Secciones
El estilo de vida de gente que come comida chatarra, puede ser corto debido a su envejecimiento. Foto: seniorplus
Estilo y Vida

Consumo de comida chatarra podría acelerar el envejecimiento celular

Un estudio ha revelado que las personas que consumen mucha comida chatarra, tienen más posibilidades de acelerar el envejecimiento.

por La Verdad

El estilo de vida de gente que come comida chatarra, puede ser corto debido a su envejecimiento. Foto: seniorplus

El estilo de vida de gente que come comida chatarra, puede ser corto debido a su envejecimiento. Foto: seniorplus

De igual manera, investigadores han informado que consumir tres o más porciones de comida chatarra al día, duplicó la posibilidad de que los telómeros se acortaran en comparación con los de las personas que rara vez la consumían según estudio.

Un marcador para la edad biológica

Para saber qué es un telómero, debemos tomar en cuenta que cada célula humana tiene 23 pares de cromosomas que contienen nuestro código genético. En sus extremos se encuentran los telómeros, que son cadenas de ADN y proteínas y pese a no contener información genética, son vitales para la estabilidad e integridad de los cromosomas.

Los telómeros cortos son un marcador del envejecimiento biológico a nivel celular, algo que se ha sabido durante mucho tiempo. Conforme avanza nuestra edad, nuestros telómeros se van acortando espontáneamente debido a la división celular. Pero puede haber factores, como la alimentación, que pueden acelerar la reducción de su longitud y, por consiguiente, el envejecimiento.

Células humanas y estudio.
El estudio se realizó de acuerdo a células humanas y cromosomas. Foto: byrdie

Personas que comieron comida chatarra y los telómeros

El estudio recabó información de 645 hombres y 241 mujeres de 55 años de edad en adelante que proporcionaron muestras de ADN en 2008, y datos detallados sobre sus hábitos alimenticios que proporcionaron cada dos años desde entonces.

Estos investigadores dividieron a los participantes en cuatro grupos y de acuerdo a su consumo de alimentos ultraprocesados para comparar su estado de salud en función de los datos recolectados.

El grupo que consumió más alimentos de este tipo, tenía telómeros más cortos en comparación con los que comían menos de estos. De esta manera, descubrieron que aquellos individuos en el grupo de alto consumo eran más propensos a tener antecedentes familiares de enfermedades cardiovasculares, diabetes y grasas en sangre anormales.

Esos mismos individuos, consumieron menos alimentos normalmente incluidos en la dieta mediterránea, como fibra, aceite de oliva, frutas, verduras y nueces.

Los tres grupos que más consumieron ultraprocesados mostraron una probabilidad de 29, 40 y 82 por ciento, respectivamente, de tener telómeros más cortos en comparación con el grupo que comió dichos alimentos en menor cantidad.

Hábitos alimenticios.
El estudio se realizó en cuatro grupos con distintos hábitos alimenticios. Foto: blogspot

Los resultados del estudio

Los estudios previos habían arrojado resultados similares y sugirieron un posible vínculo entre el consumo de bebidas azucaradas, carnes procesadas y otros alimentos cargados de grasas saturadas y azúcares. Pero los hallazgos no habían sido tan concluyentes como en este.

Ahora bien, aunque la correlación encontrada entre la longitud del biomarcador de edad y la dieta es fuerte, los investigadores reconocen que aún no se ha podido establecer una relación causal directa entre ellos.

TE PUEDE INTERESAR:Te presentamos el secreto para retrasar el envejecimiento

De lo que sí hay evidencia científica robusta es de una fuerte correlación entre los alimentos ultraprocesados y la hipertensión, la obesidad, la depresión, la diabetes tipo 2 y algunas formas de cáncer, todas estas afecciones asociadas con la edad, el estrés oxidativo y la inflamación y que de igual forma también están relacionadas con la longitud de los telómeros.

Temas

Comentarios