Estilo y Vida

Estudio: COVID-19 persiste tras la recuperación, ¡se esconde en el cerebro!

COVID-19 puede esconderse en el cerebro. Foto: Infobae

Descubre todo acerca del COVID-19 largo, un padecimiento que surge tras la primera infección del virus, ¡de terror!

Por Erika Cedillo

27/01/2021 05:21

Un nuevo estudio reveló que el COVID-19 no se erradica tras la primera recuperación del paciente, sino que el virus se esconde en el cerebro para desde ahí causar malestares que podrían desencadenar la muerte, ¡impactante!

¿Qué es el COVID-19 largo?

Fue la Universidad de Georgia de los Estados Unidos quien realizó el estudio que se publicó en la revista Viruses, y al respecto, Eric Feigl-Ding, Epidemiólogo de la Universidad de Harvard comentó que esta información revelada por el estudio demuestra que el COVID-19 puede persistir en el sistema nervioso central y en cerebro, pues luego de muchos meses de que los pacientes parecían recuperados se logró detectar al virus, a esto le llamó:

“Covid-largo.”

El experto, alertó que las personas que padezcan de forma prolongada de COVID-19 pueden perder hasta 4 y 8 puntos de coeficiente intelectual, algo como 10 años de conocimiento cognitivo e incluso pueden padecer constantemente falta de concentración, pero eso no es todo, el estudio señala que en hay mil veces más carga viral del nuevo coronavirus en el cerebro que en el sistema pulmonar, ¡increíble!

El COVID-19 puede persistir tras meses de recuperación. Foto: diarioenfermero.es

El estudio realizado por Universidad de Georgia, también destaca que los efectos a largo plazo del COVID-19 dependerán de la carga viral a la que se expusieron y de cómo fueron infectados, pues señaló que, si fue por medio de la nariz, está es un:

“...camino más directo al cerebro que a la boca.”

Además, advierte que cuando el COVID-19 llega al cerebro causa inflamación y esta puede permanecer de forma indefinida y provocar daño constante, de ahí que el doctor Fiegl-Ding expresó su preocupación respecto a las nuevas variantes del virus, especialmente la británica B-117, a que puede ser 30% más letal y 50% más contagiosa.

Ante esto, hizo un llamado a las naciones para que creen una secuenciación genética que puedan identificar a las nuevas variantes y en qué medida se encuentran entre su población, cómo ejemplo de ello, señaló que Dinamarca lo hace además de realizar la prueba PCR, pues así puede:

“...saber cómo se está comportando la mutación del virus.”

TE PUEDE INTERESAR:COVID-19: ¿niños y niñas son más fuertes ante el coronavirus?

Finalmente, en La Verdad Noticias te revelamos que el experto recomendó que los países donde hay más presencia de las nuevas variantes del COVID-19 obliguen a portar mascarillas FFP2 o N95, ya que:

“...con una menor cantidad del virus, una persona puede quedar infectada.”

¿Qué le espera a Joe Biden como el nuevo Presidente de los Estados Unidos? Síguenos en Google News y mantente informado.

Con información de excelsior.com.mx