Secciones
Dependencia emocional: Qué es y cómo superarla
Estilo y Vida

Dependencia emocional: Qué es y cómo superarla

La dependencia emocional se trata de un problema por el que se sufre una especie de “enganche” de la pareja porque existe una necesidad de afecto.

por LaVerdad

Dependencia emocional: Qué es y cómo superarla

Dependencia emocional: Qué es y cómo superarla

La dependencia emocional, se trata de un problema por el que se sufre una especie de “enganche” de la pareja porque existe una necesidad muy grande y continua de afecto y aunque suene loco en un mundo de independencia es bastante común que se de, principalmente en las mujeres. 

Es muy fácil confundirse entre amor “verdadero” y tóxico, pues la dependencia emocional o afectiva es apoyarse en la pareja para llenar un sentimiento de vacío, perdiendo el respeto, el amor y la confianza en ti [email protected] dentro de la relación, viviendo principalmente de la atención del otro.

Quien vive en una relación de este tipo viene de un historial de amores fallidos que son fuente de sufrimiento y autodestrucción.

Estas relaciones están caracterizadas por una ausencia de reciprocidad y la persona se vuelve “dador de amor de un sólo sentido”

El amor para estas personas se convierte en una especie de droga que hace mucho daño en la vida de las personas pues la persona que se quiere se vuelve una fuente de malestar, la cual no puedes dejar.

 La dependencia emocional tiene las mismas características de la intoxicación, tolerancia y abstinencia.

Esta situación puede vivirse de forma puntual con una relación, pero lo más frecuente es que el patrón se repita con todas y cada una de las parejas que se tienen.

¿Cómo diferenciar entre amor y dependencia afectiva? 

1. ¿Te cuesta trabajo tomar en cuenta tus propias necesidades y tu salud sobre las de tu pareja?

2. ¿Tienes  sentimientos de culpa o inferioridad?

3. ¿Crees que tus celos pueden ser excesivos?

4. ¿Tiendes a asumir la culpa de todo?

5. ¿Hay sentimientos de ira cuando tienes algún problema con tu pareja?

Aquellos que son dependientes de su pareja se sienten solos, abandonados y descuidados, pero el miedo a la ruptura de la relación es más fuerte que la voluntad de abandonar la situación de sufrimiento.

Otra característica es un profundo sentimiento de incompetencia y baja autoestima, la persona dependiente y necesitada de amor recurre a sacrificar su propia personalidad y espacio vital.

Si te sientes identificada con algunas de estas características, es momento de analizar tu historia y decidir qué es realmente lo que quieres.

Adicción a tener pareja

El dependiente emocional busca parejas dominantes, de carácter fuerte, más bien egoístas y egocéntricas, desconsideradas, posesivas e incluso déspotas, capaces de llegar al maltrato físico y/o psicológico, a las que idealizan en extremo. 

El afectado, a pesar de que reconoce este maltrato y desconsideración, no puede dejar de estar enganchado. Es capaz de pedir perdón, incluso, por cosas que no ha hecho.

El dependiente afectivo volverá una y otra vez a la pareja, del mismo modo que el alcohólico o el drogadicto vuelve a consumir.

Con cada vuelta la situación empeora pues crece el desprecio de la pareja y disminuye la dignidad y la autoestima del dependiente.

Quien sufre de dependencia emocional necesita de su pareja-verdugo y si no la tiene, aparece algo similar al síndrome de abstinencia

Consecuencias de la dependencia emocional

Se producen, incluso, enfrentamientos y rupturas con amigos o familiares por defender esta situación.

El dependiente nunca llega a ser feliz y sufre problemas de ansiedad y/o depresión y un cierto desprecio por sí mismo al ser consciente de que se está arrastrando ante alguien que no sólo no lo ama sino que incluso lo maltrata.

Las personas cercanas al dependiente emocional intentan hacerle ver que esa relación que mantiene es patológica y que sólo le hace sufrir.

El dependiente se enfrentará a ellos por defender su relación e incluso exigirá a sus familiares un trato especial hacia su pareja, del mismo modo que él hace.

También el dependiente puede llegar al abandono de sus propias responsabilidades laborales por satisfacer necesidades de la pareja.

El deterioro social, familiar, laboral y personal del dependiente emocional puede llegar a ser tremendo.

¿Por qué desarrollan dependencia emocional?

Las causas se encuentran en la relación que tienen con sus propios padres, a menudo las personas que sufren de dependencia emocional no recibieron la atención debida en su infancia.

Las necesidades de los niños que no son satisfechas los conducen a desarrollar sentimientos de vergüenza que intentarán eliminar con dependencia, un equilibrio inestable, una imagen de sí mismos alterada y baja autoestima.

Comportamientos inadecuados de parte de los padres como peleas constantes, violencia física o psicológica, adicciones a drogas o alcohol o disciplina extrema, afectan la capacidad del niño de entender sus propios sentimientos y los de los demás y de convivir con los que lo rodean.

Las que sufren más de esto son las mujeres

Se estima que la mayoría de las personas que sufren de dependencia emocional son mujeres, casi a un porcentaje del 99% aunque no faltan los testimonios de muchos hombres que también son afectados por la codependencia.

“Si alguna vez has estado obsesionada con un hombre, tal vez llegaste a sospechar que la raíz de la obsesión no era amor, sino miedo; las que amamos de manera obsesiva estamos llenas de miedo: miedo a estar solas, miedo a no ser merecedoras de amor y consideración, miedo a ser ignoradas, abandonadas o destruidas. Ofrecemos nuestro amor con la absurda esperanza de que el hombre de nuestra obsesión nos proteja de nuestros miedos. Pero en lugar de eso, el miedo y la obsesión se hace más profunda hasta el punto en que ofrecer amor con la esperanza de ser correspondida se vuelve una constante. Y como la estrategia nunca funciona, intentamos de nuevo y amamos aún más. Amamos demasiado”

¿Cómo superar la dependencia emocional?

Para superar la dependencia emocional es fundamental iniciar cuanto antes una terapia psicológica.

No hacerlo puede tener consecuencias nefastas puesto que, con frecuencia, se pasa al maltrato físico y/o psicológico.

Como en cualquier otra adicción, es preciso que quien lo sufre reconozca que tiene un problema y desee buscar solución, lo que puede ser difícil. 

No funcionará nunca ninguna terapia que no sea iniciada por propia voluntad .

Sólo se puede hablar con el enfermo y explicarle que siempre podrá contar con la ayuda de la familia cuando desee poner fin a la situación.

Otra forma de superarlo es así: 

  • Redescubrir tus intereses y tus capacidades naturales fortalecerá tu seguridad y no tendrás necesidad de ser aceptado.
  • Ser autónomo: ¿Tienes miedo a no poder hacer las cosas por ti [email protected] y te apoyabas en tu pareja para todo? Prueba a realizar más actividades por tu cuenta, te sorprenderás de tus capacidades.
  • Confiar en tu fuerza: [email protected] tenemos una fuerza innata que está esperando a ser liberada.
  • Haz de tu salud física y mental tu prioridad.
  • Habla con las personas cercanas a ti para no esconder el problema, tu familia y amigos pueden ser de gran ayuda, lo importante es hablar y no guardarte todo.
  • Hablar y hablar, también puedes visitar a un psicoterapeuta cambiar patrones y elegir un camino más sano.

Temas

Comentarios

Te puede interesar