Estilo y Vida

¿Cómo ayudar a los jóvenes con trastorno alimentario compulsivo?

¿Cómo ayudar a los jóvenes con trastorno alimentario compulsivo?

¿Cómo ayudar a los jóvenes con trastorno alimentario compulsivo?

El trastorno alimentario compulsivo se ha convertido en uno de los desórdenes alimenticios más comunes entre los jóvenes ¡Descubre como tratarlo!

Por Elizabeth Trujillo

21/02/2021 04:54

Todos comemos en exceso a veces, pero para una de cada 50 personas, incluidos niños y adolescentes, comer en exceso puede convertirse en el problema alimentario más común pero menos comprendido: el trastorno alimentario compulsivo.

El trastorno alimentario compulsivo es una enfermedad mental grave que, junto con otros trastornos alimentarios, como la anorexia y la bulimia, pueden haber empeorado para algunos durante la pandemia, por la incertidumbre, estrés y falta de apoyo.

El trastorno alimentario compulsivo también es llamado trastorno por atracón

La Semana de Concientización sobre los Trastornos de la Alimentación de este año (del 1 al 7 de marzo) se centra en este desorden y, si bien puede afectar a una persona de cualquier edad o sexo, se sabe que la mayoría de los trastornos comienzan en la adolescencia, aunque a veces pueden comenzar antes.

¿Qué es el trastorno alimentario compulsivo?

Tom Quinn, de la organización benéfica para trastornos alimentarios Beat, describe al trastorno alimentario compulsivo como "una enfermedad mental grave" y comenta como:

"No se trata de elegir comer más comida de lo habitual, ni es simplemente un 'exceso': lejos de ser placentero, los atracones son muy angustiantes, y quienes los padecen tienen dificultades para detenerse, incluso si lo desean".

Kerrie Jones, del centro de tratamiento diurno de trastornos alimentarios Orri dice: "Las personas con trastorno por atracón a menudo hablan de entrar en un estado similar al trance cuando se dan atracones"

"Pueden involucrarse en situaciones drásticas y comportamientos anormales para apoderarse de la comida, como robar o comer comida que se ha tirado. No hay placer en los atracones, es un acto compulsivo [...] una respuesta a angustia emocional".

¿Cuáles son los síntomas?

Los signos varían, dice Quinn, pero a menudo incluyen comer cuando no tiene hambre o hasta sentirse incómodamente lleno, acumular comida, evitar comer cerca de otros, retraerse socialmente y aislarse, y aumentar de peso.

A diferencia de las personas con bulimia, las personas que comen en exceso no intentan deshacerse de los alimentos que han ingerido vomitando, aunque pueden ayunar después.

Los sentimientos de auto-disgusto y autolesión también pueden ser parte del trastorno, así como el perfeccionismo, la depresión, afecciones como el trastorno obsesivo compulsivo (TOC) y la ansiedad, baja autoestima y preocupación por la imagen y la apariencia corporal.

"Por lo general, las personas con trastorno por atracón tendrán dificultades para regular sus hábitos alimenticios y su relación con la comida. Pueden alternar entre atracones y luego compensar restringiendo severamente su ingesta de alimentos".

Es común que las personas se sientan atrapadas dentro de un ciclo de atracones y restricciones; puede sentirse extremadamente fuera de control y puede haber mucha vergüenza asociado con los atracones, lo que hace que las personas se aíslen y se vuelvan más reservadas con respecto a la comida y su estado emocional".

¿Cómo pueden los padres ayudar a los jóvenes?

Tan pronto como sospeche que algo anda mal, hable con su hijo y elija un momento tranquilo en el que esté receptivo. Aborda el tema con delicadeza, teniendo en cuenta que los trastornos alimentarios no tienen que ver con la comida.

"La comida es un síntoma de causas emocionales subyacentes mucho más complejas, y es probable que tu hijo sea luchando con condiciones coexistentes como depresión y ansiedad", explica Jones.

Como tratar el Trastorno alimentario compulsivo

"Centrarse en los comportamientos alimentarios de forma aislada puede hacer que se pongan a la defensiva o que nieguen su experiencia, y es muy importante asegurarse de que las líneas de comunicación se mantengan abiertas".

Quinn sugiere que los padres le pregunten a sus hijos cómo se sienten y qué piensan. "Trate de no asumir lo que pueden estar pasando. Es posible que su hijo le diga que quiere que lo dejen solo o que usted no puede hacer nada para ayudarlo, por lo que puede ser útil recordarle que puede escuchar y estará allí para ayudarlos".

Encontrar ayuda especializada es de vital importancia. Un psicoterapeuta, psicólogo o clínica de trastornos alimentarios, junto con un dietista especialista, pueden ayudar a los jóvenes y sus familias a dar pasos importantes a la recuperación.

¿Es posible una recuperación completa?

Quinn y Jones creen sinceramente que con la ayuda adecuada, es posible recuperarse completa y sostenidamente del trastorno alimentario compulsivo.

Jones dice que los expertos en trastornos alimentarios trabajan para curar la causa subyacente del problema, dándoles a los pacientes las herramientas que necesitan para una recuperación sostenible a largo plazo y dándoles esperanza.

"La recuperación variará de persona a persona; algunas personas recuperadas aún pueden experimentar pensamientos de trastorno alimentario de vez en cuando, pero no permiten que surtan efecto mediante el uso de las técnicas de afrontamiento".

Inicia vacunación de adultos mayores contra Covid-19 en México. Síguenos en Facebook para mantenerte informado

¡Y no olvides suscribirte a nuestro canal de YouTube!