Secciones
¡Descubre lo que necesitas para disimular esa mirada cansada!
Estilo y Vida

¡Descubre cómo disimular esa mirada cansada!

Ya sea por el trabajo, la escuela o la vida social; si sufres de una mirada cansada este truco que utilizan los maquillistas profesionales te va a encantar.

por LaVerdad

¡Descubre lo que necesitas para disimular esa mirada cansada!

¡Descubre lo que necesitas para disimular esa mirada cansada!

Gracias al contouring, baking, stobing y demás modas del maquillaje, hoy nos podemos ver mas guapas que nunca, pero ¿Cómo hacer para no tener una mirada cansada? Realmente el truco es más fácil de lo que imaginas, y a diferencia de las otras técnicas, no necesitas saber identificar dónde poner el corrector claro y el oscuro, ni nada de eso.

Lo único que tienes que hacer al  terminar tu maquillaje, es agregar un pequeño toque de rubor en el centro del arco de la ceja, cerca del pliegue del párpado.

¡Fácil! ¿Cierto? Este pequeño, pero gran descubrimiento lo compartió Eliecer Prince, National Make Up Artist de Guerlain, quien asegura que con este pequeño truco le podrás dar un aspecto más fresco a tus ojos y disimular esa terrible mirada cansada.

Lamentablemente no podrás encontrar ningún tutorial al respecto, ya que es un paso muy simple que muchos ignoran, pero te sorprendería saber la cantidad de maquillistas profesionales que sí lo utilizan.

Algunos lo comparan con el draping, tendencia heredera del contouring que comenzó en los años 70, que consiste en iluminar el rostro con dos tonos de rubor, pero no sólo en lo pómulos, sino que también en zonas como las sienes, la mandíbula o el centro de la frente.

Pero no te preocupes, este truco es mucho más fácil… mucho. No necesitas dos rubores diferentes ni saber identificar dónde poner el claro y el oscuro; lo único que debes hacer es darle el toque final a tu look con el mismo rubor que utilizaste en los pómulos.

Agrega un pequeño toque de rubor en el centro del arco de la ceja, cerca del pliegue del párpado para lucir una mirada menos cansada.

Pero ojo: Sólo no se recomiendo hacer uso de esta técnica cuando utilizas sombras rosadas ya que podría resultar excesivo.

Por último, te dejamos dos tips más para sacarle el máximo provecho a tu rubor.

1. Sonríe y aplica el rubor en la parte que sobresale de la mejilla, extendiéndolo ligeramente hacia las sienes.

2. Elige un tono que vaya con tu piel.

- Piel clara. Tonos rosados

- Piel medias o cetrinas. Tonos melocotón.

- Piel oscura. Tonos rojizos o frambuesas.


 

Temas

Comentarios