Estilo y Vida

Cinco cosas que aprendimos sobre el COVID-19 en un año de pandemia

Cinco cosas que aprendimos sobre el COVID-19 en un año de pandemia

Cinco cosas que aprendimos sobre el COVID-19 en un año de pandemia

La pandemia del COVID-19 ha dejado más de 2,5 millones de muertos en todo el mundo, en más de un año de convivir con el virus, ¿qué hemos aprendido?

Por Paloma Franco

03/03/2021 05:16

A poco más de un año que la Organización Mundial para la Salud (OMS) declaró como pandemia al nuevo coronavirus COVID-19, la cifra de contagios ha superado 113 millones en todo el mundo, mientras que las víctimas mortales rebasaron los 2,5 millones, sin embargo, el panorama ha pintado un mejora ante la llegada las vacunas, pero, ¿que no has dejado de enseñanza?

Y es que a lo largo de estos meses de lucha contra el virus, médicos de todo el mundo y científicos han recopilado una gran cantidad de evidencia sobre el nuevo coronavirus, cómo se transmite y cómo podemos tratarlo de una manera más efectiva.

Al comienzo de la pandemia del COVID-19, la cloroquina, un fármaco tradicionalmente utilizado para combatir la malaria, y su derivado, la hidroxicloroquina, fueron vistos como una esperanza en el tratamiento de la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, sin embargo, un año después se demostró que el tratamiento no es útil contra el virus.

Pandemia de COVID-19 provoca desesperación en la medicina

Pandemia de COVID-19 provoca desesperación en la medicina.

Ante la rápida propagación del virus del COVID-19, investigadores chinos probaron diversos tratamientos como la cloroquina y la hidroxicloroquina como medida desesperada ante la misteriosa enfermedad que llegó para paralizar al mundo y genera misterio entre pacientes, académicos y médicos.

En enero de 2020, Didier Raoult, médico y microbiólogo responsable del estudio realizado en Francia admitió que las sustancias del cloroquina y la hidroxicloroquina no reducen la mortalidad ni la gravedad de la enfermedad. Meses más tarde, en julio, la OMS decidió suspender las pruebas con hidroxicloroquina después de descubrir que no había reducción en la mortalidad en pacientes con COVID-19.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, fue uno de los principales defensores del uso de la cloroquina para combatir al COVID-19, incluso a casi un año de los estudios, dijo que no se arrepentirá de haber indicado el fármaco a los pacientes graves. Sin embargo, hasta ahora no existe una eficacia probada en el uso de estos fármacos para el tratamiento del COVID-19.

La pandemia del COVID-19 no es solo una “gripecita”

La pandemia del COVID-19 no es solo una “gripecita”.

Tras la detención de los primeros casos de COVID-19, tanto el presidente brasileño Jair Bolsonaro como el ex presidente de Estados Unidos, Donald Trump despreciaron al nuevo coronavirus, incluso lo declararon como una simple “gripecita”, sin embargo, tal parece que el virus escuchó la declaración de los mandatarios, pues estos han sido los países más afectados de la pandemia.

De acuerdo con datos del Portal de Transparencia de las oficinas de registro, Brasil, el covid-19 fue la causa de muerte con más víctimas el año pasado, superando otras enfermedades de alta letalidad, como ictus, infartos y neumonías, mientras que en Estados Unidos, fue la principal causa de muerte, dejando hasta el momento a más de 500 mil víctimas.

No obstante, aunque el COVID-19 no es una gripe (y es más mortal), muchos de sus síntomas son similares: como la fiebre, tos, fatiga, Algunas personas también pueden experimentar dolores musculares, dolor de cabeza y posiblemente diarrea o vómitos.

El COVID-19 tiene origen animal

El COVID-19 tiene origen animal.

Como informamos en La Verdad Noticias, a principios de febrero, un equipo de la OMS responsable de investigar la aparición del Sars-CoV-2 concluyó, después de una misión en Wuhan, zona cero de la pandemia, que toda la evidencia apunta a un origen "animal" del nuevo coronavirus.

"Todos los datos que hemos recopilado hasta ahora nos llevan a concluir que el origen del coronavirus es animal", indicó el jefe de la misión de la OMS, Peter Ben Embarek al agresar que los datos muestran que el nuevo coronavirus apareció en murciélagos. "Pero es poco probable que estos animales se encuentren en Wuhan. Aún no ha sido posible identificar al animal intermedio".

El uso de cubrebocas es esencial para contener el COVID-19

El uso de cubrebocas es esencial para contener el COVID-19.

El uso de cubrebocas se volvió obligatorio en diversas partes del mundo, como medida para evitar la propagación del COVID-19. Recientemente, los CDC (Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades), en Estados Unidos, indicaron que usar dos mascarillas bien ajustadas puede reducir la propagación del virus en más de un 90%.

De acuerdo a los expertos, el cubrebocas aporta al menos dos beneficios, ya que además de proteger a quienes la usan, protege a quienes rodean a una persona infectada.

En diciembre, la OMS actualizó sus recomendaciones y pidió refuerzo en el uso de cubrebocas, con especial atención a las unidades de salud, y recientemente algunos países europeos desaconsejaron o incluso prohibieron el uso de mascarillas de tela hechas en casa, requiriendo el uso de N95 y PFF2, que ofrecen un mayor nivel de protección.

El COVID-19 no solo afecta a adultos mayores

El COVID-19 no solo afecta a adultos mayores.

Al inicio de la pandemia del COVID-19, la OMS anunció que la población más afectada eran los adultos mayores y personas que padecían alguna enfermedad crónica, sin embargo, un año después se comprobó que no es así, ya que jóvenes y hasta niños han sido afectados por este nuevo coronavirus.

Y es que si bien, el riesgo de desarrollar síntomas graves de COVID-19 aumenta con la edad, y los adultos mayores tienen un mayor riesgo, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus advirtió de que aunque en algunos casos no vayan a sufrir más que síntomas leves, lo que hagan muchos jóvenes puede ser "la diferencia entre la vida y la muerte para otra persona".

Por otro lado, una reciente investigación realizada por la agencia de salud pública del gobierno británico, Public Health England, encontró que la mayoría de las personas que han contraído COVID-19 (83%) tienen inmunidad durante al menos cinco meses. Pero los casos de reinfección, aunque raros, se están identificando en varios países, ¿podría esto provocar un rebrote pese a las vacunas? Déjanos tus comentarios.

¿Donald Trump regresa a la presidencia en 2024? Síguenos en Facebook para mantenerte informado.

Lee también