Estilo y Vida

Estos son los trastornos alimentarios más comunes y cómo tratarlos

Estos son los trastornos alimentarios más comunes y cómo tratarlos

¿Conoces los trastornos alimentarios más frecuentes entre las personas? Descubre como detectarlos aquí

Por Elizabeth Trujillo

28/02/2021 06:18

Un trastorno alimentario es un enfermedad mental definido por hábitos alimenticios anormales que afectan negativamente la salud física y / o mental de una persona.

Los tipos comunes de trastornos alimentarios son; trastorno por atracón, anorexia nerviosa, bulimia nerviosa y trastorno por evitación / restricción de la ingesta de alimentos.

Las personas con trastornos alimentarios pueden presentar una variedad de síntomas. Sin embargo, la mayoría incluye la restricción severa de alimentos, atracones de comida o comportamientos de purga como vómitos o exceso de ejercicio.

Bulimia y anorexia, los trastornos alimenticios más conocidos

En casos graves, los trastornos alimentarios pueden causar graves consecuencias para la salud e incluso pueden provocar la muerte si no se tratan.

En La Verdad Noticias te traemos una descripción más detallada de estos 4 trastornos alimentarios comunes y cómo identificarlos.

Tipos de trastornos alimentarios y síntomas:

Anorexia nerviosa

La anorexia nerviosa, es un trastorno alimentario potencialmente mortal que se caracteriza por la inanición y la pérdida excesiva de peso. La anorexia es probablemente el trastorno alimentario más conocido.

Generalmente se desarrolla durante la adolescencia o la edad adulta joven y tiende a afectar más a mujeres que a hombres.

El trastorno se diagnostica cuando una persona pesa al menos un 15% menos de su peso corporal normal / ideal. La pérdida de peso extrema en personas con anorexia nerviosa puede provocar problemas de salud peligrosos e incluso la muerte.

Anorexia nerviosa

Los síntomas comunes de la anorexia nerviosa incluyen: peso considerablemente bajo en comparación con personas de edad y estatura similares, patrones de alimentación muy restringidos, y miedo intenso a aumentar de pes.

También se identifica por los comportamientos persistentes para evitar aumentar de peso a pesar de tener bajo peso, una búsqueda incesante de la delgadez y falta de voluntad para mantener un peso saludable.

Además de una gran influencia del peso corporal o de la forma corporal percibida en la autoestima, una imagen corporal distorsionada, incluida el negar tener un peso muy bajo.

Bulimia nerviosa

Al igual que la anorexia, la bulimia tiende a desarrollarse durante la adolescencia y la edad adulta temprana y parece ser menos común entre los hombres que entre las mujeres.

La bulimia es un trastorno alimentario psicológico en el que tiene episodios de atracones (consumir una gran cantidad de alimentos de una sola vez). Durante estos atracones, no tiene ningún sentido de control sobre su alimentación.

Luego, prueba formas inapropiadas para perder peso, como vómitos forzados, ayuno, laxantes, diuréticos, enemas y ejercicio excesivo. Además, las personas con bulimia suelen mantener un peso relativamente normal, en lugar de perder peso.

Bulimia nerviosa

Los síntomas comunes de la bulimia nerviosa incluyen episodios recurrentes de atracones con sensación de falta de control, episodios recurrentes de conductas de purga inapropiadas para evitar el aumento de peso.

Otro síntoma muy evidente incluye la autoestima demasiado influenciada por la forma y el peso del cuerpo, miedo a aumentar de peso a pesar de tener un peso normal.

Trastorno por atracón

El trastorno por atracón o trastorno alimentario compulsivo es otro trastorno alimentario común, generalmente comienza durante la adolescencia y la edad adulta temprana, aunque puede desarrollarse más adelante.

Las personas con este trastorno tienen síntomas similares a los de la bulimia o el subtipo de anorexia por atracones. Por ejemplo, suelen comer cantidades inusualmente grandes de alimentos en períodos de tiempo relativamente cortos y sienten una falta de control durante los atracones.

Las personas con trastorno por atracón no restringen las calorías ni utilizan comportamientos de purga, como vómitos o ejercicio excesivo, para compensar sus atracones.

Trastorno por atracón

Los síntomas comunes del trastorno por atracón incluyen comer grandes cantidades de alimentos rápidamente, en secreto y hasta sentirse incómodamente lleno, a pesar de no sentir hambre; sensación de falta de control durante los episodios de atracones.

También se incluyen sentimientos de angustia, como vergüenza, disgusto o culpa, al pensar en el comportamiento de atracones, y no utilizar comportamientos de purga para compensar los atracones.

Las personas con este trastorno a menudo tienen sobrepeso u obesidad. Esto aumenta su riesgo de complicaciones médicas relacionadas con el exceso de peso, como enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y diabetes tipo 2.

Trastorno de ingesta de alimentos por evitación / restricción

Este trastorno se caracteriza por no cumplir con sus requisitos nutricionales diarios mínimos porque no tiene interés en comer; evita alimentos con determinadas características sensoriales, como color, textura, olor o sabor.

También le preocupan las consecuencias de comer, como el miedo a atragantarse. No se evita la comida por miedo a subir de peso.

El trastorno puede resultar en una pérdida de peso significativa o en la imposibilidad de aumentar de peso en la infancia, así como deficiencias nutricionales que pueden causar problemas de salud.

Trastorno de ingesta de alimentos por evitación / restricción

Qué puede hacer usted sobre los trastornos alimentarios

Atención médica: la mayor preocupación en el tratamiento de los trastornos alimentarios es abordar cualquier problema de salud que pueda haber sido una consecuencia de los trastornos alimentarios.

Nutrición: esto implicaría la restauración y estabilización del peso, orientación para una alimentación normal y la integración de un plan de alimentación individualizado.

Terapia: Diferentes formas de psicoterapia, como individual, familiar o grupal, pueden ser útiles para abordar las causas subyacentes de los trastornos alimentarios.

Es una pieza fundamental del tratamiento porque le brinda a una persona en recuperación la oportunidad de abordar y curarse de eventos traumáticos y aprender habilidades o métodos de afrontamiento más saludables para expresar emociones, comunicarse y mantener relaciones sanas.

Medicamentos: algunos medicamentos pueden ser efectivos para ayudar a resolver los síntomas del estado de ánimo o de ansiedad que pueden ocurrir con un trastorno alimentario o para reducir las conductas alimentarias dañinas.

Clonan al primer hurón de patas negras en Estados Unidos, ¿salvarán a la especie de la extinción? Síguenos en Google News para mantenerte informado.

Recibe las noticias por E-mail

Debes ingresar un E-mail. Debes ingresar un E-mail válido.
¡Tu suscripcion ha sido exitosa!

Suscribirse implica aceptar los términos y condiciones