Secciones
¿Cómo y cuándo decirles la verdad a tus hijos sobre Santa Claus?
Estilo y Vida

¿Cómo y cuándo decirles la verdad a tus hijos sobre Santa Claus?

Una interrogante que siempre va acompañada de preocupación y angustia, ¿Cómo y cuándo decirles la verdad a tus hijos sobre Santa Claus? Aquí te contamos lo que los psicólogos recomiendan.

por LaVerdad

¿Cómo y cuándo decirles la verdad a tus hijos sobre Santa Claus?

¿Cómo y cuándo decirles la verdad a tus hijos sobre Santa Claus?

Cuando somos pequeños, toda la emoción navideña se centra en varios personajes mágicos que llegan al mundo para traer regalos y mucho amor. Esta creencia es una de las mayores y más fuertes fuentes de ilusión infantil, pero ¿Cuándo es buen momento para terminar con ella?

Si te preocupa generar algún trauma en tus hijos, puedes estar tranquila, pues como explica Jacqueline Woolley, profesora de Psicología y directora del Laboratorio de Investigación de Niños en la Universidad de Texas, en la mayoría de los casos no resultan desolados del todo al descubrir la verdad, y en los casos que sí, ese malestar emocional tiene una duración demasiado corta.

Sin embargo, también aclara que estas fantasías son benéficas, ya que los niños obtienen la oportunidad de experimentar con sus propios pensamientos y emociones, lo cual los lleva a tener mejores habilidades sociales.

¿Cómo y cuándo decirles la verdad a tus hijos sobre Santa Claus?

El único estudio que habla al respecto es “Encounter with reality: Children's reactions on discovering the Santa Claus myth”, de los psicólogos Carl J. Anderson y Norman M. Prentice, el cual indica que los niños descubren la verdad alrededor de los 7 años y experimentan sobre todo reacciones positivas. Por el contrario, los padres son quienes se describen predominantemente tristes.

Beneficios de las fantasías

De acuerdo con la psicóloga clínica de Sanitas y directora del Centro de Psicoterapia Ecoute, Susana Carro Mangone, hay que preservar la tradición cultural de enseñarle a los niños sobre Santa Claus y los Reyes Magos “para permitir organizar en el ámbito familiar un momento de ilusión, anhelos y expectativas, que sabemos que han dejado su huella en el recuerdo”.

Además, revela que dentro de los posibles beneficios psicológicos y emocionales, está el hecho de transmitir valores éticos y humanos más allá de la exclusiva satisfacción de los deseos.

“La vida de los seres humanos se teje de múltiples hilos, no solo de lo evidente. Los sueños y las fantasías que están presentes en los niños y también en los adultos constituyen el magma de las creaciones más apreciadas de la cultura”.

¿Cómo y cuándo decirles la verdad a tus hijos sobre Santa Claus?

Además, agrega que  “son muy necesarias, sobre todo en los niños, para su desarrollo y maduración, porque de estos sueños y fantasías surgen soluciones a los enigmas de la vida que estarán presentes a lo largo de su existencia adulta”.

En cuanto al momento de revelación de la verdad, la especialista aconseja tratarlo como una especie de rito de iniciación, en el cual se le permite al niño hacerse mayor y compartir con los padres el secreto.

“Hay que respetar que en la primera infancia se está en plena creencia y en el gozo del regalo, porque los padres, para el niño, son seres omnipresentes y omnipotentes, y esperar a que el encuentro con la verdad se produzca un poco más tarde, sobre los siete u ocho años, cuando el niño atraviesa ese umbral y comienza a entrar en el camino del mundo de los mayores”.

Indicios

¿Cómo y cuándo decirles la verdad a tus hijos sobre Santa Claus?

Por otro lado, Carro también comparte que los niños siempre emiten señales. “Los niños siempre dan indicios a los adultos de que están en el camino de descubrir la verdad y es fundamental acompañarlos y adaptarnos en este proceso, a su necesidad de saber. El propio niño nos indicará con sus acciones, cuándo y cómo decirle la verdad”.

Y al respecto, la psicóloga Jacqueline Woolley recomienda a los padres ayudar a sus hijos a descubrir la verdad por sí mismos.

“La verdad no hay que explicarla porque ellos mismos la descubren y esto es fundamental para su propio proceso de maduración. Tampoco hay que confundir el descubrimiento de una realidad con los sentimientos que le puede despertar al niño ‘el don del regalo’” Susana Carro Mangone.

Temas

Comentarios

Te puede interesar