Secciones
Florencia Deffis nos habla
Estilo y Vida

Florencia Deffis nos habla "Del amor, las citas y el tiempo de la inmediatez"

La famosa escritora de “Recuperando a mi ex” nos explica las consecuencias de vivir el amor de prisa

por La Verdad

Florencia Deffis nos habla

Florencia Deffis nos habla "Del amor, las citas y el tiempo de la inmediatez"

Muy orgullosos queremos compartirles a la famosa escritora y youtuber Florencia Deffis, en su colaboración del día de hoy en la que nos habla sobre la prisa que nos platica como vivimos el amor en esta época de la "inmediatez".

Mucho hablamos los que nacimos de los 70’s hacia atrás de lo impacientes que nos hemos vuelto para todo ahora que la tecnología y el ritmo de vida en la actualidad nos dan prácticamente todo lo que queremos de manera inmediata, pero ¿qué efecto tiene eso en las relaciones? Sobre todo en las de pareja y más aún con los más jóvenes, los que nunca han tenido que esperar a llegar a casa para ver si el cartero les dejo algo, para ver si tienen mensajes en la contestadora, o para hacer una llamada telefónica.

No deja de sorprenderme como en TODOS los correos y mensajes que recibo (por las historias que me narra la gente (de la edad que sea) el 70% o más de la relación se tiene por medios electrónicos. Y no me refiero a las relaciones que son 100% cibernéticas porque eso ya es arena de otro costal. Hablo de la cantidad de relaciones que van desde formales, semi-formales a totalmente casuales donde casi todo lo importante se habla vía chat.

Me parece que gran cantidad de relaciones no se llegan a formalizar y se quedan en lo totalmente casual gracias al whatsapp y demás tipos de chats.

Romance por "celular".

Volviendo a la inmediatez…

Las mujeres quieren un “novio” de inmediato, una relación formal, alguien a quien llevar a casa de sus papás y los hombres quieren sexo inmediato lo quieren físico, virtual, hablado o en la forma que venga. Ninguna de esas cosas es nueva, la mujer siempre ha buscado una pareja y el hombre siempre ha buscado sexo (quien no esté de acuerdo favor de pelear con Darwin).

Lo que ahora cambia, es que hoy la tecnología de alguna manera engaña a unos y otros haciéndoles pensar que van a obtener lo que están buscando y que será inmediato. En efecto, lo consiguen inmediato y más inmediato aún lo que se tarda en terminar. Las relaciones se han vuelto desechables.

TE PUEDE INTERESAR: Florencia Deffis nos dice "Los hombres SIEMPRE regresan" y explica por qué

De pronto la mujer cree que está en una relación con un sujeto al que prácticamente no conoce porque “chatean” diario, varias veces al día, mientras que el sujeto cree que la chava ya va a “aflojar” porque se dicen cosas picantes por el chat. El chat permite tanto a unos como a otros decir cosas que en persona no se atreverían a decir, lo cual crea una especie de fantasía en la que todo se vale (o por lo menos eso parece).

Mujer enamorada cree que por fin se va a "casar".

Sucede con los textos, que te los pueden mandar aún estando en el trabajo, la escuela, en junta o enfrente de quien sea y los demás no pueden saber lo que se está diciendo, a diferencia de cuando hablas por teléfono, eso también puede crear una sensación (a veces falsa) de complicidad. El punto es que como se puede chatear en cualquier momento (aún a costa de faltarle al respeto a quienes están en nuestra presencia física) con el paso del tiempo se toma a mal que no contestes un mensaje in-me-dia-ta-men-te.

A ver, al iniciar una relación hay un ir y venir de mensajes que no para, tú le dices, él te contesta y así van pasando los días y las semanas hasta que los mensajes ya no son tan frecuentes. Al menos los suyos y tú te desesperas, no entiendes qué pasa, quieres que sea “como antes” y como él no te busca, lo empiezas a buscar tú y quieres que te conteste de INMEDIATO y  a veces eso no se puede.

El Internet es súper veloz, las pizzas llegan en 30 minutos o son gratis, la farmacia llega en 15, quieres ver un programa y no te tienes que esperar a que lo pasen, para eso está torrentz, tivo, el DVR y demás novedades que yo no conozco.

Cuando yo era niña y adolescente nos mandábamos carta por correo y era maravilloso cuando te llegaba un sobre. Nos hablábamos por teléfono y para eso tenías que estar en una casa. Si estabas en el coche (a menos que tu papá fuera verdaderamente “pudiente”) no tenías teléfono en el coche. Si te llamaba el galán y no estabas te dejaba recado.

Cuando hablábamos.

Toda esa espera que generaba el no poder SIEMPRE contactar a alguien de manera inmediata hacía maravillas por una relación (soy fan de la tecnología y no la estoy criticando, lo que critico es el uso que le damos).

No siempre podías localizar a alguien y por eso las salidas se planeaban con tiempo. No hacías planes con el galán para el mismo día. Si querías platicar durante hooooras y horas tenías que verte en persona o pelearte con tu mamá y/o hermanos porque estabas bloqueando el teléfono de la casa y todos lo necesitaban. Hoy cada quien tiene su teléfono y puedes hablar sin parar y nadie te dice nada. Eso en el mejor de los casos, porque ahora ya casi nadie habla y todo es por texto. ¿Qué pasa con tanto texto? Se acaba el misterio.

¿Exceso de mensajes de texto?

La inmediatez acaba con las GANAS que sólo se generan con el paso del tiempo. Los minutos y las horas (a veces días) en las que no sabes qué está haciendo la otra persona, con quién está, ni si está pensando en ti. La inmediatez genera que le restemos valor a las cosas, genera que incluso las personas, se vuelvan desechables.

Dale click a la estrella de Google News y síguenos

No cometas el error de desarrollar la mayor parte de tu relación por medios virtuales, y si por motivos de distancia o cualquier circunstancia así lo tienes que hacer, por horarios o algún tipo de parámetro (para ti misma) que no permita tanta inmediatez.

Temas

Comentarios