Secciones
Ansiedad, preocupación y estrés: ¿sabes qué son y cómo puedes detenerlos? Foto: Mujer asustada en un ataque de pánico de ansiedad extrema, tarde, fuera de tiempo. Fuente: Shutterstock.
Estilo y Vida

Ansiedad, preocupación y estrés: ¿sabes qué son y cómo puedes detenerlos?

Te decimos cómo funciona la ansiedad, preocupación y estrés, para que, puedas identificarlos y ponerlos a raya; ¡libérate!

por LaVerdad

Ansiedad, preocupación y estrés: ¿sabes qué son y cómo puedes detenerlos? Foto: Mujer asustada en un ataque de pánico de ansiedad extrema, tarde, fuera de tiempo. Fuente: Shutterstock.

Ansiedad, preocupación y estrés: ¿sabes qué son y cómo puedes detenerlos? Foto: Mujer asustada en un ataque de pánico de ansiedad extrema, tarde, fuera de tiempo. Fuente: Shutterstock.

Todos hemos sentido alguna vez ansiedad, preocupación estrés, pero, no siempre sabemos si es lo que realmente nos está pasando, por ello, se debe identificar muy bien, cuando nos sentimos con alguno de estos, para poder no solo tratarlo sino tratar incluso de evitar esos desagradables episodios.

Tan solo en los Estados Unidos, de acuerdo a datos de Asociación de Ansiedad y Depresión de Estados Unidos (ADAA, por su sigla en inglés), alrededor de 40 millones de personas, sufren un trastorno de ansiedad, y sobre el estrés, tampoco hay cifras alentadoras, pues, en el 2017, un estudio concluyó que, tres de cada cuatro ciudadanos americanos se sienten estresados.

Derivado de lo anterior, es que, hay que poner atención a nuestro comportamiento y autoconocimiento, pues, estas afecciones son enemigos silenciosos que dañan nuestra mente y cuerpo, así que, te decimos como puedes diferenciarlos y como contrarrestarlos.

¿De verdad sientes preocupación?

De acuerdo con la psicóloga clínica de Mill Valley, Melanie Greenberg: “La preocupación suele consistir en pensamientos repetitivos y obsesivos”, y solo pasa en nuestra mente, así que, si este es tu caso, entonces, sí, realmente estás preocupado.

Las dosis pequeñas de preocupación no son malas, al contrario, de acuerdo con la profesora adjunta de Psiquiatría en la Facultad de Medicina de Harvard, Luana Marques: “La preocupación es una forma que tiene nuestro cerebro para manejar los problemas con el objetivo de mantenerte a salvo”, y sí, te ayuda a tomar decisiones y demos solución a los problemas que se nos presentan.

¿Pero por qué es mala?, bueno, Luana Marques, explicó: “Cuando nos obsesionamos con un problema, esa preocupación deja de ser funcional”; así que, está bien preocuparse, pero, recuerda este proverbio chino:

“Si un problema tiene solución ¿Para qué preocuparse? Y si no la tiene, ¿Para qué preocuparse?”.

¿Cómo alejar de la vida las preocupaciones?

La preocupación, solo será buena efectiva si, luego de esta, puedes hallar una solución a tu problema, si se convierte en un pensamiento obsesivo, entonces, solo te sentirás agobiado sin ningún provecho, así que, ponte reglas firmes sobre ella, puedes comenzar con dedicarle solo 20 minutos de tu tiempo, si sobre pasa ese tiempo, abandona el tema, y enfócate en otra cosa.

Si el problema insiste en tu mente, lo mejor que puedes hacer, es tomar el “el toro por los cuernos”, es decir, obliga a hacer algo al respecto, y soluciónalo, si no tiene solución, no te tortures a ti mismo, no siempre podemos tener el control de todo, hay cosas que no están en nuestras manos.

Otra alternativa para dejar las preocupaciones, es escribirlas, pues, estudios han revelado que si dedicas al menos 10 o 8 minutos a esta actividad tus pensamientos obsesivos se apaciguaran.

Sino es preocupación, ¿es estrés?

