Secciones
Coronavirus: ¿Es posible dejar de tocarse la cara ante la pandemia del COVID-19? Foto: 1zoom.me.
Estilo y Vida

Coronavirus: ¿Es posible dejar de tocarse la cara ante la pandemia del COVID-19?

Tocarse la cara durante la pandemia del coronavirus, COVID-19, no es recomendable, pero, ¿a qué se debe está necesidad de contacto?

por LaVerdad

Coronavirus: ¿Es posible dejar de tocarse la cara ante la pandemia del COVID-19? Foto: 1zoom.me.

Coronavirus: ¿Es posible dejar de tocarse la cara ante la pandemia del COVID-19? Foto: 1zoom.me.

 ¿En plena pandemia de coronavirus y no dejas de tocarte la cara?, es crucial que, en estos momentos se evite todo contacto de las mucosas con las manos, pues el COVID-19, puede alojarse rápidamente en nuestra boca, ojos y nariz, y seguramente te has preguntado, ¿de donde surge la necesidad de este tipo de contacto?, pues, en este artículo te damos la respuesta.

¿Por qué nos tocamos la cara con las manos?

Parece simple solo decir “no te toques más el rostro y listo”, estarás libre del coronavirus, pero es más difícil de lo que crees, pues, según lo declarado por el médico Maximo Zimerman, quien, es director de Cites-INECO (Instituto de Neurología Cognitiva), podrían pasar años antes de reducar nuestras manías.

El experto declaró: “No tocarse la cara de la manera que lo venimos haciendo ahora requiere de una reorganización cerebral. No está medido, implica años”.

Sin embargo, señaló: “Pero si de manera racional, a conciencia, hoy dejamos de hacerlo, nuestro cerebro, que aprende constantemente, de manera evolutiva hará que, por ejemplo, para una próxima pandemia no sea necesario explicarle al mundo que no se toque la cara. El mundo ya no se estará tocando la cara”.

Tocarse el rostro es un tema cultural

Maximo Zimerman, destacó: “tienen que ver con la cultura, sí, pero a la vez con cierta frecuencia de movimientos, conocidas como conductas repetitivas. Tocarse la cara es lo mismo que mover la cabeza (sí, tampoco no nos damos cuenta de que lo hacemos sin razón), tocarse el pelo o cruzarse de piernas”.

Además, añadió que, aun cuando estás manías son más intensas cuando hablamos de personas que tienen un Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC), aseguró que, todos lo hacemos sin darnos cuenta, en mayor o menor medida.

¿Qué más dice el médico sobre esta manía?

Zimerman, informó: “el circuito que engloba esta conducta repetitiva de tocarnos la cara es muy complejo y no está totalmente esclarecido a la fecha. Se sabe que regiones del cerebro como la corteza motora primaria, corteza pre-motora y núcleos subcorticales están implicados comprometiendo neurotransmisores exitatorios e inhibitorios.

También, enfatizó: “Este hábito forma parte de conductas repetitivas centradas en el cuerpo y se incrementa ante situaciones de estrés”.

TE PUEDE INTERESAR:  Ante pandemia de Covid-19, sin poder lavarse las manos 3 mil millones de personas

Finalmente, agregó: “Que dejemos de tocarnos la cara puede darse de manera consiente o cuando esta pauta se incorpore desde lo inconsciente o automático. Los humanos tenemos esta conducta repetitiva. Si no ejecutarla no puede racionalizarse y automatizarse por parte del individuo, a pesar de que pasen muchos años, no lo vamos a poder evitar”.

Mujer con manos en la cara se ve frente al espejo. FOTO: Duna.cl.
Mujer con manos en la cara se ve frente al espejo. FOTO: Duna.cl.

Con información de Contexto.

Temas

Comentarios