Secciones
¿Sabías que tiene un significado distinto hablar de piel seca y piel deshidratada? No es para nada lo mismo.
Estilo y Vida

BELLEZA: ¿Cuál es la diferencia entre piel seca y deshidratada?

¿Sabías que tiene un significado distinto hablar de piel seca y piel deshidratada? No es para nada lo mismo.

por LaVerdad

¿Sabías que tiene un significado distinto hablar de piel seca y piel deshidratada? No es para nada lo mismo.

¿Sabías que tiene un significado distinto hablar de piel seca y piel deshidratada? No es para nada lo mismo.

Una piel puede ser seca pero no deshidratada, y una piel puede estar deshidratada y no ser seca, puede ser que te parezca muy confuso y extraño pero es cierto. No es lo mismo hablar de sequedad y deshidratación en la piel. 

Existen varias diferencias entre una y otra y es importante aprender a identificarlas para darles el tratamiento adecuado a cada una.

La sequedad es un estado de la piel, mientras que la deshidratación es una condición, es decir, algo puntual.

¿Piel seca o deshidratada?

Es muy importante conocer las diferencias que existen entre la piel seca y deshidratada, puesto que a veces podemos confundir cuál es cuál y la tratamos de una forma incorrecta

La piel seca tiene un componente genético, carece de aceites naturales, su textura es áspera y su apariencia escamosa, podemos notar que se arruga fácilmente y se siente acartonada sin importar el clima en el que estemos, no puede cambiarse pero si puede tratarse con ayuda de cremas especiales para piel seca.

Es decir este tipo de piel presenta una falta de lípidos en la epidermis, produciendo una mayor evaporación del agua en las células, Además de verse dañada la capa córnea, que es la barrera esencial para la protección de la piel.

La piel deshidratada no es genética sino que le hace falta agua, podemos identificarla por que no es luminosa y empeora con temperaturas frías, usualmente provoca una zona T brillosa y mejillas acartonadas, pero puede tratarse con una crema hidratante.

La piel ya sea grasa, seca o mixta puede deshidratarse por varias razones: cuando está en contacto con el frío o el calor, con los cambios drásticos de temperatura, con la exposición al sol, etc.

Es por eso que una piel puede estar deshidratada, tener arruguitas y tener algún granito molesto de esos que no nos gustan nada.

¿Cómo identificar una de otra de manera fácil?

La piel deshidratada se puede reconocer con la aparición de pequeñas arrugas en las mejillas si nos presionamos la piel de esa zona hacia arriba.

Otro método que no falla es usar mascarillas hidratantes o sérums, que si al usarlas tu rostro va mejorando, tu problema era deshidratación. En cambio, si con la aplicación de este tipo de cremas tu piel sigue tirante y las arrugas permanecen, es que tienes una piel más bien seca.

Además llega a tener un aspecto cansado, textura áspera y reseca.

Sensación de sequedad y sensibilidad al agua caliente y a los jabones.

Los poros se ven aumentados.

Para la piel seca: 

  • En las pieles secas normalmente los poros son pequeños y poco visibles, la piel es fina y puede presentar descamación.
  • Pobreza en grasa, debido a la dificultad para producir o conservar la humedad del agua en la piel.
  • El cutis es opaco, pálido y con poca elasticidad.
  • La piel seca viene determinada por la genética, así que no va a cambiar de repente.

¿Cómo cuidar la piel?

SECA

Debemos evitar lavarnos con agua y jabón, sustituyéndolo por limpiadores vegetales, exfoliarnos 2 veces a la semana, y lo más importante, debemos nutrirla mucho y con productos adecuados. Evita los productos que lleven fragancias.

DESHIDRATADA

Lo primero que tenemos que hacer es beber mucha agua, consumir antioxidantes A, C y E. También es bueno evitar el tabaco, los diuréticos y los laxantes. Una piel deshidratada es fácil que vuelva a hidratarse, mientras que la piel seca siempre será seca.

Temas

Comentarios