Estilo y Vida

Eyaculación precoz: Reconócela, trátala y supérala

La eyaculación precoz es un tema que se debe hablar abiertamente. Foto: medium

Uno de cada tres hombres sufren de eyaculación precoz pero por nuestros tabús y cultura nos impide hablar de esto abiertamente, aquí te decimos todo lo que debes saber.

Por La Verdad

13/08/2020 08:50

Estos hombres que padecen eyaculación precoz primaria, tan sólo el 25% de ellos acude a un médico experto, según datos de Boston Medical Group. Este problema de salud sexual masculina se define como la eyaculación sin control y prematura, que se produce ante una mínima estimulación sexual y que dificulta el coito de manera satisfactoria, tanto para el propio hombre como para su pareja.

La eyaculación precoz ocurre cuando un hombre eyacula antes de lo deseado, ya sea por él o por su pareja, al tener relaciones sexuales. La eyaculación precoz es un problema sexual frecuente. 

¿Cómo se que es eyaculación precoz?

Siempre que suceda con poca frecuencia, no es motivo de preocupación. Sin embargo, se te podría diagnosticar eyaculación precoz si tú:

  • Siempre, o casi siempre, eyaculan en menos de un minuto después de la penetración
  • Nunca, o casi nunca, eres capaz de retardar la eyaculación cuando tienes relaciones sexuales
  • Te sientes angustiado y frustrado, y tiendes a evitar la intimidad sexual en consecuencia
  • La eyaculación se produce sin control antes de lo que uno mismo o su pareja quisiera.
  • La eyaculación se produce antes de la penetración.
  • La eyaculación se produce justo después de la penetración.
  • Siempre se ha eyaculado con esta sintomatología a lo largo de su vida sexual o es un cambio repentino en su comportamiento sexual.
La eyaculación precoz es un tema que debes hablar con tu pareja. Foto: newsnack

Causas

No se conoce la causa exacta de la eyaculación precoz. Si bien alguna vez se pensó que solamente era psicológica, los médicos ahora saben que la eyaculación precoz implica una interacción compleja de factores psicológicos y biológicos.

Causas psicológicas

Los factores psicológicos que podrían tener un rol incluyen:

  • Experiencias sexuales tempranas.
  • Abuso sexual.
  • Pérdida de autoestima.
  • Ansiedad en el varón y en su pareja.
  • Pobre satisfacción con su vida sexual.
  • Bajo nivel de satisfacción de la pareja.
  • Problemas de imagen corporal.
  • Depresión.
  • Preocupación por la eyaculación precoz.
  • Sentimientos de culpa que aumentan tu tendencia a apresurarte durante los encuentros sexuales.

Otros factores que pueden intervenir son:

  • Disfunción eréctil

Los hombres que sienten ansiedad por lograr o mantener una erección cuando tienen relaciones sexuales podrían formar un patrón de conducta por el cual se apresuran a eyacular, lo que puede ser difícil de cambiar.

  • Ansiedad

Muchos hombres con eyaculación precoz también tienen problemas de ansiedad, ya sean relacionados específicamente con su desempeño sexual o con otros asuntos.

  • Problemas de pareja

Si has tenido relaciones sexuales satisfactorias con otras parejas en las que no experimentaste eyaculación precoz, o sucedió pocas veces, es posible que los asuntos interpersonales entre tú y tu pareja actual contribuyan a que se presente el problema.

  • Causas biológicas

Varios factores biológicos podrían causar eyaculación precoz, por ejemplo:

Otras causas

  • Existen otros más que aunque no son muy comunes, son importantes:
  • Niveles hormonales anormales
  • Niveles anormales de sustancias químicas en el cerebro llamadas «neurotransmisores»
  • Inflamación e infección de la próstata o de la uretra
  • Rasgos hereditarios
La mayor parte de los casos de eyaculación precoz es por problemas psicológicos. Foto: freepik

¿Cómo puedo superar la eyaculación precoz?

Si este problema aparece solo de manera ocasional, puedes discutir el problema con tu pareja, intentar controlar la ansiedad y el sentimiento de culpa y poco a poco puedes conseguir controlar tu eyaculación.

Si el problema es persistente y está provocando problemas a tí o a tu pareja debes consultar lo antes posible con un profesional con experiencia en esta patología.

Especialistas

En varios institutos de urología ofrecen un estudio integral, psicológico y andrológico, de la eyaculación precoz. Además debes de saber que existen medicamentos que ayudan a controlar este problema.

Básicamente tienen dos tipos de tratamientos:

  • Psicológicos

Psicoterapia

Terapias conductistas

  • Farmacológicos

Medicamentos.

Crema anestésica sobre el pene.

Técnicas para controlar la eyaculación precoz

Hay diferentes ejercicios que ayudan a controlar la eyaculación precoz:

  • Musculares.
  • De respiración.
  • De estimulación en pareja.
  • De masturbación.

La primera técnica para controlar la eyaculación precoz se basa en la práctica de los llamados ejercicios de Kegel para el fortalecimiento de los músculos pelvianos, a los que se denomina músculo PC, situados entre los genitales y el ano, entre cuyas funciones está precisamente el control de la eyaculación.

Estos ejercicios consisten en la contracción y relajación de estos músculos, en intervalos de cinco segundos y de forma sucesiva. La recomendación es realizarlo al menos 30 veces cada día, sin superar las 100.

Estos ejercicios de Kegel te ayudarán mucho. Foto: economiadigital

Una respiración adecuada durante la relación sexual también es importante para el control de la eyaculación precoz, y sin embargo es algo que muchos hombres ignoran. Para ello es importante estar relajado, lo que se puede lograr mediante un ejercicio de respiración consistente en inspirar profundamente el aire por la nariz y exhalar por la boca de forma rítmica. Los gemidos pueden ayudar a adquirir este tipo de flujo respiratorio. El objetivo es, por supuesto, evitar la eyaculación antes de los 7 ó 15 minutos, manteniendo la atención en las sensaciones de placer que genera el coito.

Existe una última técnica para controlar la eyaculación precoz, conocida como comenzar-parar y que puede realizarse en solitario o en pareja. Básicamente es una técnica de masturbación (la puede realizar uno mismo o la pareja) que consiste en parar cuando se siente que se va a eyacular y dejar que pase el momento de máxima excitación antes de reanudar el masaje del pene. Debe practicarse al menos dos veces por semana.

Estas técnicas para el control de la eyaculación precoz no son excluyentes en ningún hombre. Por el contrario, la combinación de todas ellas permitirá obtener mejores resultados en menor tiempo.

Lee también