Secciones
Florencia Deffis: ¿Te enamoraste de él o de lo que representa?
Estilo y Vida

Florencia Deffis: ¿Te enamoraste de él o de lo que representa?

La famosa escritora de “Recuperando a mi ex” nos habla de cuando una persona en nuestras vidas se ha vuelto demasiado importante y la hemos idealizado en exceso, cuando ni siquiera ha hecho nada para ello.

por La Verdad

Florencia Deffis: ¿Te enamoraste de él o de lo que representa?

Florencia Deffis: ¿Te enamoraste de él o de lo que representa?

Muy orgullosos queremos compartirles a la famosa escritora y youtuber Florencia Deffis, hoy nos habla sobre cuando alguien se ha vuelto demasiado importante en tu vida, y nos recomienda que no le demos ese poder a NADIE.

¿Alguna vez te has enamorado de lo que alguien representa? Bueeeeno, seguro tú no, porque eso no le pasa casi a nadie, pero a alguien que conoces seguro ya le pasó. Para entender aún mejor este post puedes leer “Cuando Idealizas a Alguien” un post algo viejo que viene mucho al caso hoy.

¿Alguna vez ha llegado a tu vida alguien en un momento crítico (bueno o malo) y justamente representa TODO lo que en ese momento necesitas o crees necesitar? ¿Y piensas que es la respuesta o la solución para todo?

Si tan solo pudieras estar con esa persona… si pudieran estar juntos, sería mágico ¿no? y así te quedas un tiempo hasta que (si corres con suerte) algo sucede, con o sin esa persona estando presente y te da un buen reality check.

¿Es real? o lo idealizas.

Cuando te sientes vulnerable porque algo le está faltando a tu vida y llega alguien que representa justamente eso que te falta, es muy fácil “enamorarse” de esa persona. Le echas encima todas tus necesidades, tus carencias, tus ilusiones y sueños rotos y pretendes que como un súper héroe o súper heroína te resuelva todo. 

Después, cuando esa persona no puede o no quiere cumplir con tus expectativas –tan realistas- te sientes engañada y/o traicionado.

Habría que ver quién está traicionando a quién… el pobre individuo (o señorita) que haya llegado a tu vida en el momento equivocado, no tenía, ni tiene ganas de ser héroe ni heroína. 

Quizá te trato de ayudar o te quiso animar dándote un buen momento para hacerte sentir mejor, pero nada más ¿por qué complicar todo aventándoles el paquete de tus broncas? NO es justo ni para ti, ni para ellos. Además después no saben qué fue lo que tanto te decepcionó. 

Si lo único que querían era apoyarte en tu momento difícil y tú por escapar tu realidad lo convertiste en algo que nunca pretendió ser.

De hecho cuando alguien te lastima (en el 90% de los casos) lo hace sin tener la menor intención de hacerlo – no eres tan importante para nadie mija/o- la gente nos lastima por sus propias carencias, por tratarse de proteger o en este caso por nuestras expectativas sobre la persona en cuestión.

La respuesta a nuestros problemas ladies & gents somos nosotros mismos, sí con la ayuda y apoyo de los demás, pero la respuesta siempre la vamos a encontrar adentro, no afuera. Nadie nos va a hacer felices si no sabemos cómo serlo, nadie nos va a amar si no nos amamos primero nosotros mismos, y NADIE nos va a valorar si no lo hacemos nosotros solos primero.

La felicidad está hecha de momentos p-a-s-a-j-e-r-o-s (por lo menos mientras no nos convirtamos en seres iluminados) y mientras no los sepamos vivir al máximo sin llenarnos de expectativas sobre el futuro o sobre los momentos que volveremos a pasar con esa persona, no vamos a disfrutar ni de esos instantes y la vida misma es un instante.

¿Te enamoraste de él o de lo que representa?

A veces los mails que circulan con mensajes que explican por qué la gente llega y se va de nuestras vida me revientan los bigotes,  me parecen más cursis que una mujer adulta con prendas de Hello Kitty (ladies en buena onda, si leen este blog ya no están en edad)…

Por si fuera poco, los hay en diferentes versiones en los que la vida es representada por un tren y hay gente que nos acompaña por trayectos cortos o largos; en otros la vida es representada por una escalera, en la que la gente a la que nos aferramos se va quedando escalones más abajo o bien van más arriba y los tenemos que soltar ya que de otro modo nos lastimamos el brazo…; otro que dice que todo pasa justamente en el momento que tiene que pasar…. 

El punto es, que por cursis que los encuentre, (cuando es la séptima vez que me llegan) tienen mucha verdad porque de lo que hablan es del DESAPEGO.

Los seres humanos seríamos mucho más felices si fuéramos más desapegados. De verdad ¿por qué convertir algo amistoso en romántico; algo romántico en algo sexual; algo sexual en algo trágico? Las cosas son lo que son y hay que disfrutarlas sin estarlas convirtiendo en lo que NO son. 

Si se convierten solas, con el paso del tiempo en algo mejor que maravilla, pero eso ya hay que tomarlo como un plus.

SI QUIERES LEER TODO DE FLORENCIA DEFFIS

Si la gente llega a nuestras vidas en el momento que sea para servir un propósito, no es sano aferrarse a no dejarlas ir cuando lo tienen que hacer. Cuando estás aferrándote a una persona que no quiere o no puede estar contigo, no estás dejando el espacio para que llegue alguien que SÍ quiera y PUEDA hacerlo. 

De hecho puede que esa persona a la que estás tan aferrada/o sea la correcta, solo que no en este momento, puede que necesite irse para tener espacio y perspectiva, regresar cuando esté preparado/a para hacerlo. 

Si no le das ese espacio, puedes contar con que tu miedo a perderlo es exactamente lo que te lo va a quitar.

No dejemos del lado que también tú necesitas espacio para sentir si estas enamorada de una persona o simplemente te enamoraste de lo que representa. Puede representar: juventud, una mejor situación económica, romance, aventura, cultura o todas las anteriores. Pero muchas veces por dejarnos deslumbrar por un momento que fue hermoso, convertimos a alguien en lo que NO es y luego vienen las decepciones.

Solo el tiempo y la convivencia nos hace conocer a la gente como realmente es. ¡No todo lo que brilla es oro!!!

Bien dice el bellísimo poema “El Tiempo” de  Renato Leduc:

“Sabia virtud de conocer el tiempo;

A tiempo amar y desatarse a tiempo;

Como dice el refrán “Dar tiempo al tiempo;

Que de amor y dolor alivia el tiempo;

Aquél Amor a quien amé a destiempo…”

TE PUEDE INTERESAR: Florencia Deffis: Cuando idealizas a alguien

Si ya te “súper enamoraste” de alguien que acabas de conocer da dos pasos hacia atrás y sobre todo dale TIEMPO al tiempo para conocer a tu ti-pa-zo.

También a veces hacemos esto con los amigos, no pierdas amigos ni personas queridas por haberte enamorado de lo que representan o de  las expectativas que tienen ellos, cuando que en el fondo siempre supiste que lo que esperabas era irreal.

Agradéceles lo que recibiste de ellos y deja la puerta abierta… si quieren se pueden quedar, se pueden ir y también pueden regresar cuando estén listos para hacerlo.

Únete a nosotros en Instagram

Temas

Comentarios