Estilo y Vida

Estas son las señales de advertencia de que podría estar desarrollando diabetes

Estas son las señales de advertencia de que podría estar desarrollando diabetes

La diabetes puede ser díficil de detectar en sus etapas tempranas ¡Estos son los síntomas de los que debes estar pendiente!

Por Elizabeth Trujillo

13/03/2021 06:33

Tantas personas tienen diabetes (aproximadamente 1,5 millones de personas diagnosticadas con esta afección cada año), que uno pensaría que sería fácil de detectar.

Pero aunque la afección es relativamente común, muchas personas no se diagnostican porque los primeros síntomas pueden ser vagos, pasarse por alto fácilmente al principio o confundirse con otras afecciones.

Siga leyendo La Verdad Noticias para conocer cuales son las primeras señales que su cuerpo puede enviar cuando desarrolla diabetes y todo lo que debes saber de cada una de ellas.

Aumento de la sed

Aumento de la sed

Un signo temprano muy común de diabetes, el aumento de la sed ocurre porque la diabetes hace que el azúcar (glucosa) se acumule en el torrente sanguíneo.

Normalmente, los riñones procesan la glucosa, pero cuando se abruman, el exceso se elimina con la orina. El agua de otros tejidos corporales es arrastrada con él, dejándolo deshidratado y deseando líquidos para reemplazar lo que ha perdido.

Expertos como la Escuela de Medicina de Harvard recomiendan beber de cuatro a seis vasos de agua por día. Si se está hidratando adecuadamente pero ha notado un aumento en la sed, hable con su médico.

Orina frecuentemente

Orina frecuentemente

En la diabetes temprana, el cuerpo aumentará la producción de orina, tratando de eliminar ese exceso de azúcar en la sangre, y es posible que tenga que hacerlo con más frecuencia.

"Es importante saber qué es normal para su cuerpo", dice Leigh Tracy, dietista registrada, "El individuo promedio orina entre siete y ocho veces al día, pero para algunos, hasta 10 veces al día es normal".

"Si está orinando más de lo normal, y especialmente si se despierta varias veces en medio de la noche para orinar, hable con su médico de atención primaria de inmediato", dice Tracy.

Hambre excesiva

Hambre excesiva

La diabetes hace que la glucosa en sangre aumente de forma incontrolable. Al mismo tiempo, evita que las células utilicen la glucosa para obtener energía. Esa falta de energía te puede dar hambre.

"Si nota que tiene hambre constantemente a pesar de que acaba de comer comidas y bocadillos regulares durante el día, debe hablar con su médico", dice Tracy.

Fatiga

Fatiga

Debido a que la diabetes eleva el azúcar en la sangre al mismo tiempo, evita que el cuerpo la use para obtener energía, lo que puede causarle fatiga. La micción frecuente también puede interrumpir su sueño.

Hay una diferencia entre cansancio y fatiga. El cansancio normal mejora después del descanso. Pero si aún se siente agotado a pesar de haber dormido lo suficiente, vale la pena hablar con su médico.

Visión borrosa

Visión borrosa

Según la Clínica Mayo, los niveles altos de glucosa en sangre extraen líquido de los tejidos, incluido el cristalino de los ojos. Esto puede afectar su capacidad para concentrarse y causar visión borrosa.

La diabetes también puede hacer que se formen nuevos vasos sanguíneos en las retinas, dañando los vasos establecidos. Si esos cambios progresan sin tratamiento, pueden conducir a la pérdida de la visión.

Cortes o moretones que no sanan

Cortes o moretones que no sanan

La diabetes puede hacer que las lesiones cutáneas, como cortes y hematomas, cicatricen más lentamente. El nivel alto de azúcar en sangre puede endurecer los vasos sanguíneos, ralentizar el flujo sanguíneo y evitar que el oxígeno y los nutrientes lleguen a los cortes y hematomas para curarlos.

La afección también puede dañar el sistema inmunológico, lo que ralentiza los procesos de reparación naturales del cuerpo. Si nota que los cortes o hematomas no se están curando tan rápido como antes, consulte a su proveedor de atención médica.

Pérdida de peso involuntaria

Pérdida de peso involuntaria

Perder peso sin cambios en la dieta o el ejercicio puede sonar genial, pero es la definición de demasiado bueno para ser verdad: puede significar una condición de salud grave como hipertiroidismo, cáncer o diabetes.

Cuando los diabéticos pierden glucosa al orinar con frecuencia, también pierden calorías. Esto puede evitar que las células absorban glucosa de los alimentos para obtener energía, y el cuerpo puede comenzar a quemar sus reservas de grasa como combustible. Ambos pueden resultar en pérdida de peso.

Hormigueo, dolor o entumecimiento en manos o pies

Hormigueo, dolor o entumecimiento en manos o pies

La diabetes puede provocar un tipo de daño a los nervios llamado neuropatía, que puede causar hormigueo o entumecimiento en las extremidades, como las manos o los pies.

Esto es peligroso porque el entumecimiento puede hacer que los cortes o las lesiones sean más fáciles de pasar por alto, y debido a que la diabetes puede hacer que las heridas cicatricen más lentamente, pueden surgir complicaciones.

Esté al tanto de lo que está sucediendo con su cuerpo, y si experimenta algún dolor, entumecimiento u hormigueo inusual en sus manos o pies, consulte a un proveedor de atención médica sin demora.

"Ningún" sintoma también es una señal

"Las personas a menudo no tienen síntomas de diabetes", dice Kristine Arthur, internista de MemorialCare Medical Group en Irvine, California.

"A veces pueden notar un aumento de peso, un hambre persistente y un aumento de la fatiga asociados con los niveles altos de insulina, pero estos síntomas pueden estar presentes en otras afecciones, por lo que es importante hacerse análisis de sangre para averiguar cuál es la causa".

Controle sus niveles de HgbA1c (a veces llamado "A1c") con un análisis de sangre cada año durante su chequeo de rutina.

¿Variante brasileña de Coronavirus podría afectar a toda Latinoamérica? Síguenos en Twitter para mantenerte informado.