Secciones
Claudia Magaña nos habla de la nostalgia.
Estilo y Vida

Claudia Magaña nos habla de la nostalgia

La presidenta de la Asociación 25 Día Naranja A.C. nos habla de lo bonito de recordar los buenos momentos, olores y personas que ya pasaron por nuestras vidas y que se han vuelto innolvidables.

por La Verdad

Claudia Magaña nos habla de la nostalgia.

Claudia Magaña nos habla de la nostalgia.

En su colaboración del día de hoy para la sección Estilo y Vida de laverdadnoticias.com, Claudia Magaña Lugo, presidenta de la Asociación 25 Día Naranja A.C. nos habla de cómo la nostalgia por los bellos momentos que en vez de que se queden como algo triste en nuestras vidas, deben ser lo que nos impulse a vivir la vida.

La nostalgia

Cuando nos acordamos de buenos momentos con familiares que ya no están con nosotros, de esos momentos inolvidables compartidos con grandes amigos, de algo que pudo haber sido y no lo fue. Es como una combinación entre tristeza y melancolía.  Los recuerdos del pasado, de nuestra niñez o por algo que tuvimos y ya no.

Es el deseo de revivir esas etapas felices que experimentamos  a lo largo de nuestras vidas. También sentimos nostalgia por nuestra tierra, nuestra comida,  nuestros amigos, ya que muchas veces por motivos profesionales o personales tomamos la decisión de irnos a otro país y extrañamos todo eso.

La nostalgia.

El solo sentir el aroma de una flor, de un perfume o de algún platillo, nos transporta a   aquella época que compartimos con nuestra abuelita o con nuestra mamá, donde vivimos momentos de gozo y de dicha.

Te puede interesar: Dejando huella con Juan de Lascurain

Todos hemos sentido alguna vez esa tristeza melancólica que nos remota a algún tiempo  atrás; Donde un olor a tierra mojada puede provocar una gran sensación de emoción y felicidad al recordar tu niñez jugando béisbol bajo la lluvia, o ese olor a madera que te traslada  a tus estudios de secundaria porque te recuerda a tu escuela antigua y donde tuviste momentos que son imborrables, como tomar el lunch en el recreo con tus amigos en las escaleras, quedarte en el salón platicando en tu pupitre, etc. donde lo único que nos preocupaba era hacer las tareas y pasar los exámenes. Gratas épocas que al recordarlas se nos transforman los labios en una gran sonrisa y hasta llegas a cerrar los ojos recordando, yo sé que a ustedes también, pero a mí  sí me ha pasada muchas veces, y se siente increíble, es como respirar el pasado que te llena de sensaciones bonitas y exhalarlo en una energía positiva, la cual te permite muchas veces a seguir adelante, tal vez sin tantos miedos, es como recargar pilas ¿no? Quizá porque te hace sentir bien y feliz.

Anhelar el pasado muchas veces  puede producir dolor y quedarnos estancados  entre el pasado y el presente, ya que sabemos que es un viaje al que no podemos regresar aunque sean experiencias que guardamos como tesoros en lo más profundo de nuestro ser donde siempre nos transportamos porque son instantes que nos llenan de felicidad el corazón y nos generan enorme paz interior.

Nostalgia es recordar los momentos que realmente  nos importan, rememorarlos nos produce un efecto positivo y nos ilumina el día, nos hace revivir lo afortunado que hemos sido a lo largo de nuestra vida  y reflexionar sobre cómo fuimos, cómo somos y cómo queremos ser; algunas veces nos protege de la soledad, pero el sentimiento de los bellos recuerdos nos hacen avanzar y trabajar por los retos. Agradecer por todas esas memorias también forma parte de nuestro bienestar.

"Deberíamos utilizar el pasado como trampolín y no como sofá", Harold McMillan

Temas

  • estilo y vida
  • claudia magaña
  • reflexionando entre mujeres
  • 25 día naranja

Comentarios