Por otro lado, Melanie Greenberg, define esta afección como: “El estrés se define como una reacción a cambios en el entorno o fuerzas que superan los recursos de una persona”, es decir, es una reacción que tiene tu cuerpo al recibir un estímulo exterior a ti que, te pone a prueba o presiona, este, puede ser una fecha límite de entrega.

Si has sentido que, trabajas mejor a presión que sin ella, bueno, el estrés es el causante tu rapidez laboral, ya que, el cuerpo humano se activa para dar solución a ese conflicto que se te ha presentado, y lo hace por medio de una respuesta conductual, así que, libera cortisol y adrenalina, despertando el sistema límbico, poniendo a toda máquina tu cerebro, y estos episodios, son mejor conocidos como episodios de ‘estrés agudo’.

El cuerpo es maravilloso y siempre no ayuda a solucionar todo, así que, el ‘estrés agudo’, no te hace sentir tan mal, aunque, si te hace acelerar la respiración y el ritmo cardiaco, incluso, puede provocar manos sudorosas, pero, en cuanto el conflicto se resuelve, todo vuelve a la normalidad.

Los episodios de adrenalina, pueden ser incluso divertidos, pero, ¿por qué nos quejamos del estrés?, bueno, esto es a causa del estrés crónico, el cual, genera grandes problemas de salud, como debilitar el sistema inmunológico, enfermarte del corazón o causarte enfermedades del sistema digestivo, y es que, cuando está siempre en estado de alerta y lucha, ya no están saludable.

¿Cómo liberarse del estrés?

Existen muchas maneras de hacer sentir mejor a tu cuerpo, una de ellas, es realizar ejercicio, pues, además de, bajar de peso, tu cuerpo se sentirá libre del estrés crónico, así que, tómalo en cuenta, tendrás todo que ganar.

Hay disciplinas como el yoga que, te ayudan a manejar tus emociones y energía, así que, te será bueno practicarla, aunque, un consejo rápido seria, solo centrarte en aquello que está en tus manos controlar, pues, recuerda que, siempre habrá cosas que te sobrepasen, pero, solo serás tú quien decida cómo te afectará todo ello, recuerda que, el estrés es inevitable, incluso, bueno, siempre y cuando lo mantengas a raya.

Si no estrés, tal vez solo es ansiedad

Ahora que, conoces que significa el estrés y la preocupación, entenderás mejor que es sentir ansiedad, y es que, esta es la combinación extrema de las dos afecciones anteriores, pues, Luana Marques, señala:

“la ansiedad es lo que ocurre cuando te enfrentas a mucha preocupación y estrés”.

Luana Marques, define: “La ansiedad de alguna manera es una respuesta a una falsa alarma”, es decir, es una respuesta de angustia extrema que solo pasa en nuestro cuerpo y mente, pues, te alteras imaginando que hiciste algo que tendrá consecuencias desastrosas, como imaginar que hiciste molestar a alguien, sin que, sepas si realmente eso ocurrió, pero no dejas de preocuparte y estresarte por algo completamente irreal.

Además, es importante entender que tener episodios de ansiedad no es lo mismo que tener un trastorno de ansiedad, pues, este, se puede definir así cuando tienes tantos momentos de ansiedad que no puedes realizar una vida cotidiana y es muy grave, así que, debes evitar estos momentos, por tu salud y felicidad, toma el control de tus emociones y pensamientos.

¿Cómo salvarte de la ansiedad?

No lleves al límite a tu su cerebro, ya que, la ansiedad es psicológica y si consumes cafeína, azúcar o alcohol, solo la harás más frecuente e intensa.

Cuando te sientas muy ansioso, debes proponerte dar fin a ese episodio, así que, procura distraerte y poner atención a otro tema, eso te hará sentir más aliviado, un ejercicio práctico, puede ser, centrarte en mover los dedos de tus pies.

TE PUEDE INTERESAR: Así escuchan los perros la PIROTECNIA (Video)

A diferencia del estrés y la preocupación, la ansiedad debe ser liberada disfrutando de tus sentidos, así que, si estás ansioso, puedes, tocar texturas, escuchar melodías que te gusten, incluso, oler algunas esencias, te podría calmar.

Yoga femenino - relájese en la naturaleza. Foto: shutterstock
Yoga femenino - relájese en la naturaleza. Foto: shutterstock

Con información de Alianzatex.

Temas

Comentarios