Estilo y Vida

Estados Unidos aumenta su consumo del alcohol y cigarro durante la pandemia

La pandemia ha tenido un impacto negativo en el estilo de vida de los estadounidenses.

La pandemia ha tenido un impacto negativo en el estilo de vida de los estadounidenses.

Una investigación reveló que el consumo del alcohol y el cigarro aumentó en Estados Unidos durante la pandemia del coronavirus.

Por Luis Cisneros

14/10/2021 03:17

Un nuevo estudio publicado en la revista Nutrients revisada por un equipo nacional dirigido por la Universidad de California en Los Ángeles descubrió que los residentes de Estados Unidos bebieron y fumaron más durante la pandemia. También se descubrió que pasaban menos tiempo haciendo ejercicio y más tiempo frente al televisor.

“Descubrimos que las regulaciones para restringir las actividades no esenciales y las órdenes de quedarse en casa durante la pandemia han tenido impactos profundamente negativos en múltiples comportamientos de estilo de vida en los adultos estadounidenses", declaró la Dra. Liwei Chen, profesora asociado de epidemiología de la Facultad de Salud Pública Fielding de UCLA y autor principal del estudio.

Los residentes de Estados Unidos bebieron y fumaron más durante la pandemia.

En un comunicado emitido por la Universidad de California en Los Ángeles, se añadió la siguiente información: “Por muy malos que hayan sido estos cambios para todos los estadounidenses, impactan de manera desproporcionada a las minorías raciales y étnicas en los Estados Unidos, que ya soportan una mayor carga de enfermedad por COVID-19”.

Detalles del estudio HEAP

El estudio HEAP incluyen edad, raza, etnia, educación y género.

Para llegar a estas conclusiones, los autores realizaron una encuesta llamada Estudio de salud, etnia y pandemia (HEAP) en octubre de 2020 entre varios adultos. Cabe destacar que dicho estudio fue financiado por el Centro para la Reducción de las Disparidades en la Salud del Centro Médico de la Universidad de Nebraska, la Sociedad de Economistas de China y la Fundación Conmemorativa Calvin J. Li. Asimismo, se reveló que el estudio fue diseñado por investigadores de varias universidades y llevado a cabo por el Centro Nacional de Investigación de Opinión (NORC) de la Universidad de Chicago.

Los participantes del estudio fueron seleccionados utilizando 48 criterios de muestreo, que incluyen edad, raza, etnia, educación y género. A los más de 2700 seleccionados, se les pidió que informaran cinco comportamientos de estilo de vida antes y durante la pandemia, incluido el tiempo de ejercicio, el tiempo frente a la pantalla, el consumo de comida rápida, el consumo de alcohol y el tabaquismo.

Resultados del estudio

La comida rápida se vio afectada por el pedido de quedarse en casa y al cierre de los restaurantes de comida rápida durante la pandemia.

La relación de los factores sociales y demográficos con cada cambio de estilo de vida se estimó utilizando "modelos de regresión logística multivariable ponderada". De acuerdo a información revelada por los encuestados, el tiempo dedicado al ejercicio disminuyó en más del 31%, el tiempo frente a la pantalla aumentó en más del 60%, el consumo de alcohol aumentó en más del 23% y el tabaquismo aumentó en un 9%

Dicho esto, el consumo promedio de comida rápida se redujo de 1,41 veces por semana a 0,96 veces por semana durante la pandemia. “La disminución observada en el consumo de comida rápida probablemente se deba al pedido de quedarse en casa y al cierre de los restaurantes de comida rápida durante la pandemia… Aunque la mayoría de los participantes de nuestro estudio, alrededor del 77%, redujeron o no vieron un cambio en su consumo de comida rápida, todavía hubo casi un 23% que aumentó la cantidad de comida rápida que comieron en el mismo período”, declaró la Dra. Liwei Chen.

Grupos vulnerables en Estados Unidos

Grupos raciales son más vulnerables al impacto negativo de la pandemia.

Los autores del estudio también identificaron subgrupos que eran más vulnerables a las influencias adversas de la pandemia. En comparación con los blancos no hispanos, los negros no hispanos y los hispanos tenían más probabilidades de tener cambios no deseados en múltiples comportamientos de estilo de vida, incluido el ejercicio, el tiempo frente a la pantalla, la ingesta de comida rápida y el consumo de alcohol

En lo que respecta a los indios americanos y los de la otra categoría racial eran más propensos a disminuir su tiempo de ejercicio y aumentar el consumo de comidas rápidas, mientras que los asiáticos americanos eran menos propensos a aumentar el consumo de alcohol y el tabaquismo

Jóvenes y mujeres, más propensos a los cambios

Los adultos jovenes y las mujeres son más propensos a tener cambios no deseados en su estilo de vida.

Los hallazgos, dijeron los autores, fueron consistentes con los de estudios previos que documentaron la exposición desproporcionada y el sufrimiento de la pandemia de COVID-19 por parte de estos grupos. Además, los adultos jóvenes también tenían más probabilidades de tener cambios no deseados en el tiempo de ejercicio, el consumo de comidas rápidas, el consumo de alcohol y el tabaquismo, en comparación con los adultos mayores. 

Las mujeres tenían mayores probabilidades de aumentar el tiempo de pantalla durante la pandemia y las personas solteras no tenían más probabilidades de disminuir el tiempo de ejercicio que las que estaban casadas o vivían con parejas.

Limitaciones del estudio

Hay un marcado aumento en los comportamientos sedentarios, el consumo de alcohol y el tabaquismo, y una disminución en el ejercicio durante la pandemia.

De acuerdo a información revelada por el estudio, misma que La Verdad Noticias trae para ti, las probabilidades más bajas de fumar durante la pandemia se asociaron con ingresos familiares más altos y las personas con niveles de educación más altos tenían probabilidades más altas de tener más cambios de estilo de vida no deseados, incluido menos tiempo de ejercicio, más tiempo frente a la pantalla y más consumo de alcohol.

En particular, el estudio tiene varias limitaciones, incluido que los datos de la encuesta solo se recopilaron en un momento único durante la pandemia y que se recopiló información limitada para cada comportamiento de estilo de vida debido a las preocupaciones sobre el tiempo y la carga de los participantes. 

Para la ingesta dietética , los investigadores se centraron únicamente en el consumo de comidas rápidas. Sin embargo, los autores dicen que mitigar los impactos del COVID-19 requiere intervenciones efectivas.

“Encontramos un marcado aumento en los comportamientos sedentarios, el consumo de alcohol y el tabaquismo, y una disminución en el ejercicio… Debe estudiarse si persistieron mientras la pandemia continuaba y si la calidad de vida y el bienestar de la salud de las personas se ven afectados posteriormente, pero está claro que los recursos y el apoyo que pueden ayudar a las personas a mantener estilos de vida saludables, durante la pandemia y después , se necesitan con urgencia”, finalizó el Dr. Jian Li, profesor de ciencias de la salud ambiental de la Fielding School y coautor del estudio.

¡Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado con las noticias de hoy!

Fotografías: Redes Sociales