de duelo cuando sea mayor. Además genera un vínculo de confianza, los niños asumen que aún en las peores noticias y en los peores momentos, papá y mamá les dicen la verdad.

Clonan al primer hurón de patas negras en Estados Unidos, ¿salvarán a la especie de la extinción? Síguenos en Google News para mantenerte informado.