Estilo y Vida

Estudio: ADN revela como la tuberculosis influye en el sistema inmunitario

¿Cómo influyó la tuberculosis en el sistema inmune? Foto:RTVE

Estudio reciente confirma como la genética puede influir en el sistema inmunitario frente a enfermedades

Por Lucero Cetina

05/03/2021 09:21

Un nuevo estudio ha analizado más de 1.000 genomas humanos antiguos europeos para reconstruir cómo la genética puede afectar al sistema inmunitario, La Verdad Noticias te invita a conocer este estudio.

¿Cómo influyó la tuberculosis en el genoma humano?

La covid-19 es la última enfermedad infecciosa que ha tenido un gran impacto en la vida humana, pero ha habido otras muchas antes. Un nuevo estudio revela ahora cómo la tuberculosis ha afectado a las sociedades europeas en los últimos 2.000 años, en concreto, cómo ha influido en el genoma humano.

Evolución del sistema inmune ante la tuberculosis. Foto: Genotipia

Este trabajo, en el que se emplea ADN humano antiguo, tiene implicaciones para analizar no solo la evolución de las poblaciones, sino también cómo la genética puede afectar al sistema inmunitario. Los resultados se publican en la revista American Journal of Human Genetics.

Lluis Quintana-Murci, autor principal e investigador español que trabaja en el Instituto Pasteur de Francia explica que el análisis de la evolución de nuestros genomas puede ayudarnos a reconstruir epidemias pasadas que han tenido una influencia dramática en la mortalidad.

Los humanos actuales somos los descendientes de quienes han sobrevivido a cambios climáticos y grandes epidemias, como la peste negra, la gripe española o la tuberculosis.

Evolución del genoma humano ante enfermedades

Quintana-Murci añade que este trabajo utiliza la genética de poblaciones para diseccionar cómo ha actuado la selección natural en nuestros genomas.

Esta investigación se centró en la variante P1104A del gen TYK2, implicado en la función inmunitaria, cuyo primer autor, Gaspard Kerner, había encontrado previamente asociada a un mayor riesgo de enfermar tras una infección por Mycobacterium tuberculosis, bacteria responsable de la mayor cantidad de casos de tuberculosis en el mundo.

Utilizando datos de más de 1.000 genomas humanos antiguos europeos, los expertos descubrieron que la variante P1104A apareció por primera vez hace más de 30.000 años.

Este tipo de investigación puede ser complementaria a otros tipos de estudios inmunológicos, como los realizados en el laboratorio. Para los autores, estas herramientas pueden utilizarse para estudiar la historia y las implicaciones de muchas variantes genéticas diferentes para múltiples enfermedades infecciosas.

La belleza de este trabajo reside en que estamos utilizando un enfoque de genética de poblaciones para reconstruir la historia de una epidemia. Podemos utilizar estos métodos para tratar de entender qué variantes genéticas inmunitarias han aumentado más en los últimos 10.000 años, lo que indica que son las más beneficiosas, y cuáles han disminuido más, debido a la selección negativa.

¿Donald Trump regresa a la presidencia en 2024? Síguenos en TikTok para mantenerte informado.