Secciones
Conoce a las Princesas que solían ser plebeyas
Estilo y Vida

Conoce a las Princesas que solían ser plebeyas

Descubre cómo lucían las royals del momento, antes de convertirse en Princesas. De una vida común y corriente a una llena de lujos, estilo y trabajo político.

por LaVerdad

Conoce a las Princesas que solían ser plebeyas

Conoce a las Princesas que solían ser plebeyas

¿Alguna vez pensaron en convertirse en Princesas? Como salido de un cuento de hadas, estas plebeyas se convirtieron en miembros de la realeza y le dieron un giro de 180° a su vida. De una vida común y corriente a una llena de lujos, estilo y trabajo político.

Duquesa de Cambridge

Kate Middleton y el Príncipe William.

Si bien Kate Middleton nunca formó parte de la realeza, sí venía de una familia acomodada en Inglaterra, lo que le permitió estudiar en la misma Universidad que el Príncipe William. Actualmente, su estilo sigue latente en su nueva imagen y es una de las royals que tuvo una transición sutil, ya que sólo hubo que adaptar ciertas prendas a las normas y protocolos de la Corona.

Kate Middleton.

Mary de Dinamarca

Mary y el Príncipe de Dinamarca.

Según cuenta Mary, una adivina le leyó el futuro y le advirtió que abandonaría su trabajo por un hombre extranjero, que se volvería famosa y viviría en Europa. Definitivamente no esperaba que se tratara del Príncipe de Dinamarca, a quien conoció durante los Juegos Olímpicos del año 2000. Pasó de ser una exitosa ejecutiva de publicidad, viviendo en Australia, a una Princesa en Dinamarca

Mary de Dinamarca.

Sofía de Suecia

Sofía Hellqvist y el Príncipe Carlos Felipe.

La historia de Sofía Hellqvist no fue nada fácil. A pesar de ser prácticamente amor a primera vista con el Príncipe Carlos Felipe, sus suegros tardaron varios años en aceptarla en la familia, pues aunque ahora ocupa su lugar como Princesa de Suecia y duquesa de Värmland, anteriormente apareció ante los reflectores por su participación en el reality show Paradise Hotel.

Sofía Hellqvist.

Mette-Marit de Noruega

Mette-Marit y el Príncipe de Noruega.

Mette-Marit pasó de ser mesera en un restaurante en Oslo y madre soltera, a Princesa de Noruega. Conoció al Príncipe Heredero en un festival de música y aunque en ese entonces era un poco rebelde y llevaba un estilo relajado, supo adaptarse perfectamente a su nuevo papel como miembro de la realeza.

Mette-Marit.

Charlene de Mónaco

Charlene de Mónaco y el Príncipe Alberto.

Antes de casarse con el Príncipe Alberto y convertirse en Princesa de Mónaco, Charlene era una importante deportista. Era representante olímpica de Sudáfrica en natación y participó en los Juegos de Sídney 2000 y en los Commonwealth Games de 1998 y 2002.

 Princesa Charlene de Mónaco.

Duquesa de Wessex

Duquesa de Wessex y el Príncipe Eduardo.

Sophie Rhys-Jones solía tener una carrera en las relaciones públicas antes de casarse con el hijo de la Reina Isabel, el Príncipe Eduardo. Llegó a trabajar para varias agencias, pero tiempo después logró crear su propia.

Sophie Rhys-Jones.

Duquesa de Sussex

Meghan Markle y el Príncipe Harry.

La royal del momento, Meghan Markle, solía ser actriz en Hollywood. Invirtió varios años de su vida buscando la oportunidad que la llevaría hasta la cima, pero cuando esto ocurrió, gracias a la serie Suits, conoció al Príncipe Harry y tuvo que abandonarlo todo para convertirse en la Duquesa de Sussex.

Meghan Markle.

Temas

Comentarios