Secciones
Aghoris, la secta caníbal de India que no usa ropa, bebe en cráneos humanos y fuma marihuana
Estilo y Vida

Aghoris, la secta caníbal de India que no usa ropa, bebe en cráneos humanos y fuma marihuana

Aghoris significa “no aterrador”, pero los increíbles relatos de sus mórbidos rituales te aseguran temor, curiosidad y disgusto.

por LaVerdad

Aghoris, la secta caníbal de India que no usa ropa, bebe en cráneos humanos y fuma marihuana

Aghoris, la secta caníbal de India que no usa ropa, bebe en cráneos humanos y fuma marihuana

"El principio subyacente de su práctica es trascender las leyes de la pureza para alcanzar la iluminación espiritual y ser uno con Dios"

Varias películas nos han planteado la existencia de una que otra tribu recluida en lo más profundo de la selva, prácticamente imposible de encontrar, pero que cuando tienes la mala suerte de toparte con ellas, descubres sus terroríficas tradiciones.

Si bien, muchos de esos largometrajes se quedan en el plano de la ficción, existen tribus en la vida real que son capaces de hacer tus más temibles pesadillas realidad, como el caso de los Aghoris.

Los aghoris comen carne humana, usan cráneos como cuencos y disfrutan del sexo en medio de cadáveres en llamas.

En sánscrito, la palabra Aghori significa “no aterrador”, sin embargo después de saber que comen carne humana, usan cráneos como cuencos y disfrutan del sexo en medio de cadáveres en llamas en los campos de cremación de la India, habría que replantearse el nombre de esta secta caníbal.

"El enfoque de Aghori es asumir los tabúes obvios y romperlos . Rechazan las nociones normales de bueno y malo” James Mallinson, maestro de estudios sánscritos e indios clásicos en la Escuela de Estudios Africanos y Orientales de Londres.

“Su camino hacia el progreso espiritual involucra prácticas locas y peligrosas, como comer carne humana e incluso sus propias heces. Pero creen que al hacer estas cosas que otros evitan, alcanzan un mayor estado de conciencia "

Los Aghori creen que al hacer cosas que otros evitan, alcanzan un mayor estado de conciencia.

Por otra parte, Manoj Thakkar, autor del libro " Aghori: A Biographical Novel" (Los Aghori: una novela biográfica) los califica como un grupo incomprendido pues aunque evidentemente sus prácticas suenan escalofriantes “"Ven todo como una manifestación de un ser supremo. No rechazan ni odian a nadie ni a nada. Por eso no hacen una distinción entre la carne de un animal sacrificado y la carne humana. Comen lo que hay".

Ahora bien, ambos especialistas (Mallinson y Thakkar) creen que hay muy pocas personas que practican realmente (y de form adecuada) el sistema de creencias Aghori, pues aunque muchos se presentan durante los festivales de baño ritual (Kumbh Mela), la gran mayoría son miembros autodenominados que no han tenido una iniciación adecuada.

En cuanto a sus creencias, adoran principalmente a Shiva (dios hindú de la destrucción y su consorte Shakthi)

Los Aghori adoran a Shiva, dios hindú de la destrucción y su consorte Shakthi.

"La mayoría de las personas temen a la muerte. Las tierras de la cremación simbolizan la muerte. Ese es el punto de partida para un Aghori. Quieren desafiar la moral y los valores del hombre común" Thakkar.

Viven desnudos y en su mayoría, se trata de una secta de hombres, pues en el norte de la India sólo ellos son admitidos, pero en los lugares que se aceptan mujeres, estas ahora llevan ropa.

En su mayoría viven desnudos. La ropa es opcional.

Actualmente y durante las últimas décadas, han tomado ideas de movimientos religiosos principales y proporcionan servicios médicos a pacientes con lepra en la ciudad de Varanasi. Brindan terapias que van desde la medicina ayurvédica o el baño ritual, hasta la medicina occidental moderna.

Y aunque varias de sus costumbres nos puedan parecer arcaicas, cada vez son más los que utilizan teléfonos celulares y transporte público, y se visten con algo de ropa para visitar zonas concurridas.

De acuerdo con los expertos, aunque es difícil estimar un número concreto de Aghoris, se piensa que existen como máximo unos pocos miles y a la mayoría de los indios, que están acostumbrados a los caminos de los hombres santos, les parece molesto y desagradable un encuentro con ellos.

Se piensa que existen como máximo unos pocos miles de Aghoris.

Por último, aunque varios participantes de la secta han admitido públicamente haber tenido relaciones sexuales con cadáveres y se permiten el sexo ritual con prostitutas, no aprueban el sexo gay. Y cuando mueren, no se alimentan con los cuerpos de otros miembros, sólo los entierran o incineran como personas normales lo harían.

Temas

Comentarios

TE PUEDE INTERESAR