Secciones
Evita que las malas finanzas maten tu negocio
Estilo y Vida

Evita que las malas finanzas maten tu negocio

Es normal que como emprendedor tengas muchas deudas y te cueste trabajo crecer, sin embargo con estos consejos evitarás caer en extremos y que las malas finanzas maten tu negocio.

por La Verdad

Evita que las malas finanzas maten tu negocio

Evita que las malas finanzas maten tu negocio

La economía está en cambio constante y por ello es muy probable que tanto grandes como medianas y pequeñas empresas se vean afectadas, sin embargo los emprendedores están más susceptibles a dichos cambios.

Si tú eres uno de ellos y no sabes completamente cómo cuidar tus finanzas, estos consejos te ayudarán a que no sea el dinero el problema que ahogue tu empresa.

Estudia sobre el tema.

Comienza por aprender cómo leer los estados financieros. Si aún no sabes, estas declaraciones te dicen dónde se originó, por cuántas manos pasó y en dónde está tu dinero. Posteriormente, aprende lo más que puedas sobre cualquier aspecto que abarquen las finanzas.

Separa tu dinero del de la empresa.

Necesitas una tarjeta de crédito especial para los gastos relacionados a tu empresa, de esta forma no confundes gastos propios con gastos comerciales. De igual forma, puedes abrir una cuenta de ahorro para el negocio y usar ese dinero para pagar todo lo que tenga que ver con él.

Reduce los costos.

Si puedes recortar un gasto, perfecto, siempre y cuando no afecte en la calidad y servicio que le das a tus clientes, y tampoco afecte el estado de conformidad de tus empleados.

Existen dos tipos de gastos: los fijos y los variables. Los primeros los tienes que hacer sin importar que estés ganando dinero o no, pero los variables pueden ser ese comodín que te ayude a ahorrar.

Por ejemplo:

- En lugar de cierto software costoso, opta por el libre o de código abierto.

- Realiza llamadas o videoconferencias, en lugar de gastar en viajes.

-  Intercambia tus servicios con otros profesionales, etc.

Mide el rendimiento.

Vigila el movimiento de tu dinero y proyecta tus ingresos, gastos y flujos de efectivo con ayuda de los estados financieros pasados. Este conocimiento te guiará para tomar decisiones informadas.

Contrata ayuda profesional.

Ser emprendedor no quiere decir que seas todólogo, además de que hay más probabilidad de que tu negocio prospere si te apoyas de personal talentoso. Por otra parte, está bien que no lo sepas todo, a veces vale la pena contratar los servicios de un experto, incluso si es por un corto tiempo.

Temas

Comentarios