Secciones
Un estudio contempla el uso de cubrebocas en la
Estilo y Vida

El sexo en ‘nueva normalidad’: cubrebocas y distancia de dos metros

Laura Morán comenta que en la "nueva normalidad", podríamos usar en el sexo cubrebocas  ya que no ha desaparecido el COVID-19

por La Verdad

Un estudio contempla el uso de cubrebocas en la "nueva normalidad" durante el sexo. Foto: equilibrioemvida

Un estudio contempla el uso de cubrebocas en la "nueva normalidad" durante el sexo. Foto: equilibrioemvida

La nueva normalidad tras el desconfinamiento llegó y todavía no sabemos si tendremos que volver a aislamos como está pasando. Lo que si sabemos es que probablemente el futuro del sexo sea usar cubrebocas y una distancia de dos metros. Aún no ha desaparecido el COVID-19 y podemos enfermar en cualquier momento si no acatamos las normas de seguridad. 

Para los que no convivan con su pareja o los que prefieran el sexo esporádico, el coronavirus ha hecho que todo sea más difícil. "Para los que quieren tener una vida sexual activa, tenemos que aplicar las mismas medidas de seguridad que para el resto de situaciones: dos metros y mascarilla. Y ver cómo lo hacemos", comenta por teléfono Morán.

"Ha habido estudios, no muchos, que han encontrado restos del virus en semen, fluido vaginal y heces", indica Morán. Aunque todavía no podemos saber si también se puede contagiar la COVID-19 de este modo ni si el uso del preservativo sería suficiente en caso de que así fuera, "el riesgo existe".

"Por el momento las recomendaciones son no tener sexo que implique romper los límites de la distancia social", afirma la sexóloga. "Esa es la premisa, pero somos conscientes de que habrá gente que se lo salte", añade. Pero para tener relaciones sexuales lo más coronavirus free posible, no tener sexo (o tenerlo en la distancia) "es la norma que habría que aplicar".

La saliva como máximo portador.
La saliva como máximo portador durante el sexo. Foto: i1

Sexo a distancia

Una de las posibilidades que se están comentando es la posibilidad de ducharse antes y después del sexo, para eliminar los restos del coronavirus que podamos tener en la piel. 

Sin embargo, el problema sigue estando ahí: "La ducha no elimina el riesgo de contagio porque lo llevamos dentro, en el caso de estar contagiados" explica Morán.

El problema está principalmente en la saliva, "es la conducta de más riesgo" afirma la doctora Morán.

Cualquier práctica en la que puedas transmitir a la otra persona o empaparte del virus, estaría vetado. Aunque me esté dando por detrás y nuestras caras no tengan contacto, yo puedo haber gemido sobre mi pecho, luego tú me acaricias el pecho y ahí que te llevas todo mi coronavirus. Hay que tener en cuenta dos factores: que la incubación es larga (hasta 14 días) y que hay personas que no presentan síntomas, pero pueden contagiar. 

"Aplicaremos las medidas de seguridad: dos metros y mascarilla" Laura Morán, sexóloga y autora del libro Orgasmitos.

No obstante, otros sexólogos, como Paco Cabello, recomiendan el coronasutra. Es decir, posturas sexuales en la que se mantenga más de metro y medio de distancia.

TE PUEDE INTERESAR: Coronavirus: ¿La intimidad sexual podría protegernos contra el COVID-19?

Para Morán, sin embargo, "tiene que haber riesgo cero porque nos la estamos jugando, ha muerto mucha gente...", comenta la sexóloga.

Temas

Comentarios